El gasto en horas extra permitiría crear 5.377 empleos en Castilla y León

El gasto en horas extra permitiría crear 5.377 empleos en Castilla y León
Fotolia

En 2016, las empresas de la región gastaron más de 148 millones de euros en la remuneración de ampliaciones de jornada

Elisa Campillo
ELISA CAMPILLOValladolid

Con el volumen total de dinero que los empresarios de Castilla y León emplearon en remunerar las horas extraordinarias realizadas por sus trabajadores en el año 2016 se podrían haber generado en la comunidad 5.377 empleos. Así, al menos, lo estima un estudio elaborado por la empresa de recursos humanos Randstad, en el que, a través de la Encuesta Trimestral de Costes Laborales y la Encuesta de Población Activa publicadas por el Instituto Nacional de Estadística, analiza las ampliaciones puntuales de jornada realizadas en el último año y el gasto que supusieron para el bolsillo de los empleadores.

En el periodo analizado, el dinero destinado a sufragar estas horas adicionales de trabajo alcanzó una suma total de 148,5 millones de euros en Castilla y León, lo que supone una subida del 5,2% respecto al año 2015, donde el montante ascendió a 141 millones. Respecto al inicio de la crisis, en el año 2008, la cifra ha bajado el 1,9%, pues entonces las empresas de la región destinaron 152 millones anuales al pago de estos extras.

Volviendo a 2016, si esos 148,5 millones de euros invertidos en la retribución de las horas de trabajo realizadas por los trabajadores ya contratados por la empresa se hubiera destinado a la contratación de nuevos empleados dedicados a cubrir ese excedente de producción se podrían haber formalizado 5.377 empleos. Atendiendo al reparto habitual registrado en el mercado laboral de Castilla y León, formado en el 85% por empleados a tiempo completo y en el 15% por trabajadores a tiempo parcial, los cálculos permiten a Randstad afirmar que se podrían contratar 4.568 profesionales a tiempo completo y 809 a tiempo parcial, todos ellos con contratos de doce meses de duración.

En este sentido, el director de Relaciones Institucionales de Randstad, Luis Pérez, explica que «el aumento de la producción puntual puede cubrirse con un medio como las horas extraordinarias, que permiten alcanzar el volumen de producción necesario para satisfacer las demandas del mercado laboral un día concreto. Sin embargo, la ampliación continua de la jornada laboral de los trabajadores mediante este mecanismo conlleva un descenso en su productividad». Además, advierte de que «el uso de contratos temporales o de duración determinada para adaptarse a los incrementos de producción estacionales o puntuales es una herramienta mucho más eficiente para las compañías, que amplían sus plantillas y mejoran sus resultados a través de la productividad».

Conjunto nacional

Y todo ello en el ámbito de Castilla y León. En España, según los cálculos de Randstad, se podría contratar a 92.482 personas durante un año con el dinero empleado en horas extra. En el conjunto del país el pago de ampliación de jornada a sus trabajadores supuso para las empresas españolas una carga total de 2.845 millones de euros en el año 2016, el 6,2% más con respecto a 2015. El volumen, sin embargo, aún se queda lejos del utilizado antes de la crisis, cuando se gastó un total de 3,691 millones de euros, cifra que ha descendido el 22,9%.

Para realizar estos cálculos, Randstad ha tenido en cuenta el coste medio de cada hora extra en Castilla y León, que en 2016 se situó en 22,11 euros, y el volumen de horas remuneradas realizadas, que alcanzó los 6,7 millones, una media de 6,93 horas por cada trabajador ocupado. De media, en España, el coste medio de cada hora extra, durante el último ejercicio, fue de 21,30 euros, y el volumen de este tipo de horas se situó en 133,8 millones, lo que supone una media de 7,29 horas cada empleado.

Remuneración variable

La remuneración media de las horas extraordinarias varía de unas comunidades a otras en un rango de más de diez euros de diferencia. Castilla y León se sitúa cerca de la media, con una diferencia de apenas un euro más. El País Vasco es la región donde mejor pagado está el trabajo realizado a mayores de la jornada convenida, a razón de 28,23 euros la hora de media, mientras que en la Comunidad de Madrid esta labor adicional se paga a una media de 18,10 euros la hora, la remuneración más baja de España.

El coste promedio anual de cada hora extra en el conjunto nacional ha crecido el 0,5% en el último año, pasando de los 21,20 euros en 2015 a los 21,30 pagados de media en 2016. En 2008, al inicio de la crisis, cuando más horas extras se hacían en España, fue también el año en el que peor se pagaron, con una media de 20,94 euros por hora. El pico más elevado, sin embargo se situó en lo más profundo de la crisis, en el año 2013, con un coste medio de 22,15 euros.