Metal y electrónica lideran el crecimiento del sector industrial de la región en el último año

Metal y electrónica lideran el crecimiento del sector industrial de la región en el último año

El valor total de las manufacturas se incrementó casi el 3% en 2017 y ya está doce puntos por encima del dato precrisis

Ángel Blanco Escalona
ÁNGEL BLANCO ESCALONA

A nadie pilla por sorpresa que las manufacturas que más se fabrican en la comunidad autónoma tienen que ver con el sector de la automoción. El año pasado, con una producción de 9.609 millones de euros, acapararon el 31% del valor total de la industria de Castilla y León. Las empresas de este sector fabrican el 14,2% del total nacional, una cuota que no alcanza ninguna otra especialidad, si bien la de madera y corcho se acerca, con el 13,4%.

A no mucha distancia del material de transporte en cuanto a cuota de producción regional se encuentra la industria agroalimentaria (27,2% del total regional y un peso del 9,1% dentro del total del país), que no presenta una progresión tan sobresaliente como la de la automoción en los últimos diez años pero que, a su ritmo, no deja de crecer. En dos datos:la fabricación de vehículos y componentes ha pasado de los 5.406 millones de 2008 a los 9.609 del año pasado;y la industria de alimentación y bebidas lo ha hecho de 7.434 millones, a 8.417 en el mismo lapso de tiempo.

Pero no fueron ni la automoción ni tampoco la agroalimentación los subsectores que mejor se comportaron el año pasado dentro del sector industrial de Castilla y León. Con un valor de 975,6 millones de euros, la industria de 'producción, transformación y fundición de metales' fue la que mayor crecimiento registró en 2017, en concreto del 19,17%. Es una de las cinco (de 16) actividades que ya está fabricando productos cuyo valor es superior al de 2008 (el 15,8%).

A poca distancia, con un incremento del 17,6% el año pasado, se sitúan las industrias de productos informáticos, electrónicos, ópticos y eléctricos (832,4 millones de valor, todavía el 44% por debajo de los números precrisis); y en tercer lugar, con alza anual del 17,1%, la industria de productos metálicos (1.985 millones, aún el 15% por debajo de 2008).

Casi 30.000 millones

La industria manufacturera de Castilla y León vendió el año pasado productos por valor de 29.261 millones, el 7,4% del total de España y el 2,8% más que un año antes (el segundo resultado más moderado tras el de Navarra, con el 0,4%). El incremento anual se quedó lejos del 8% de media nacional, pero el peso de la comunidad en el conjunto del país fue el quinto mayor (tras Cataluña, con el 23,3%; Andalucía, con el 11,1%;la C. Valenciana, con el 10,8%;y el País Vasco, con el 10%), por delante del 7,2% de Madrid.

Registraron también crecimientos significativos en el sector industrial de la comunidad el año pasado las empresas de madera y corcho, con una progresión del 15,4%, hasta 625,2 millones;las de cuero y calzado, con aumento del 10%, hasta 5,4 millones; y las manufacturas de caucho y plástico, con subida del 7,94%, hasta 2.075 millones.

Por el contrario, sufrieron descensos en el valor de su producción las industrias del mueble (88,6 millones, el 9,9% menos);las de textil y confección (el 4,2% menos, hasta 95,2 millones de euros) y, tras el excepcional resultado de 2016, que fue año récord absoluto, las de material de transporte (4,1% de descenso).

En cuanto a los productos en los que la región posee mayor participación dentro del conjunto nacional, por detrás de los ya citados de transporte y madera y corcho, aparecen las manufacturas de caucho y plástico (12%); y la producción eléctrica, de gas y vapor; así como la de alimentación y bebidas (ambas con el 9,1%).

El valor total de la producción de la industria manufacturera de la comunidad arrojó al año pasado un saldo el 11,73% superior al de antes de la crisis (2008). La actividad que más se ha recuperado es la de fabricación de maquinaria y equipos, que con sus 1.207 millones ha duplicado con creces sus números (116%). El material de transporte es segundo, con el 77,74% más. En contraposición, presentan los peores datos con respecto a los de nueve años antes el cuero y calzado (80,8% menos), muebles (59,8%) y textil y confección (52%).

Coches y refrescos

A nivel nacional, las agrupaciones de actividad que más contribuyeron al total de las ventas de productos de la industria manufacturera en 2017 fueron, según la Encuesta Industrial Anual de Productos del INE, alimentación, bebidas y tabaco (con el 23,4% del total); coquerías, refino de petróleo, químicas y productos farmacéuticos (17,6%) y material de transporte (17,1%). Las actividades que presentaron los mayores incrementos anuales en sus ventas fueron producción, primera transformación y fundición de metales (17,3%); coquerías, refino de petróleo, químicas y productos farmacéuticos (14,2%) y productos metálicos (10,5%).

Entre los productos manufacturados con mayor cifra de ventas en 2017 destacaron los vehículos diésel de cilindrada entre 1.500 y 2.500 cm3, los vehículos de gasolina de cilindrada menor o igual que 1.500 cm3 (en ambos casos destinados al transporte de menos de 10 personas) y las bebidas no alcohólicas (refrescos). Los vehículos diésel facturaron 12.324 millones (el 6,7% menos que en 2016) y los de gasolina 11.862 millones (14,3% más). Por su parte, la cifra de ventas de los refrescos aumentó el 1,8% hasta 3.748 millones.

Las comunidades que más elevaron las ventas en 2017 fueron Murcia (13,7%) y Asturias (13,6%).

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos