Renfe cifra en un 3% el seguimiento de la huelga, pero CGT lo eleva al 85%

Estación de Atocha el día de huelga. / Efe

La operadora cancela más de 700 trenes en la primera jornada de paros parciales y se espera que se anulen otros 2.000 en lo que queda de verano

Edurne Martínez
EDURNE MARTÍNEZMadrid

Tal y como estaba previsto, Renfe canceló este miércoles la circulación de 707 trenes de viajeros debido a los paros convocados por el sindicato CGT coincidiendo con uno de los días clave en la operación salida de verano de los españoles por vacaciones.

Y como siempre ocurre, volvió a haber guerra de cifras. Mientras que los convocantes cifraron en más del 85% el seguimiento de la huelga, la compañía lo situó en el 2,9%, sin tener en cuenta los empleados que no estaban afectados por los servicios mínimos. Así, Renfe señaló que un total de 119 trabajadores secundaron la huelga de los 4.091 que podían hacerlo por no estar incluidos en esos servicios mínimos ni de vacaciones.

Este es solo uno de los cuatro días de huelga parcial (14 y 31 de agosto y el 1 de septiembre) a los que llama el sindicato a unirse a los trabajadores de la empresa, que serán en dos tramos: de 12 de la mañana a 4 de la tarde y entre las 8 y las 12 de la noche, tal y como confirma CGT, que anuncia una cancelación similar el resto de días debido a los «altos» servicios mínimos fijados.

Trenes afectados

De los más de 700 cancelaciones, 230 son trenes AVE y larga distancia y 477 media distancia (regionales), según la resolución de servicios mínimos fijada por Fomento. De hecho, esta cifra del 78% fijado de servicios mínimos para AVE y larga distancia es «desmedido», según CGT, que consideran que los efectos de la huelga se verán muy reducidos por ello.

En cuanto a la media distancia se han fijado unos servicios mínimos del 65% y de Cercanías del 75% en hora punta y 50% en horas valle. Desde el sindicato explican que algunos territorios se verán más afectados que otros (Cataluña es el ejemplo más claro) debido a las diferentes tasas de cobertura ferroviaria.

Devolución o cambio del billete

Los viajeros afectados por el paro tienen la posibilidad de cambiar el billete por otro con horario cercano al comprado, anularlo o cambiarlo por otro día sin coste adicional. Renfe emitió un comunicado en el que recuerda que en un día habitual suelen circular 3.500 trenes de Cercanías, 600 de media distancia y 382 de AVE y larga distancia.

Sus reivindicaciones para ir a la huelga son un aumento de la tasa de reposición, que se acabe con la externalización de los servicios y un impulso a la promoción interna y a la conciliación. Además, denuncia la «imposibilidad» de cumplir el «espíritu» de la reducción de la jornada laboral semanal a 37,5 horas ante la decisión de la empresa de aplicarla diariamente, con una disminución de 17 minutos del tiempo de trabajo, en vez de forma acumulada, sumando días libres.

Se trata del segundo paro convocado por los sindicatos de Renfe en lo que llevamos de verano, ya que el pasado 15 de julio también hubo huelga coincidiendo con la operación salida, con casi 320 trenes cancelados con el paro de CC OO. «Los servicios mínimos decretados rozan la prevaricación» y genera un gran desequilibrio entre «el derecho fundamental de huelga y el derecho a la movilidad», criticaron desde CGT.

Pero por parte del ministerio explican que el porcentaje de servicios mínimos se basa en el hecho de que los paros se han convocado en unos días de «excepcional movimiento de viajeros». «Coinciden la movilidad propia de días laborales con la operación salida y retorno vacacional, y con el inicio del puente del 15 de agosto, afectando, por tanto, a todos los tipos de trenes», argumenta Fomento.

Por tanto, aseguran que sin estos servicios mínimos, el ejercicio del derecho a la huelga «originaría un daño superior e innecesario para los ciudadanos», además de alertar del colapso de las carreteras de acceso a las grandes capitales en caso de restringir el servicio de Cercanías o el perjuicio que se causaría al «excepcional» número de viajeros que ha reservado «con gran antelación» billetes para estas fechas.