Los nuevos funcionarios tendrán un recorte en el cómputo de los moscosos

Los nuevos funcionarios tendrán un recorte en el cómputo de los moscosos

El Gobierno fija que no contará el periodo de prácticas o cursos a la hora de sumar nuevos días de asuntos propios por antigüedad

Lucía Palacios
LUCÍA PALACIOSMadrid

Los más de 2,5 millones de empleados públicos seguirán disfrutando de sus moscosos tal y como lo habían hecho hasta ahora, con los mismos criterios. La única novedad que hay en este tema, que ha levantado polémica durante este miércoles, es que a los funcionarios de nuevo ingreso, aquellos que se incorporen ahora a la Administración, no se les computará el periodo que estén en prácticas o que realicen cursos selectivos a la hora de generar más días por asuntos propios, los denominados 'canosos'.

Es decir, un nuevo funcionario de Prisiones, que tiene que estar un año realizando prácticas, tendrá que trabajar 19 años para que le sumen dos días más por asuntos propios, puesto que al cumplir los seis trienios a este colectivo se le da dos días extra adicionales a los seis que tienen, y otro día más a partir del octavo trienio y sucesivos hasta un máximo de seis. Así lo señalaron desde UGT, aunque el secretario de Estado de Función Pública, José Antonio Benedicto, aseguró a este periódico que «no hay ningún cambio», sino que lo único que se ha hecho es «aclarar» este criterio, puesto que hasta ahora es verdad que cada Ministerio lo interpretaba de forma diferente y algunos «no lo estaban aplicando bien» y sí les computaban este periodo de prácticas.

Los criterios para asignar los moscosos son los mismos que se siguen para las vacaciones: se calculan de forma proporcional al tiempo trabajado

El secretario de Estado sostuvo que desde el año 2008 los criterios para asignar los moscosos son «los mismos que se siguen para las vacaciones», es decir, se calculan de forma proporcional al tiempo trabajado. En este sentido, si un empleado público empieza a trabajar en julio, tendrá derecho a tres días por asuntos propios, y si empieza en enero, a seis. «Y esta Administración no tiene ninguna intención de cambiarlo», precisó Benedicto, que aseguró ser «el primer sorprendido» por esta «polémica» que levantó CSIF al enviar un comunicado a los medios de comunicación denunciando que el Ministerio había recortado «por sorpresa» los moscosos y limitaba los días de libre disposición a las mujeres que se reincorporan tras excedencias por violencia de género, entre otros casos.

El departamento dirigido por Meritxell Batet negó «categóricamente» este tijeretazo -que en algunos medios extendían incluso a las bajas por incapacidad temporal o maternidad/paternidad, algo que no supone reducción alguna- y aclaró que en los casos de excedencia, si ésta es voluntaria, ese periodo no computará para generar moscosos, pero que en el caso de las víctimas por violencia de género, si hay una sentencia, los seis primeros meses -que pueden alargarse incluso hasta un máximo de 18 meses- se contemplan como efectivos a nivel laboral y, por tanto, computan para los 'canosos'.

Desde CSIF insistieron en que no se trata de un recorte solo para los de nuevo ingreso y aseguraron que tuvieron constancia de ello al recibir quejas de personal al que han prorrateado moscosos en su año de jubilación, una situación que «no se daba el año pasado».

Es decir, un nuevo funcionario de Prisiones, que tiene que estar un año realizando prácticas, tendrá que trabajar 19 años para que le sumen dos días más por asuntos propios, puesto que al cumplir los seis trienios a los empleados públicos les dan dos días extra adicionales a los seis que tienen, y otro día más a partir del octavo trienio y así sucesivamente. Así lo señalan desde UGT, aunque el secretario de Estado de Función Pública, José Antonio Benedicto, aseguró a este periódico que «no hay ningún cambio», sino que lo único que se ha hecho es «aclarar» este criterio, puesto que hasta ahora es verdad que cada Ministerio lo interpretaba de forma diferente y algunos «no lo estaban aplicando bien» y sí les computaban este periodo de prácticas.

El secretario de Estado sostuvo que desde el año 2008 los criterios para asignar los moscosos son los mismos que se siguen para las vacaciones, es decir, se calculan de forma proporcional al tiempo trabajado. En este sentido, si un empleado público empieza a trabajar en julio, tendrá derecho a tres días por asuntos propios, y si empieza en enero, seis. «Y esta Administración no tiene ninguna intención de cambiarlo, », precisó Benedicto, que aseguró ser «el primer sorprendido» por esta «polémica» que levantó CSIF al enviar un comunicado a los medios de comunicación denunciando que el Ministerio había recortado «por sorpresa» los moscosos y limitaba los días de libre disposición a las mujeres que se reincorporan tras excedencias por violencia de género, entre otros casos.

El departamento dirigido por Meritxell Batet negó «categóricamente» este tijeretazo -que en algunos medios extendían incluso a los periodos de baja, algo que no supone reducción alguna- y aclaró que en los casos de excedencia, si ésta es voluntaria, ese periodo no computará para generar moscosos, pero que en el caso de las víctimas por violencia de género, si hay una sentencia, los seis primeros meses -que peuden alargarse incluso hasta 18 meses según lo decretado por el juez- se contemplan como efectivos a nivel laboral y, por tanto, computan para los 'canosos'. Y esto sucede también para las excedencias por cuidado de un familiar

Desde CSIF insistieron en que no se trata de un recorte solo para los de nuevo ingreso y aseguraron que tuvieron constancia de ello al recibir quejas de personal al que han prorrateado moscosos en su año de jubilación, una situación que «no se daba el año pasado».

 

Fotos

Vídeos