El Norte de Castilla

«El problema del paro de los mayores de 45 años no se resolverá con la crisis»

  • El presidente del Consejo Económico y Social (CES) de España, Marcos Peña, considera que solo con una población activa de 21 millones de personas, cuatro más que la actual, se puede asegurar el futuro del sistema de prestaciones públicas

El desempleo afecta de manera especial a los mayores de 45 años y la solución para los parados de este grupo de edad no llegará con el final de la crisis económica, se prolongará en el tiempo y podría convertirse en una situación permanente, por tanto de paro estructural, si no se logran resolver otros problemas que también afectan a la población española según ha indicado el presidente del Consejo Económico y Social (CES) de España, Marcos Peña, durante su intervención esta mañana en la ‘Jornada sobre la situación sociolaboral de los mayores de 45 años’. Peña ha señalado que las conclusiones del informe elaborado por el CES en España sobre este colectivo precisa que la situación de desempleo en este colectivo, que ha crecido en el caso de Castilla y León el 444% en los últimos años, podría no ser transitoria, de forma que se convierta en un problema crónico «estructural» ha indicado, de la sociedad española. «Es posiblemente un síntoma de que el paro para los mayores de 45 años no se resolverá con el final de la crisis» ha indicado.

Otra de las conclusiones del informe es que España atraviesa por un riesgo demográfico en el que las nuevas generaciones no cubren las expectativas necesarias para el mantenimiento de las prestaciones. Así, Peña ha comentado que para asegurar el futuro de las instituciones son necesarios más de 21 millones de trabajadores activos, casi cuatro millones más de los que existen en este momento. Ha recordado en este sentido que España llegó a los 20,5 millones de trabajadores, «lo que demuestra cómo ha sido de profunda la crisis·, ha comentado. Peña ha resaltado cómo en el entorno del año 2050 en torno a 60 millones de europeos tendrán edades superiores a los 65 años y el continente contará con 45 millones de trabajadores menos, lo que dificulta la sostenibilidad del sistema. «En este momento ya hay autonomías donde se calcula 0,98 trabajadores por cada pensionista, lo cual demuestra la gravedad de la situación» ha dicho. Castilla y León se encontraría en este sentido en la media de 1,2 trabajadores por cada pensionista.

Y la tercera conclusión del informe del CES es que el 70% de los parados de más de 45 años «tiene una formación básica y, por tanto, unas posibilidades de colocación remotas» ha declarado Peña. La jornada que ha tenido lugar en el salón de actos del CES de Castilla y León está previsto que sea clausurada por el presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera.