Ford retirará más de 4.500 Kuga fabricados en Valencia tras incendiarse 39 en Sudáfrica

Ford retirará más de 4.500 Kuga fabricados en Valencia tras incendiarse 39 en Sudáfrica

La empresa achaca al sobrecalentamiento del motor los siniestros a los que se vincula la muerte de un hombre

INÉS HERRERO

A Ford se le acumulan los problemas. A los ajustes en la plantilla por el descenso de las cifras de producción, como el reciente anuncio de la supresión del segundo turno de la planta de motores de Almussafes, y la inquietud en el entorno de la firma por que el proteccionismo de Donald Trump pueda afectar a la inversión de 60 millones prevista en la factoría, se unió ayer el anuncio de la retirada en Sudáfrica de más de 4.500 Kuga fabricados en la instalación valenciana entre diciembre de 2012 y febrero de 2014. El motivo es que al menos 39 vehículos de este modelo se incendiaron en las últimas semanas mientras circulaban por el país austral. Según informó Efe, una persona de 33 años murió el pasado mes de diciembre dentro de su coche, después de que éste se incendiara por un problema eléctrico.

La retirada voluntaria por motivos de seguridad anunciada ayer en Pretoria por el director general de Ford Sudáfrica, Jeff Nemeth, afecta a un total de 4.556 Ford Kuga producidos entre diciembre de 2012 y febrero de 2014 en Almussafes, todos ellos con el volante en el lado derecho y con motor 1.6 Ecoboost, de gasolina, fabricado en Reino Unido, según confirmaron a Las Provincias fuentes de Ford Europa, que aseguraron que este hecho no afectará a la planta valenciana.

Almussafes comenzó a fabricar el Kuga a finales de 2011, en exclusiva para Europa, y desde entonces este modelo ha ido ganando peso hasta convertirse en la estrella de la factoría, con cerca de 100.000 unidades fabricadas este año -de las 400.000 totales- frente a las 55.000 que vendían antes de su llegada a Valencia, según indicó Carlos Faubel, representante de UGT, que constató la inquietud con la que se recibió ayer la noticia entre la plantilla.

De los Ford Kuga que se producen anualmente en Almussafes, en torno a un 30% salen de la línea con el volante en el lado derecho, con destino a Reino Unido, principalmente, y a otros mercados como Sudáfrica. En 2015 se vendieron cerca de 33.000 Kugas en el mercado británico que, en principio, no se verá afectado por la retirada anunciada ayer, como tampoco otras versiones de este modelo vendidas en Sudáfrica, como las de 1.5 o 2 litros.

Así, desde Ford Europa insistieron en que la retirada de vehículos se limita a los afectados en Sudáfrica, a 4.556 Kuga 1.6, y garantizaron que con las revisiones previstas por la compañía y un adecuado mantenimiento, los vehículos serán seguros y sus propietarios no tienen por qué perder la confianza en ellos.

En cuanto a la causa de los siniestros, desde la empresa indicaron que el fuego se produce por el calentamiento excesivo del motor, por lo que Ford Sudáfrica revisará el sistema de refrigeración, el software y los cilindros de los automóviles que retire, con intención de devolverlos a sus dueños si se resuelve la deficiencia. En la conferencia de prensa se apuntó también que el incremento de los incidentes coincide con la subida de las temperaturas, que habría agravado la «falta de circulación refrigeradora» que podría estar detrás del problema. Los directivos de Ford comparecieron junto a representantes de la Comisión Nacional del Consumidor, que ha recibido decenas de quejas de propietarios y supervisará la retirada.

En ese acto, anunciaron una compensación a los afectados y un vehículo de cortesía en cuanto dejen su coche en el concesionario. Varios afectados se quejaron a la prensa sudafricana de la tardanza en actuar de Ford que, según su director en Sudáfrica, espera poder ofrecer otro coche a quienes vieron arder el suyo.

 

Fotos

Vídeos