El Ibex conquista los 9.600 con ayuda de Wall Street

Pantalla en la sede de la Bolsa de Madrid. /Mariscal (Efe)
Pantalla en la sede de la Bolsa de Madrid. / Mariscal (Efe)

Sólo tres valores terminaron en rojo: Acerinox, Viscofán e Iberdrola

CRISTINA VALLEJO

Travesía de menos a más en el Ibex-35, que estuvo durante toda la sesión en positivo: si arrancaba la jornada conquistando los 9.600 puntos, terminó el día prácticamente en sus máximos intradiarios, en los 9.659,8 puntos, lo que supone un avance del 0,73%.

     En el resto de Europa, también ganancias. Las mayores correspondieron al Dax alemán, que sumó un 1,16%. Después se colocó el Cac 40 francés, que se anotó un 0,86%. Más modesto fue el día para el Ftse Mib de Milán, que ganó un 0,27%.

     Los ascensos han tenido el apoyo sobre todo de Estados Unidos. El viernes resultó muy tranquilizador que el presidente de la Reserva Federal norteamericana, Jerome Powell, ratificara la independencia de la institución y afirmara que ve apropiado el moderado ritmo actual de subidas de tipos, dado que no observa síntomas de sobrecalentamiento, lo que descarta que vaya a acelerar la normalización de la política monetaria. Y en la jornada de hoy ha sido muy importante que el presidente Donald Trump haya anunciado en twitter el acuerdo con México sobre el Nafta, negociación a la que ahora se podría volver a sumar Canadá.

     Dos inquietudes se han resuelto en los últimos días: que la autoridad monetaria americana no acelerará las subidas de los tipos de interés, lo que pone freno al dólar y también a las tensiones emergentes, sensibles a la apreciación del billete verde; y que Estados Unidos y México han llegado finalmente a un acuerdo comercial. Esto último, además, hace tener la esperanza en una solución también negociada a las tensiones arancelarias entre Washington y Pekín.

     Con ello, el S&P 500 marcaba nuevos máximos históricos casi en los 2.900 puntos. Y lo mismo ocurría con el Nasdaq Composite, que superaba los 8.000 puntos por primera vez en la historia.

     El mercado hacía caso omiso a la nueva caída que sufría la lira turca: al cierre de la sesión europea perdía cerca de un 2% frente al billete verde. De vuelta de las fiestas locales y sin más medidas que las ya anunciadas o sugeridas por parte del Gobierno del país, la moneda sigue a la intemperie: «La falta de anuncio de reformas o cambios en la política económica durante el Eid al-Firt ha dejado a los mercados esperando 'business as usual'. Ahora mismo, eso significa política fiscal expansiva, elevada inflación, una continuada y excesiva necesidad de financiación extranjera y, por tanto, una lira más débil», describe Per Hammarlund, de SEB, en declaraciones a Bloomberg.

     

     El euro se refuerza

     

     Si continuamos con las divisas, vemos una nueva sesión de fortalecimiento del euro frente al billete verde. La moneda comunitaria se anota un 0,44%, para colocarse en el nivel de 1,1675 unidades. Posiblemente, como síntoma de una menor aversión al riesgo de los inversores ante las buenas noticias a las que antes aludíamos. El billete verde cae, en realidad, frente al conjunto de las principales monedas: retrocede un 0,35% respecto a la cesta de divisas más relevantes.

     Y si ello decíamos que ayuda a los emergentes, eso es lo que se puede observar en el comportamiento de sus bonos, cuyas rentabilidades retroceden y sus primas de riesgo se estrechan, muy en especial en Brasil.

     En el mercado de bonos de los países desarrollados, vemos subidas de los rendimientos, también coherente con la idea del mayor apetito por el riesgo en la jornada de hoy. Los inversores deshacen posiciones en activos seguros para invertir en otros más cíclicos. Así, el interés de los títulos americanos a diez años pasa del 2,81% al 2,84%; el de sus comparables alemanes, desde el 0,34% al 0,37%.

     Aunque el que preocupa es el tipo italiano: su rentabilidad se encuentra en el 3,15% y su prima de riesgo, en los 280 puntos, niveles equivalentes a los de la turbulenta formación de gobierno en la primavera. El choque del Ejecutivo del país con la Unión Europea continúa, ahora a cuenta de la negociación del presupuesto comunitario, que Italia amenaza si no se tienen en consideración sus reclamaciones sobre la inmigración. Al menos por el momento no está habiendo contagio a otros bonos de la periferia europea.

     

     Dia, otra vez líder

     

     En el selectivo español, Dia volvió a ser el valor más rentable, con una revalorización del 4,83%, tras sumar un porcentaje similar el pasado viernes, cuando se anunció el relevo en su cúpula. A continuación se colocó Cie Automotive, que sumaba un 4,05%, seguramente gracias a la reducción de las tensiones comerciales que tienen un foco de riesgo importante en el sector automovilístico. Después se situaron dos bancos, CaixaBank y Bankinter, con avances de un 1,85% y de un 1,82%, respectivamente. Y también más de un punto porcentual se apuntaron IAG, Colonial, Siemens Gamesa, Bankia y Mapfre.

     En negativo, únicamente tres valores y con pérdidas muy pequeñas: Acerinox y Viscofán se dejaron un 0,17% y un 0,16%, respectivamente, mientras que Iberdrola retrocedió apenas un 0,03%.

     Cellnex y Meliá Hotels no se sumaron tampoco a los avances, pero terminaron el día en tablas.

     En el Índice General de la Bolsa de Madrid, Oryzon fue el valor más rentable, con una subida de más de un 10%. En rojo, el peor fue Natra, que se dejó un 7,74%.

     En el Eurostoxx 50, los mejores valores fueron Volkswagen, Daimler y BMW. El acuerdo entre México y Estados Unidos ha favorecido sobre todo a las firmas automovilísticas. Y por eso se explica que el indicador alemán ha sido hoy el mejor de la sesión.

 

Fotos

Vídeos