Cada trabajador de Castilla y León hizo en 2016 una media de siete horas extras

Cada trabajador de Castilla y León hizo en 2016 una media de siete horas extras
FOTOLIA

Los ocupados de la industria duplican con creces el promedio, mientras los del sector servicios se quedan en la mitad

Á. BLANCOVALLADOLID

Casi siete horas extraordinarias (exactamente 6,93) realizó, de media, cada ocupado castellano y leonés durante 2016. En total, los trabajadores de la comunidad completaron 6,7 millones de horas extraordinarias remuneradas en 2016, el 1,4% menos que en 2015, pero el 7,6% más que 2008. Según un análisis de la empresa de recursos humanos y trabajo temporal Randstad elaborado con datos de la Encuesta Trimestral de Costes Laborales del INE, a nivel nacional se realizaron 133,8 millones de horas extras pagadas, lo que supone un aumento anual del 5,7% y un promedio por ocupado de 7,29 horas.

Por sectores, los trabajadores castellanos y leoneses del sector industrial son los que realizan más horas de este tipo (17,43), seguidos de los de construcción (12,72) y los de servicios (3,78). Es decir, que mientras los ocupados de la industria duplican con creces el promedio autonómico, los del sector servicios no llegan a la mitad.

Los trabajadores de Aragón, Cataluña y Navarra son los que más horas extraordinarias remuneradas han realizado, cada uno de ellos por encima de las nueve horas anuales.

«El volumen de horas extraordinarias está directamente relacionado con el número de ocupados, pero también con la situación económica, que influye en el entorno empresarial y en el mercado laboral» señala Randstad, cuyo director de Relaciones Institucionales, Luis Pérez, cree que «las horas extra remuneradas son la opción adecuada para las compañías cuando tienen un aumento de la producción puntual, pero no pueden ser una salida para evitar el aumento de la plantilla» ya que «una ampliación continuada de la jornada laboral de los trabajadores a través de este tipo de horas conlleva un descenso en la productividad».

Desde el punto de vista sectorial, a nivel nacional, los datos muestran el mismo comportamiento que en Castilla y León, ya que los ocupados que trabajan en el sector industria son los que realizan más horas extra remuneradas. En concreto, cada uno de los ocupados de este sector trabajó 12,27 horas durante 2016. Siguen quienes desempeñan su trabajo en el sector de la construcción (6,78) y, por último, se encuentran los del sector servicios (6,42). Mientras industria y construcción presentan registros de horas extras menores que Castilla y León, el sector servicios casi duplica a nivel nacional el dato autonómico.