Las empresas de Castilla y León solicitan ayudas por un importe de 2.055 millones de euros

El director general del Instituto para la Competitividad Empresarial (ICE), José María Ribot, presenta las convocatorias de ayudas ICE 2018 en una jornada dirigida a empresas /ICAL/ Ricardo Ordóñez
El director general del Instituto para la Competitividad Empresarial (ICE), José María Ribot, presenta las convocatorias de ayudas ICE 2018 en una jornada dirigida a empresas / ICAL/ Ricardo Ordóñez

En la comunidad se han recibido este año 1.856 solicitudes de ayudas a empresas y autónomos principalmente para proyectos de inversión

El Norte
EL NORTEValladolid

El director general del Instituto para la Competitividad Empresarial (ICE), José María Ribot, ha presentado hoy en Burgos el nuevo plan de convocatorias de ayudas a empresas y autónomos de Economía y Hacienda durante una jornada dirigida a las empresas.

Ribot destacó que en la Comunidad se han recibido 1.856 solicitudes de ayudas a empresas y autónomos para impulsar actuaciones de I+D+i y el emprendimiento «con un importe de financiación solicitada de 2.055 millones de euros y una inversión inducida de 3.761». Burgos fue la ciudad elegida para presentar las modificaciones que se han llevado a cabo en sus líneas de subvenciones, principalmente ampliándolas. De acuerdo a los datos obtenidos, «en Castilla y León, la gran mayoría o el 52,4% de la financiación solicitada era para proyectos de inversión», apuntó en unas declaraciones recogidas por la agencia ICAL.

En este sentido, Ribot resaltó el dato de que en Burgos el porcentaje sea mayor, que alcanza un 60,8 por ciento.«Nos parecen unos datos muy interesantes», subrayó. Así, en Burgos se han presentado 1.574 solicitudes de financiación con un importe de 324 millones de euros, según los datos aportados por el director general del ICE.

Los sectores que fundamentalmente solicitaron financiación fueron «el comercio con el 19,6%, servicios también con el 19,4% y el agroalimentario con un 12,3%», informó. Al mismo tiempo, Ribot señaló que en Burgos se financiaron el 90,3% de los proyectos y añadió que se financiaron 440 millones de euros. «Un dato importante que refleja como es el tejido industrial burgalés», remarcó.

Las bases de las convocatorias incrementan su cuantía en el 15,4% puesto que se dan continuidad a las lanzadas en julio y julio de 2016. Se han reestructurado para dar una respuesta más eficaz a las necesidades y demandas del sector productivo autonómico. Una de esas modificaciones, explicó, fue la ampliación de sus líneas al sector comercio, «que ahora puede optar a todas nuestras líneas de inversión», aseguró Ribot. «Hemos ampliado también nuestras líneas a lo que es la industria auxiliar de la construcción, que antes con las líneas aprobadas en mayo-junio 2016 no entraban», añadió el director general.

El plazo de solicitud para las siete líneas de subvenciones continúa abierto y son las siguientes:

Apoyos a la investigación

Se destinarán 21 millones de euros para proyectos de investigación y desarrollo (I+D), individuales o en colaboración, y estudios de viabilidad una vez cuenten con la evaluación positiva de un organismo internacional y no hayan recibido fondos públicos.

Esta línea estuvo en un primer momento enfocada a autónomos y pymes con hasta 250 trabajadores, se abrirá por primera vez a empresas de hasta 1.000 empleados. Frente a los 175.000 euros vigentes en la anterior convocatoria, se ha ampliado la horquilla del presupuesto valorable a efectos de ayuda, fijándolo en un máximo de 700.000 euros. Dependiendo del tipo de iniciativa y de la modalidad de la empresa, la subvención puede llegar a cubrir hasta el 80% de la inversión.Se ha habilitado una línea de 16,7 millones de euros para respaldar planeas estratégicos de empresas en materia de I+D que sean declarados de especial interés por la Junta.

Crecimiento de las pymes

La política económica del Gobierno de Castilla y León se propone el reto de apuntalar el crecimiento del tejido productivo para así mejorar su competitividad. Para responder a este propósito, las ayudas a la inversión de la Consejería de Economía y Hacienda suman 14 millones de euros y se encargan de los costes del nuevo establecimiento, la ampliación de instalaciones para aumentar la capacidad productiva, la diversificación de productos o la transformación de procesos.

Durante esta nueva edición se ha reducido el importe mínimo de la inversión financiable, pasando de 50.000 euros a 30.000 euros. Además se ha elevado el límite máximo, alcanzando la cifra de 1.5 millones, con el objetivo de abarcar más proyectos. Estas subvenciones se han abierto al sector comercial y turístico, puesto que

Incentivos para los emprendedores

Aquellos emprendedores que estén interesados en asentarse en la Comunidad disponen de una serie de subvenciones específicas para poder iniciar su proyecto. El ICE ha rebajado hasta los 10.000 euros el mínimo de la inversión flexible, y ha elevado a 200.000 el techo permitido. Además, se ha ampliado a nuevas actividades en los sectores turístico y de servicios.

El ICE ha reeditado las subvenciones a la expansión internacional de pymes y autónomos desarrolladas de forma individual, a través de consorcios por casi 3,2 millones. Dan un porcentaje de ayuda del 50 por ciento y se multiplica or cuatro el importe máximo que pueden recibir las compañías, pasando de 50.000 a 200.000 euros.

A la Lanzadera Financiera se incorpora una última subvención orientada a impulsar la transformación digital y promover soluciones por medio de proyectos individuales o colaborativos en el sector del as TIC, destinando para ello dos millones de euros.

La última convocatoria en incorporarse a las ayudas del ICE se centra en proyectos de I+D desarrollados en cooperación en el marco de convocatorias internacionales de distintos campos. Para ello se destinan 750.000 euros.

Para finalizar, Ribot quiso hacer un llamamiento a los empresarios de Burgos para que acudan al Instituto para la Competitividad Empresarial y soliciten ayudas: «No hay ningún proyecto viable que se nos quede en el cajón», dijo, y concluyó que los fondos FEDER «están al servicio de las empresas y los emprendedores de Burgos y Castilla y León».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos