Carriedo destaca la rentabilidad de invertir en prevención de riesgos laborales

Fernández Carriedo, en el centro, con el delegado territorial de la Junta en Ávila, José Francisco Hernández Herrero, y la directora general de Trabajo y Prevención de Riesgos Laborales, Amparo Sanz./Raúl Sanchidrián-EFE
Fernández Carriedo, en el centro, con el delegado territorial de la Junta en Ávila, José Francisco Hernández Herrero, y la directora general de Trabajo y Prevención de Riesgos Laborales, Amparo Sanz. / Raúl Sanchidrián-EFE

El consejero ha presentado en Ávila las medidas preventivas para las que la Junta destina 5,6 millones

EL NORTEVALLADOLID

El consejero de Empleo, Carlos Fernández Carriedo, ha inaugurado este miércoles en Ávila una jornada técnica de formación en seguridad y salud laboral para responsables de empresas y profesionales de prevención en equipos de trabajo, donde ha anunciado que la Junta invertirá 5,6 millones de euros en 2017 en medidas destinadas a la prevención de riesgos laborales, que permitirán asesorar a trabajadores y empresarios de más de 9.700 empresas de la comunidad y acciones de formación específica y de sensibilización para más de 10.800 alumnos y trabajadores.

Este encuentro profesional, organizado a través de la Oficina Territorial de Trabajo de Ávila en colaboración con FREMAP, tiene como objetivo dotar de conocimientos sobre la forma de gestionar la seguridad y salud laboral en los equipos, su grado de implicación y dotar de criterios que puedan ser aplicados en los programas de prevención para ayudar a los responsables de los distintos equipos de trabajo a mejorar sus capacidades.

Fernández Carriedo ha destacado la rentabilidad que supone para las empresas invertir en prevención de riesgos laborales ya que por cada euro destinado a este fin se produce un ahorro de 2,2 euros al provocar menor absentismo laboral e indemnizaciones. El consejero ha añadido que la Junta ha incrementado en el 7% el presupuesto destinado a prevención de riesgos laborales y salud laboral, informa Efe.

Las visitas a los centros de trabajo se realizan a través de equipos formados por especialistas tanto de los sindicatos como de la patronal y tienen como objetivo prever situaciones de riesgo y corregir posibles errores de prevención.

En concreto, este plan de visitas con representantes de los agentes económicos y sociales llega a más de 5.000 empresas, a las que hay que sumar las realizadas por la Fundación Laboral de la Construcción, que se centra en este sector específico, con especiales riesgos, y que alcanzará este año más de 2.300 empresas. Además las Unidades de Seguridad y Salud Laboral (USSL) de la Junta realizarán más de 2.300 visitas de asesoramiento en la comunidad.

Formación y sensibilización

Por otra parte, Empleo impulsa programas específicos de formación y sensibilización de alumnos y trabajadores: se está desarrollando un plan de visitas a equipos de trabajo del sector forestal que llegará a más de 3.300 trabajadores, cuya actividad representa un importante potencial de riesgo.

La Consejería, a través de las USSL de cada provincia, está formando a casi 6.600 alumnos en materia de seguridad laboral a los que hay que sumar a más de 1.000 alumnos que asistirán a través del programa de Formación y Sensibilización.

Además, la Consejería de Empleo promueve programas de apoyo para la adquisición de máquinas y equipos de prevención, financia becas de investigación en prevención de riesgos laborales, además de desarrollar junto con las universidades públicas de la comunidad formación para los alumnos de últimos cursos, futuros trabajadores, y para profesores en esta materia. De la misma forma, se promueve la concienciación en los niños y alumnos de los primeros ciclos educativos, a través de colegios, para que la cultura de la prevención comience en edades tempranas. Por último ,se organiza un programa de prevención en el ámbito de los trabajadores autónomos y de las pymes.

El nuevo Acuerdo de Prevención de Riesgos Laborales de Castilla y León 2016-2020 establece dos objetivos prioritarios: reducir la siniestralidad y conseguir la máxima coordinación en las diferentes actuaciones y en programas de prevención.

Este acuerdo, consensuado en el ámbito del Diálogo Social, se basa en cinco puntos para lograr los objetivos prioritarios: aproximarse a la siniestralidad cero con la máxima coordinación; fomentar la cultura preventiva; la mejora continua de las condiciones de seguridad y salud en el trabajo; la prevención del riesgo laboral como distintivo de excelencia y calidad; la eficacia y eficiencia en la prevención y, como quinto y último, la importante gestión del envejecimiento de la mano de obra, los nuevos riesgos emergentes y la prevención de enfermedades profesionales y relacionadas con el trabajo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos