«Los 24 años del PP han envejecido y vaciado la ciudad y la inmensa mayoría de vecinos ya no están dispuestos a resignarse»

El candidato de Ganemos Salamanca a la Alcaldía, Gabriel Risco, en la Filmoteca. /LAYA
El candidato de Ganemos Salamanca a la Alcaldía, Gabriel Risco, en la Filmoteca. / LAYA

Gabriel Risco. Candidato de Ganemos Salamanca

DANIEL BAJO / WORDSALAMANCA

Gabriel Risco encabeza la candidatura de Ganemos Salamanca para las municipales. Insiste en que se puede goberna con «ética» y que el «cambio» está a las puerta. Ha sido coportavoz de Ganemos durante este mandato y cree que, después de 24 años, Salamanca está a punto de cambiar de color electoral.

–¿Por qué quiere ser alcalde?

–Porque es el momento y la hora del cambio. Encabezo una candidatura magnífica, estamos preparados y sabemos lo que queremos hacer y cómo para poner el gobierno municipal a favor de la inmensa mayoría de Salamanca. Tenemos un proyecto para convertir a nuestra ciudad en una ciudad para vivir y trabajar. Tenemos que hacer una ciudad libre, democrática y bien gestionada. Me presento porque creo que podemos aportar a este cambio. Es el momento del cambio.

–¿Pero cree que hay posibilidades efectivas? Porque el PP lleva 24 años gobernando...

–Sí lo creo. Los últimos 24 años del PP y quiénes les han apoyado han envejecido y vaciado la ciudad. La inmensa mayoría de los vecinos no están dispuestos a la resignación, están pidiendo y clamando que esto tiene que cambiar, que tiene que haber futuro y oportunidades en Salamanca. Estamos en las instituciones personas preparadas, valientes, sin intereses personales, que plantean denuncias de cosas negativas que hace el PP, y con valentía para presentar propuestas de futuro y eso se valora y se aprecia. Creo que hay un sensación colectiva de que en este momento es posible cambiar, que Salamanca necesita un gobierno honesto y honrado, que somos capaces de poner en la mesa propuestas para empleo, industria, vivir mejor...

–Ese mensaje de cambio también lo han esgrimido partidos como el PSOE. ¿Son sus rivales a batir?

–No pensamos en a quién hay que batir, pensamos en convencer. Esta coalición cree que es el momento del cambio y que puede gestionarlo, porque somos fiables. La inmensa mayoría de la ciudadanía sabe que en los cuatro años que llevamos aquí cumplimos y hacemos lo que decimos. Otros partidos y candidaturas pueden hablar de cambio, pero no han hecho en estos años y en todos los años en el Ayuntamiento ninguna gestión desde la oposición de compromiso con el cambio. Queremos un mensaje positivo. Pedimos a la inmensa mayoría de las personas su confianza, que nos demos una oportunidad. Tenemos cuatro años de experiencia y sabemos qué hacer con el objetivo de poner el Ayuntamiento a favor de las personas, para que los hijos y nietos de los que viven se puedan quedar y que algunos que emigraron puedan retornar.

–A menos que un partido obtenga 14 concejales, se empezará a hablar de pactos desde el primer día. ¿Qué postura tienen al respecto?

–Mi compromiso es trabajar de aquí al 26. Todo en la vida va marcado por etapas y objetivos. El actual es desde ahora hasta el día 26 y es convencer a la inmensa mayoría para que nos voten. Lo que ocurra tras el 26, lo gestionaremos después del 26. No vamos a plantear quiénes nos van a apoyar en las propuestas de industrialización, rehabilitación... creemos que son positivas y que serían aceptadas por la mayoría. Nuestra coalición es plural. Hemos hecho muchos esfuerzos para coincidir distintas personas y organizaciones y hemos sabido gestionarlos para lograr la candidatura. Es un compromiso para después del 26. Para dirigir una ciudad no hay que ser sectario, sino que hay que pensar en la mayoría y así es cómo lo haremos, desde la pluralidad y la diversidad, contraponiendo a los 24 años de gobierno sectario y de enfrentamiento. Hablamos de un gobierno capaz de aliarse y buscar aliados para sacar a Salamanca del ostracismo.

– Cuando presentaron su campaña electoral, el primer mensaje que lanzaron fue por la industrialización de Salamanca. ¿Por qué ése y no otro?

–Una de las primeras medidas es convocar de forma inmediata una mesa para una nueva política de industrialización en la ciudad. Con algunas características, como que estará liderada desde el Ayuntamiento, pero en la que estemos todos: la Diputación, las patronales, las empresas de economía social, los sindicatos, las universidades... con el objetivo de facilitar proyectos vinculados al futuro, a la economía circular, las renovables, la economía verde... el futuro va por ahí y queremos lograr el futuro para nuestra ciudad. Es la idea al hablar de industrialización. Y también de apoyo a la investigación. Las universidades son fundamentales y el Ayuntamiento ha de apoyar estos proyectos.

– ¿Y en cuanto al empleo y la despoblación? Están siendo dos cuestiones clave en la campaña electoral.

–Un Ayuntamiento no tiene entre sus competencias directas la creación de empleo, pero sí tiene herramientas para favorecer que eso ocurra. Y eso es lo que planteamos. Un Ayuntamiento debe liderar las posibilidades para favorecer que se asienten empresas. Ésa es la idea de la política industrial vinculada a la economía circular. Hay que liderar y buscar aliados. La investigación en la universidad pública es vital. Y el Ayuntamiento también puede exigir a la Junta más financiación para la Universidad. Tenemos un empeño decidido a que se creen empleos dignos e ir hacia adelante en las condiciones de trabajo. Y pensamos en alguna actuación directa, como recuperar empleo publico en el Ayuntamiento, las 400 plazas destruidas estos años.

– Habla de un Consistorio exigente con las administraciones. Entiendo que el actual no se lo ha parecido.

–El Ayuntamiento debe estar al frente de la ciudad en la exigencia de servicios públicos. Es injustificable que el alcalde no esté al frente de las demandas. Seríamos mucho más exigentes. La alcaldía debe estar ahí, porque el Ayuntamiento no tendrá las competencias, pero sí representa a toda la ciudad y debe estar al frente de las necesidades de los servicios públicos aunque no sean de su competencia directa. Por eso debemos hacer una ciudad que cuide de la ciudadanía. El alcalde es el que debe exigir a la Junta, al Gobierno y a Europa.

– Una de sus propuestas es recuperar la gestión del servicio de autobús y el agua. ¿Es necesario?

–Desde nuestro punto de vista y pensando en la mayoría de la población, el servicio del agua es un derecho esencial y hay que recuperarlo para la gestión publica, con consecuencias inmediatas: aseguraría que nadie lo verá cortado, se abarataría el coste para los usuarios y permitiría hacer política sobre el agua, que es un bien esencial, y que no se haga negocio con él. El PP vendió un servicio esencial a una empresa privada.

– ¿Y el autobús? Según el Ayuntamiento, es uno de los servicios mejor valorados y lo gestiona una empresa privada.

–El PP dice que está muy bien valorado, pero nunca se nos ha dicho cómo realizan esas encuestas. Sí sabemos de forma directa que cada vez que hablamos con los vecinos, la primera queja que nos llega es sobre el bus. Barrios como Huerta Otea, Chamberí, San José... la linea 12 que pasa por varios barrios... nos dicen que no sirve, que no les llevan a los hospitales o que no comunican bien unos barrios con otros. Y hoy nos encontramos con que no se pueden cambiar frecuencias, líneas, enlaces... porque hay un señor que es el responsable del contrato que es el jefe de la Policía Local, que es un muro con el que chocan las demandas de las asociaciones de vecinos. Además, el contrato está anulado por la justicia, porque el Ayuntamiento hizo trato de favor a una empresa privada y es una de las cuestiones por las que la mayoría desea un cambio. El gobierno municipal que gestionemos tratará a todo el mundo por igual. Eso es poner orden en la gestión, no este caos y este desorden del PP. Se puede hacer y no costará más una gestión publica. Beneficiará a las personas que viven en los barrios, a la movilidad... Y se puede lograr porque las decisiones se tomarán sobre el servicio, sin tener en cuenta la empresa privada.

–Menciona la situación de los barrios. ¿Qué planes tienen para Buenos Aires?

–Ganemos Salamanca ya lleva cuatro años en ello. Ha sido una de nuestras preocupaciones. Una de las primeras mociones en el pleno fue que se constituyera la comisión de atención a Buenos Aires con instituciones y asociaciones. Las cuestiones que hay que poner en mechar están acordada pero ninguna institución publica, ni Junta, Ayuntamiento o Subdelegación han tenido valentía para ponerlas en marcha. Son medidas que las asociaciones y grupos del barrio están pidiendo.

Uno de los problemas mas graves es el tráfico de drogas y no debemos ocultarlo. No podremos resolverlo si lo tratamos de esconder. Las asociaciones lo tiene claro y lo plantean. Y hay una cuestión que afecta a Buenos Aires y que no se está gestionando bien: el plan Tormes +. Se va a gastar dinero en actuaciones que también tienen que ver con el barrio. No se puede limitar a gastar dinero en hormigón y edificios. O tenemos un proyecto para integrar a los jóvenes del barrio o no servirá. Hablamos de un centro de formación, aunque no sea reglada, que pueda recuperar a personas que han salido de la educación oficial, de un centro de atención a la mujer... si ya la mujer tiene situación difícil en la sociedad, la mujer gitana tiene muchos más problemas y hay que hacer más esfuerzos. Y desde el punto de vista urbanístico hay una zona deteriorada, la fabrica de alcohol, y era la oportunidad de recuperarla para que no quede aislada, pero el Grupo Popular no quiere hacerlo. Es otra ocasión perdida.

Y finalmente hay que poner sobre la mesa la palabra orden. Buenos Aires, como el resto de barrios, debe cumplir las normas. Es muy importante la libertad y los derechos fundaméntales, pero todas las personas debemos cumplir las normas.

– Usted ha sido muy crítico con casos de urbanismo como el Corona Sol. ¿Qué plantean al respecto?

–Respecto al Corona Sol, la primera medida sería la misma que le hemos pedido al equipo de Gobierno en el juzgado: que se inicie un expediente de restauración de la legalidad urbanística, que los técnicos informen de qué hacer. Si ese edifico ha construido de más, que los técnicos digan qué sobra. Eso significa tratar a todas las empresas por igual. El PP ha tratado de forma privilegiada a vecinos de Poco Amarillo y sancionado a vecinos de Pizarrales porque no eran amigos de nadie. Nos vamos a tratar a nadie mejor o peor por amiguismo o circunstancias personales. Si ha incumplido, asuma las consecuencias legales que le correspondan, pero no se lo vamos a perdonar. Y respecto a las licencias, igual. Palco 3 tendrá trato igual, pero no privilegiado. Eso se va a acabar.

– ¿Y con el Puerto Seco? Sobre el papel es muy prometedor, pero lleva años parado.

–Es un proyecto que llega desde 2008, pero no hay nada sobre él, más que las reiteradas intervención del alcalde de turno y de un concejal que permanece siempre hablando de esto. Es un proyecto hueco. Llevamos 4 años en el Ayuntamiento y hemos visto adoptar acuerdos, al año siguiente otro que anula el anterior , y otro más que anula el precedente... el proyecto del Puerto Seco es un desastre sin ninguna consecuencia. Hay que poner suelo a disposición de iniciativas empresariales, pero la primera cuestión es que haya incitativas sobre la mesa. Y lo segundo, que hay que aprovechar los recursos. En MercaSalamanca hay parcelas vacías. Es una sociedad deficitaria participada por el Ayuntamiento, que sólo ha traído ampliaciones de capital e inversión de dinero municipal. Solventemos primero ese problema. Si hay un proyecto industrial con futuro, ofrezcámosle eso. No necesita mas inversión.

Tenemos el compromiso de gestionar con eficacia, de que ni un euro del prepuesto municipal se derroche. Y por eso hay que empezar. ¿Que más adelante hay posibilidad de proyectos con base real y planes sobre la mesa? Los estudiaríamos, por supuesto, pero usemos bien los recursos que hoy tenemos. Aprovechemos ese suelo antes de meternos en más. Adif no ha resuelto los problemas, la Junta no hace más que desprenderse del proyecto... hay muchas incógnitas con este proyecto.