Faurecia contrata a 80 indefinidos y creará un cuarto turno gracias al Mégane y el Kadjar

Exterior de la factoría de la multinacional en el polígono Fuente Berrocal de Valladolid./
Exterior de la factoría de la multinacional en el polígono Fuente Berrocal de Valladolid.

La fábrica de Valladolid alcanza los 350 empleados y por primera vez una veintena serán mujeres

ÁNGEL BLANCO ESCALONA

La dirección de la fábrica que la multinacional francesa Faurecia tiene en el polígono Fuente Berrocal de Valladolid y la representación de los trabajadores han llegado a un acuerdo por el que 80 empleados que llevaban en la planta entre seis y nueve meses pasarán a tener un contrato indefinido. Proveedora de los asientos que Renault monta en su factoría de Palencia, la empresa es una de las beneficiadas por las perspectivas que abre el nuevo plan industrial del fabricante y por el éxito de los modelos Mégane y Kadjar.

Según informaron fuentes de UGT, mayoritaria en el comité de empresa de Faurecia, las instalaciones producen mañana, tarde y noche a tres turnos y la plantilla, con la consolidación de sus últimas incorporaciones, quedará conformada por 350 trabajadores. «Podemos calificar el acuerdo como el mejor que ha firmado la fábrica en toda su historia», señalaron desde el sindicato.

El entendimiento entre las partes no acaba aquí, ya que la demanda de producción ha alcanzado tal pico que en torno al verano la planta instaurará un cuarto turno para los fines de semana y días festivos, que traerá consigo nuevas incorporaciones. En esta ocasión serán entre 60 y 70 personas más para, en principio, una jornada de 30 horas semanales.

«El acuerdo es muy positivo para todos los que estamos presentes en el comité (acompañan a UGT representantes de CC OO y CGT), para la plantilla, la compañía y también para la ciudad, precisamente en un momento en el que con casos como el de Lauki y Dulciora parece que solo hay malas noticias», añadieron.

Fuentes de la propia dirección de la empresa reconocieron que las expectativas de carga de trabajo son voluminosas y que su política laboral de Faurecia pasa por ofrecer estabilidad y continuidad a sus empleados. «No queremos perder a gente que ha demostrado su valía», señalaron.

Por primera vez en sus 28 años de trayectoria, la planta de Fuente Berrocal incorporará a la nómina de trabajadores de montaje a personal femenino, en concreto una veintena de mujeres. Las instalaciones han sido recientemente remodeladas para acoger nueva maquinaria, para adaptar el sistema de logística interna y también para construir nuevos vestuarios. Los nuevos tapiceros son todos jóvenes de entre 22 y 32 años, explicaron las fuentes de UGT.

Siguen la negociaciones

Además de la fábrica de la capital, la multinacional francesa (que cuenta con 24 plantas en España y más de 300 en 34 países de todo el mundo) tiene otra sede en Olmedo, donde produce otras piezas del interior del habitáculo. Trabajan allí unos doscientos empleados.

De la factoría del polígono vallisoletano salen en la actualidad en dirección a Villamuriel de Cerrado 440 asientos por turno. Ha quedado ya casi olvidado el expediente de regulación de empleo suspensivo de cien días que afectó a plantilla en 2014 y obligó a una treintena de empleados a salir a otras factorías del grupo por falta de carga de trabajo.

Ahora, desde el comité de empresa esperan que la inercia de los acuerdos alcanzados con la dirección sirvan para prolongar el momento dulce por el que atraviesan las relaciones laborales. Las dos partes están negociando el convenio colectivo y desde UGT sostienen que dado que «la plantilla lleva seis años sin subidas salariales, con bajadas incluso en algunas categorías, ha llegado el momento de pactar al menos el 4%».

La multinacional francesa vende la planta situada dentro de Iveco a Plastic Omnium

La tercera factoría de Faurecia en Valladolid, situada dentro de las instalaciones de Iveco en la carretera de Soria, cambia de propietario. La multinacional francesa ha vendido todas las plantas en las que fabricaba piezas exteriores a la alemana Plastic Omnium (con una sede en Arévalo) en una operación empresarial de 665 millones de euros. El acuerdo se cerró el pasado día 16 y todavía está pendiente de aprobación por parte de las autoridades de la Competencia de la UE. Los 22 centros de producción de parachoques y otros módulos frontales de Faurecia suman 7.700 empleados, de los que cerca de 300 están en Valladolid.

La venta tiene como objetivo saldar la deuda de la empresa, que es propiedad en un 47% del fabricante galo PSA Peugeot Citroën. Faurecia pretende concentrarse en la fabricación de interiores y en «acelerar las inversiones en tecnologías de valor añadido para una movilidad sostenible y una mejor habitabilidad del automóvil».

A toda máquina

Plastic Omnium, que fabrica también depósitos de carburante, paneles y partes estructurales hechas en plástico, prevé financiar la compra con sus propias reservas.

Recientemente, Faurecia informó de que sus previsiones pasan por registrar crecimientos de producción superiores a la media de la industria automotriz a lo largo de los próximos tres años, gracias a los acuerdos firmados con sus principales clientes y a la extensión a China de sus productos de mayor componente tecnológico. Con Volkswagen como principal destinatario de sus productos, Faurecia, que el año pasado registró ventas por valor de 20.690 millones de euros, prevé incrementarlas el 6% anual en los próximos tres ejercicios.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos