Los jubilados cobran de media 1.140 euros y el gasto en pensiones se dispara

Un grupo de jubilados, charlando en un banco. /Óscar Chamorro
Un grupo de jubilados, charlando en un banco. / Óscar Chamorro

La Seguridad Social destinó más de 9.681 millones a pagar las más de 9,7 millones de prestaciones, un 5% más que un año atrás

Lucía Palacios
LUCÍA PALACIOSMadrid

Prácticamente 1.140 euros es lo que cobran de media los más de seis millones de jubilados, la mayor cifra de la historia ya que cada mes se eleva de forma ininterrumpida tanto por las revalorizaciones que se dan cada año (y más los dos últimos, con subidas del 1,6%) como por las mayores carreras de cotización y mejores nóminas que acumulan los nuevos jubilados, lo que ha llevado a la Seguridad Social a marcar en agosto otro récord en el gasto en pensiones. El sistema tuvo que desembolsar el pasado 1 de agosto un total de 9.681,51 millones de euros al pago de las prestaciones, lo que supone un 5% más que un año atrás, según los datos publicados hoy por el Ministerio de Trabajo.

Se trata de un alza menor que el registrado en los siete primeros meses del año, cuando el incremento interanual se elevaba en torno a un 7%, pero esto fue consecuencia a que en el primer semestre de 2018 no estaba contabilizada la revalorización definitiva del 1,6% aprobada en julio con efectos retroactivos. Aún así, es la mayor subida que se ha registrado desde el año 2010, cuando la nómina se incrementó un 5,05%.

Las cotizaciones cubren este gasto en agosto, algo que no fue así el pasado mes de julio, ya que la Seguridad Social tuvo que abonar también la extra de verano y el desembolso que tuvo que hacer fue de 19.000 millones de euros. Como con las cuotas de los trabajadores no se pudo hacer frente a esta cantidad, recurrió al préstamo que tiene con el Estado y gastó 7.500 millones de los casi 14.000 que tiene presupuestados para este año.

La mayor subida, para las viudas

La pensión de jubilación es la que más cara le sale, ya que, además de ser las más generosas, son las que más beneficiarios tiene: representan más de seis de cada diez prestaciones, para lo cual el sistema dedica casi 6.900 millones de euros cada mes. Sin embargo, no es la que mayor subida ha registrado, ya que se elevó un 3,4% en agosto hasta situarse en los 1.139,8 euros de media, mientras que la de viudedad se revalorizó más de un 5%, aunque en este caso el ingreso medio de este colectivo formado por más de 2,36 millones de personas, en su inmensa mayoría mujeres, asciende a 713 euros mensuales, aún lejos del Salario Mínimo, que se sitúa en los 900 euros en 2019. Este importante aumento es consecuencia de que el Gobierno aprobó subir la base reguladora sobre la que se calcula esta prestación del 56% al 60%, vigente ya desde enero.

Por su parte, la prestación a favor de familiares se elevó un 3,9% hasta los 577 euros al mes, aunque en este caso los beneficiarios son poco más de 42.700, mientras que cerca de 342.000 reciben la pensión de orfandad, que en agosto se incrementó un 3,2% hasta los 404 euros. Por su parte, casi un millón de personas cuentan con una prestación por incapacidad permanente, que les reporta una nómina mensual de unos 978 euros. De esta forma, la pensión media del sistema se situó en agosto en los 992 euros, un 3,7% más que un año atrás.

Cabe resaltar que el poder adquisitivo de los nuevos jubilados es bastante superior a la media, ya que los casi 19.500 trabajadores que se retiraron ya del mercado laboral el pasado julio cobran unos ingresos medios de 1.461 euros al mes, 322 euros más que la media.