Víctor Caramanzana: «La economía circular está lejos de ser un coste para las empresas»

Víctor Caramanzana/R.GÓMEZ
Víctor Caramanzana / R.GÓMEZ

Presidente de la Cámara de Comercio de Valladolid

Laura Negro
LAURA NEGROValladolid

Desde el 2018, la economía circular es uno de los ejes estratégicos de la Cámara de Comercio de Valladolid. Según su presidente, Víctor Caramanzana, es necesario avanzar hacia una sociedad más sostenible teniendo en cuenta tres pilares: educación, innovación y colaboración. Afirmó que «es el momento de pensar en el futuro a largo plazo, y para ello es necesario educar a la sociedad y a las empresas». Será un reto pasar de una economía lineal a una economía circular, dado que «en 2050, el 70% de la población vivirá en grandes ciudades, lo que conducirá al aumento de la demanda de recursos, mayor generación de residuos y mayor contaminación» Explicó que es indispensable fomentar un desarrollo sostenible basado en la bioeconomía, economía verde y en la economía circular, y afirmó que «el producto debe ser sostenible, ecológico y reciclable desde el momento en el que se diseña».

Fue tajante al afirmar que «la economía circular está lejos de ser un coste para las empresas. Es una oportunidad de negocio y de empleo», pero abogó la precaución en esa transición. «No seamos los 'quijotes' de Europa haciéndolo todo rápido, porque podemos perjudicar gravemente a las empresas. Nos preocupa que ese tipo de decisiones puedan afectar a sectores importantes de nuestra economía, como el del automóvil», dijo.

Dijo que una de las misiones de la Cámara de Comercio de Valladolid es promover el debate sobre la economía circular, para ello, forma parte de una red de activistas conformada por más de 300 líderes a nivel nacional, que pertenece a la Fundación Advanced Leadership (ALF), una organización sin ánimo de lucro, con sede en Washington DC, comprometida con la identificación y formación de líderes mundiales y que está presidida por Juan Verde, y desde la que ser forma e informa a la sociedad sobre la economía circular y el desarrollo sostenible.

En materia de innovación, adelantó que la Cámara está desarrollando un novedoso sistema de implantación de la economía circular en las pymes, que contempla la creación de una herramienta de cooperación e interacción para el intercambio de residuos, así como la creación de un nuevo sello 'Circular Friendly'. Además, destacó que la Cámara de Comercio de Valladolid es una de las 70 organizaciones que constituyen Alastria, un consorcio que busca el desarrollo del ecosistema 'blockchain' en España. «La mejor forma de no gestionar residuos es no crearlos. Para ello, es vital la sensibilización», remató.