Las ventas de coches mantienen el tipo en la comunidad pese a la ausencia de ayudas

Modelos de Renault y Nissan en la factoría de Flins, en Francia./
Modelos de Renault y Nissan en la factoría de Flins, en Francia.

El incremento en febrero fue del 1,6%, frente al 0,2% de media nacional, mientras Renault registró un alza de matriculaciones del 5,1%

Á. BLANCOvalladolid

El mes de febrero arrojó unos resultados incatalogables para la venta de coches. En seis comunidades autónomas se produjo una caída en las matriculaciones, mientras que en otras como Navarra, Murcia o Cantabria hubo incrementos superiores al 14%. En el conjunto de España el balance fue de un exiguo 0,2% más que un año antes de modo que el dato de Castilla y León, un avance del 1,6%, puede considerarse positivo. Los fabricantes y vendedores alertaron del mal resultado de las ventas a particulares e interpretan que es necesario un nuevo plan de ayudas para rejuvenecer el parque automovilístico. Además, llamaron la atención sobre el hecho de que la celebración de la Semana Santa este año en abril ha provocado un retraso hasta marzo en la renovación de flotas de las alquiladoras.

El mes de febrero se cerró con la matriculación de 97.796 turismos, de los que en la comunidad se vendieron 2.775 (el 2,8% del total nacional). En el acumulado de los dos primeros meses de 2017, el balance regional es de 5.447 coches vendidos, el 2,1% más que en el mismo periodo del año anterior.

Según el presidente de la asociación de vendedores Ganvam, Juan Antonio Sánchez Torres, los particulares están viviendo su difícil cuesta de febrero después de que la subida generalizada del precio de servicios básicos como el carburante o la factura de la luz, gas, teléfono" y "la amenaza de la subida de tipos de interés también reduciría la renta disponible de los hogares, generando un efecto retractor para la compra de coches". En su opinión, el estancamiento de las compras de particulares evidencia la necesidad de una inyección adicional de confianza en forma de plan de incentivo al achatarramiento".

En este sentido, Jaume Roura, presidente de la patronal de los concesionarios Faconauto, cree que un nuevo Plan PIVE supondría una demanda añadida de, al menos, un 15%. "Nos preocupa el peso que tiene el canal de particulares, que ha ido perdiendo importancia a favor de los otros dos canales comercializadores. Insistimos que un mercado saneado es el que realiza un 60% de sus operaciones en los concesionarios. Acumular matriculaciones tácticas en el canal de empresas y en el canal de empresas alquiladoras es una forma artificial de mantener el mercado con una especie de respiración asistida, señaló.

Las marcas

Seat ocupó la primera plaza por volumen de ventas en España en febrero con 9.396 unidades, lo que supone un aumento del 19,2%. Además, el modelo más matriculado fue el Ibiza, con 3.878 unidades, el 8,4% más, según datos de las asociaciones de fabricantes (Anfac), de concesionarios (Faconauto) y de vendedores (Ganvam).

Por detrás de Seat se situaron como marcas más vendidas el mes pasado en España Opel, con 8.860 unidades, un 4,9% más, así como Volkswagen, con 7.001 unidades, el 13,8% menos, Peugeot, con 6.520 unidades, el 11,8% menos, y Renault, con 6.306 unidades, el 5,1% más.

Por modelos, tras el Ibiza se colocó el Seat León, con 3.748 unidades (2,5% más); y el Opel Corsa, con 3.171 unidades (36,2%). El Renault Clio fue el octavo más vendido, con 1.993 unidades, el 33,2% más y el Renault Mégane se situó décimo, con 1.894 unidades, el 19,5% más.

En total, Renault matriculó en febrero 6.306 coches, el 5,1% más que en 2016 y en el acumulado de los dos meses, 10.481 turismos, con incremento del 0,2%. Por marcas fue la quinta más demandada en el mes y la sexta en el año.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos