Metalimpex y Renault refuerzan su alianza

Gustavo Rodríguez, Jean Marc Boursier y Laurent Boone, de izquierda a derecha, en la planta de Metalimpex en Magaz de Pisuerga. /
Gustavo Rodríguez, Jean Marc Boursier y Laurent Boone, de izquierda a derecha, en la planta de Metalimpex en Magaz de Pisuerga.

El Grupo Suez recicló 28.000 toneladas de residuos metálicos el pasado 2015 en la planta de Villamuriel

JAVIER GARCÍA ESCUDERO

Dos multinacionales francesas, el Grupo Suez y Renault, vienen desarrollando desde hace más de veinte años una alianza de competencias que tiene su reflejo en 32 de las instalaciones que la industria automovilística mantiene repartidas por todo el mundo. 21 se sitúan en Francia y el resto se distribuyen por todo el planeta, con una presencia notable en España con las fábricas que Renault tiene en Valladolid, Palencia y Sevilla. Suez presta a Renault su experiencia constatable en más de setenta países en el control del flujo de residuos y esa presencia se hace especialmente patente en Castilla y León en el sector de la automoción a través de su empresa Boone Comenor Metalimpex, y más en concreto de su filial Metalimpex Ibérica, en Magaz de Pisuerga (Palencia).

Tanto el director general adjunto de Suez, Jean Marc Boursier, responsable de la actividad Residuos Europa, como los directores generales de Boone Comenor Metalimpex y Metalimpex Ibérica, Laurent Boone y Gustavo Rodríguez, respectivamente, mostraron ayer su satisfacción por la alianza estratégica que mantienen con Renault en una visita que efectuaron a Metalimpex Ibérica en Magaz y a la fábrica automovilística de Villamuriel.

Fotos

Almacenamiento cero de residuos

La gestión delegada de los residuos en la planta de Renault ilustra una colaboración establecida a escala mundial para el reciclado de los metales en las principales fábricas de la firma del rombo en todo el mundo. Renault tiene como objetivo el almacenamiento cero de residuos en sus plantas, y Metalimpex le ayuda. La planta de Magaz permite a Suez estar cerca de un gran cliente y de los depósitos de recortes de producción metálicos. Las instalaciones de la planta permiten triturar vehículos que ya no se utilizan (vehículos de preseries o coches usados por Renault en sus pruebas de choque, o vehículos antiguos al final de su vida útil), al igual que la transformación de los distintos flujos para comercializarlos. En las instalaciones palentinas se mantiene también una actividad de briqueteado de las virutas de hierro procedentes de Renault Motores y una prensa que permite compactar los desechos metálicos de grandes dimensiones procedentes de Renault.

Pero los operarios de Metalimpex no solo trabajan en su planta de Magaz, también lo hacen en las propias instalaciones de Renault, al igual que prestan servicio a otros fabricantes de automóviles o a sus proveedores. Un equipo de once empleados de Metalimpex, que trabaja en cuatro turnos, recicló el pasado año 28.000 toneladas de los residuos metálicos que se generan en el proceso de fabricación de los automóviles en la planta de Villamuriel (0,13 toneladas por vehículo).

700.000 toneladas de metal recicladas

Renault produce en Europa vehículos que integran más del 30% de materiales reciclados, y valorizables en más del 95%. Suez permitió aumentar el 15% la valorización de los residuos en las instalaciones de Renault, y prevé haber alcanzado una reducción de los residuos peligrosos del 20% entre 2012 y 2016. Además, comercializa más de 700.000 toneladas de metal recopiladas en las fábricas más importantes de Renault en todo el mundo.

Esa vocación de fortalecer la estrategia entre ambas multinacionales fue ayer subrayada por Jean Marc Boursier, Laurent Boone y Gustavo Rodríguez. Una prueba más: la nueva prensa de compactación que Metalimpex instalará en verano en Carrocerías Montaje, con una inversión próxima a 1,5 millones de euros.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos