La plantilla de Nissan presiona a la Junta para que se posicione antes de negociar con la empresa

La plantilla de Nissan presiona a la Junta para que se posicione antes de negociar con la empresa

Piden que la Junta rectifique en sus valoraciones positivas y que se ponga en contacto tanto con Nissan como con el Ministerio para clarificar la situación de los trabajadores

M.F.J.

El director general de Industria y Competitividad de la Junta de Castilla y León ha mantenido una reunión con el Comité de Empresa de Nissan, con motivo de las negociaciones que se iniciarán el próximo miércoles a raíz del nuevo modelo de negocio que planea la dirección para la fábrica en Ávila.

Desde que José Vicente de los Mozos, coordinador de las actuaciones de la Alianza Renault-Nissan en Ávila, informara de sus intenciones de futuro para con la planta abulense, el Comité de Empresa ha iniciado una campaña con una marcada línea reivindicativa para obtener la mayor cantidad de información posible.

En el encuentro con Carlos Martín Tobalina, al frente de Industria y Competitividad, se le han planteado tres peticiones: en primer lugar, que se rectifiquen las declaraciones que hicieron en su día, ya que "no hay motivos de celebración". Se refieren a las valoraciones positivas vertidas desde distintas administraciones al conocer la noticia de que De los Mozos descartaba el cierre de la planta en Ávila. En segundo lugar, han solicitado que desde la Junta de Castilla y León se pongan en contacto con Nissan, con el objetivo de conocer a cuántas personas se dará trabajo con el nuevo negocio. Finalmente, al igual que pidieron a la subdelegada del Gobierno en Ávila, han pedido a Martín Tobalina que gestione una reunión con el Ministerio.

El director general de Industria y Competitividad se ha comprometido a trasladar estas peticiones a la Junta y al Ministerio, así como a proporcionar una respuesta al Comité de Empresa, ya sea por medio de otro encuentro o vía telefónica; según han informado desde el Comité, en anteriores encuentros, Martín Tobalina mantuvo que no debían conformarse "con menos que ser fabricantes de vehículos hasta 2023", lo que coincide con el compromiso al que se prestó Nissan y por el que recibió numerosas ayudas públicas de distintas administraciones. En palabras de Rubén Zazo, quien preside dicho Comité, esperaban que la reunión "fuera más tensa, pero no, es un hombre muy cordial".

Mientras la fecha de las primeras negociaciones entre plantilla y empresa se acerca está previsto que se pongan en contacto el próximo miércoles-, desde el Comité aseguran que seguirán "explicando la situación a quien la quiera oír".

Entre las quejas de la plantilla, se encuentra la rebaja de salario de entre el 20% y el 30% que afrontarían si se acogieran al convenio laboral de Renault y abandonaran el de Nissan, tal y como propuso De los Mozos; además, reprochan a la dirección que no garantice el mínimo de trabajadores, con 470 empleados en la actualidad que suponen la cifra más baja hasta la fecha en la historia de la fábrica en Ávila; consideran que la multinacional no puede "arrasar con todo después de un incumplimiento y además recibir ayudas". Sumado a estas razones, se encuentra la incertidumbre por saber el destino final de los trabajadores, ya que De los Mozos habló de posibles traslados a las sedes de Valladolid y Palencia.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos