Santander pesa contra el Ibex-35

Santander pesa contra el Ibex-35

El selectivo cerró la sesión con un descenso del 0,39%, para dar un último cambio en los 9.883,40 puntos

CRISTINA VALLEJOMadrid

El Ibex-35 comenzó la sesión debatiéndose entre los números rojos y los verdes hasta que a partir de las once de la mañana el índice empezó a perder posiciones: al cierre, se dejaba un 0,7%, hasta los 9.856 puntos. Un día han durado los 9.900 que conquistaba ayer. Al cierre, el selectivo cedía un 0,39%, hasta los 9.883,4 puntos.

En el resto del Viejo Continente dominaron los números verdes y el Ibex-35 fue el índice que peor se comportó. Ello, por la pésima respuesta que dio el mercado a los resultados del Santander. Al cierre de la sesión, sus títulos retrocedían un 3,25%.

Así, números positivos en el PSI-20 de Lisboa, que ganó un 0,74%, mientras que el Ftse 100 británico se anotó un 0,36%, y el Ftse Mib de Milán y el Cac 40 francés, un 0,22% y un 0,10%, respectivamente. Pero el Dax alemán se dejó un 0,17%.

El mal tono con que el mercado acogió las cuentas del banco que preside Ana Botín arrastró a parte del sector financiero a la baja. Así, el Sabadell se dejó un 2,52%. Mientras tanto, CaixaBank se dejó un 1,28%. Bankia retrocedió apenas un 0,08% y BBVA terminó la jornada sin cambios.

Y eso que las rentabilidades de los bonos seguían elevadas y al alza. El rendimiento de los títulos americanos mantiene su tendencia alcista, ya en el 2,99% al cierre de la sesión, aunque llegó a superar la cota del 3% en algún momento de la sesión por primera vez desde enero de 2014. El movimiento refuerza la idea de que los intereses de los 14,3 millones de dólares en bonos americanos que hay en el mercado van subir. Subieron, de hecho, en los dos primeros meses del año, aunque luego pararon, lo que hizo pensar al mercado que quizás este año pudiera ser como el pasado, de volatilidad contenida.

En Europa sí es cierto que ha habido hoy un pequeño repliegue, sobre todo en Italia, quizás porque el mercado confía en que finalmente el PD termine formando Gobierno con el Movimiento Cinco Estrellas. Veremos qué sucede a partir del jueves, cuando el BCE celebra su reunión ordinaria de política monetaria.

Entre los valores a la baja, también Siemens Gamesa y Grifols, que se dejaron algo más de un 1,5%. Mientras tanto, CaixaBank y Acerinox retrocedieron un 1,28% y un 1,08%, respectivamente.

Entre los grandes valores, descensos también para Telefónica, que perdió un 0,35%.

En verde, IAG y Gas Natural fueron los valores más rentables, con ganancias de un 1,67% cada uno. Inditex, Repsol, Acciona y Red Eléctrica también sumaron más de un 1%. Y en verde acabó también Iberdrola, que se anotó algo más de medio punto porcentual.

Pérdidas en Wall Street

Estados Unidos puso poco de su parte: el arranque fue en negativo y no pudo ayudar a Europa. Al cierre de los índices europeos, el Dow Jones se dejaba un 0,06%, mientras que el S&P 500 retrocedía un 0,20%, y el Nasdaq, medio punto porcentual. La caída del sector tecnológico se debía al fuerte descenso de Alphabet, por el aumento de su gasto en capital que revelaron los resultados que publicó en la sesión de ayer. Los títulos de la matriz de Google retrocedían alrededor de un 4%. Las cuentas del gigante tecnológico eclipsaron las buenas que presentó Caterpillar.

Fue el comportamiento de Wall Street el que ocasionó los números rojos al resto de Europa. El resto de los indicadores del Viejo Continente entraron en negativo más tarde que el Ibex-35, y quizás, empujadas a la baja por la Bolsa de Nueva York.

En el mercado de divisas, el euro recuperaba levemente, alrededor de un 0,10% después de haber tocado ayer mínimos desde el mes de enero. El tipo de cambio se situaba al cierre en el entorno de 1,222 unidades.

Y eso que en la agenda económica de la sesión, todos los datos batieron expectativas en Estados Unidos, desde el informe sobre la evolución del precio de la vivienda en las veinte principales ciudades del país, como las ventas de viviendas nuevas o el índice de confianza del consumidor.

Pero en el Viejo Continente, referencias decepcionantes del Ifo alemán así como por parte de los índices de confianza que elabora la Comisión Europea.

En el mercado de materias primas, el barril de Brent, de referencia en Europa, se mantenía en los 74,7 dólares. El barril de West Texas, de referencia en Estados Unidos, subía un 0,4%, hasta los 68,89 dólares.

El oro, al cierre, avanzaba un 0,3%, hasta los 1.330 dólares.

 

Fotos

Vídeos