Podemos repite estrategia y se presenta como única brújula de la izquierda

Echenique argumenta que son los «poderosos» los que temen que su partido toque Gobierno porque pagarán salarios más altos

R.C.Madrid

Unidas Podemos está relativamente satisfecho del resultado de las elecciones del 28 de abril y repetirá en las del día 26 la misma estrategia que ahora le ha puesto en disposición de intentar negociar, pese a la pérdida de 25 escaños, su entrada en el futuro Gobierno de Pedro Sánchez. La formación que lidera Pablo Iglesias, muy maltrecha tras numerosas batallas internas que han provocado su división en múltiples territorios y una escisión en Madrid, se presenta de nuevo como brújula de la izquierda y único garante de que los socialistas no se escoran hacia la derecha ni en España ni en las comunidades autónomas en las que necesite su ayuda.

El secretario de Organización del partido, Pablo Echenique, argumentó este domingo que a los bancos, agencias de rating y grandes empresas les preocupa que puedan entrar en el Ejecutivo porque eso significaría la aplicación de medidas sociales y económicas que beneficiarían a los ciudadanos. «Les preocupa porque saben que van a tener que pagar un salario más digno a sus trabajadores, les preocupa que Unidas Podemos entre en el Gobierno porque saben que vamos a poder acabar con el fraude de la temporalidad y las horas extra, que vamos a poder revertir las reformas laborales que hacen que haya trabajadores pobres en nuestro país», dijo en un acto en Madrid, junto a la candidata a la presidencia de la comunidad Isabel Serra.

Serra, por su parte, también alimentó la idea que, a juicio de Podemos pero también del PSOE, tan bien le funcionó a Iglesias en la campaña de las generales y sembró dudas sobre la posibilidad de que el socialista Ángel Gabilondo recurra a Ciudadanos el día 27. «No ha dejado claro lo que va hacer -reprochó- y hay que decirle que rectifique».