Los inversores dan por ganador a Macron

Macron (c), un día después de la primera vuelta de las elecciones presidenciales francesas. /
Macron (c), un día después de la primera vuelta de las elecciones presidenciales francesas.

El Ibex-35 cerró la sesión con una fuerte subida del 3,76%, para dar un último cambio en los 10.766,80 puntos

CRISTINA VALLEJO

La victoria de Emmanuel Macron frente a Marine Le Pen en la primera vuelta, aunque por un escaso porcentaje, hace pensar que en la segunda vuelta el liberal lo tendrá fácil para ganar a la ultra, máxime teniendo en cuenta que tanto el socialista Benoit Hamon como el conservador François Fillon han pedido el voto para él, y lo mismo se espera también del izquierdista Jean-Luc Mélenchon, una vez consulte a las bases. 

Más información

Los mercados tuvieron una reacción más positiva de lo que esperaban los analistas, que consideraban que este resultado ya estaba prácticamente descontado por parte de los mercados. Así, la mayor parte de índices registraron ganancias de entre un 2% y un 4%. El selectivo español terminó el día con un avance del 3,76%, para dar un último cambio en los 10.766 puntos, sus máximos intradiarios y lo que supone su nivel más alto desde agosto de 2015. También ha registrado la subida más elevada desde el 25 de agosto de 2015, cuando ganó un 3,68%. 

El Ftse Mib de Milán fue el índice más rentable de Europa, con una subida del 4,78%, inmediatamente seguido por el Cac 40 francés, con una subida del 4,14%. 

El Dax alemán, por su parte, logró anotarse un 3,37%, mientras que el PSI-20 de Lisboa y el Ftse 100 británico avanzaron un 2,48% y un 2,11%, respectivamente. Wall Street también se unió a la celebración, con ganancias en todos sus índices que rondaban el punto porcentual. 

Con los últimos ascensos, el Ibex-35 ya gana un 15%, mientras que el Cac 40 francés, el Dax alemán y el Eurostoxx 50 empatan con subidas de alrededor de un 8,5%. El Ftse Mib de Milán, por su parte, se apunta un 7,5%. En Estados Unidos, el Nasdaq se revaloriza un 11% en este 2017, mientras que el S&P 500 se anota un 6% y el Dow Jones, un 5%. 

Los bancos, Crédit Agricole, Société Générale, con ganancias de alrededor de un 10%, y BNP Paribas, con una subida del 7,5%, se colocaron en cabeza en rentabilidad dentro del índice galo. Es sobre todo al sector financiero al que se le quita una amenaza (aunque remota): la salida del euro que perseguía Marine Le Pen, o la relajación de los criterios que los sustentan que buscaba Jean-Luc Mélenchon, con una posible fuga de capitales en el primer caso, y una subida de las rentabilidades de los bonos (y reducción de su valor) y de los costes de financiación de los segundos. 

De este modo, en el Eurostoxx 50 también destacaron los bancos, y no únicamente los franceses: entre los diez valores más rentables también se colocaron Deutsche Bank, Intesa SanPaolo y los españoles. 

Santander y BBVA, los mejores del día en el Ibex-35

Todos los valores del selectivo español cerraron en verde. Los más rentables del día fueron, como en el resto de Europa, los grandes bancos, BBVA y el Santander, con ganancias de un 7,32% y de un 5,82%, respectivamente, para marcar máximos de los últimos doce meses. Después se colocaron Indra y Gas Natural, con subidas de un 5,71% y un 5,15%, por ese orden. A continuación, más entidades financieras, Sabadell, Bankia y CaixaBank, que ganaron un 5,13%, un 4,63% y un 4,36%, cada uno.

Técnicas Reunidas fue el peor: con su ganancia del 0,93% fue el único que se anotó menos de un punto porcentual. Ferrovial, Popular, Cellnex, Viscofán y Aena se apuntaron entre un 1% y un 2%. 

En el Índice General de la Bolsa de Madrid, no hubo ningún valor más rentable que BBVA, Santander e Indra. Después se situó Atresmedia, que se anotó un 5,38%. En rojo, los peores títulos fueron los 'A' y los 'B' de Abengoa, que se dejaron un 13,33% y un 6,06%, respectivamente. En rojo sólo acabaron también Prisa, Telepizza, Coemac, Sniace y Faes. 

Las primas de riesgo se estrechan

Además, vimos un importante estrechamiento de las primas de riesgo. La de Francia se redujo cerca de veinte puntos básicos, hasta los 50 puntos básicos, mientras que las de Italia y España se redujeron en quince puntos básicos, hasta los 185 y los 125 puntos básicos, respectivamente. Así, la rentabilidad del bono francés se alejó casi definitivamente del 1%, para colocarse en el 0,82%, la del bono español retrocedió desde el 1,65% hasta el 1,58%, mientras que la del título italiano cayó del 2,23% hasta el 2,17%. 

Junto a la bajada de la rentabilidad de los bonos de la periferia, vimos una subida del rendimiento de los títulos 'core': el interés de los títulos alemanes a diez años subió desde el 0,25% hasta el 0,33%. Mientras, la rentabilidad del bono americano a diez años pasó del 2,25% hasta el 2,28%.

En el mercado de divisas, el euro terminó la jornada con una subida del 1,30% respecto al billete verde, para colocarse en el tipo de cambio en 1,087 unidades. Aunque la primera reacción del euro frente al dólar fue aún más alcista: a última hora del día de ayer, la moneda única llegó al nivel de 1,093 unidades. Respiró el mercado al reducirse aún más la ya baja probabilidad de la ruptura del euro por uno de sus flancos más importantes, Francia. Además, como señala Azad Zangana, de Schroders, Macron no sólo ayudará a estabilizar a la Unión Europea, sino también a construir mecanismos de soporte más potentes. Aunque el riesgo no ha desaparecido cien por cien, en su opinión, los inversores pueden tranquilizarse y comenzar a pensar en las atractivas valoraciones que ofrecen las acciones europeas. 

El mayor apetito por el riesgo provocó una caída del precio del oro del 0,77%, hasta los 1.275 dólares la onza. En los últimos días había llegado a rondar el nivel de los 1.290 dólares, ante el mayor riesgo percibido en los mercados a que pudieran haber pasado a la segunda vuelta los dos candidatos más heterodoxos, Le Pen y Mélenchon. 

Otro valor refugio que también lo hizo especialmente mal en la sesión de hoy fue el yen: los inversores recogieron los beneficios de los últimos días para posicionarse en activos de más riesgo y más potencial alcista. 

Si volvemos al mercado de materias primas, el barril de Brent, de referencia en Europa, retrocedía al cierre un 0,21%, hasta los 51,85 dólares. El de West Texas, de referencia en Estados Unidos, se mantenía prácticamente plano en los 49,27 dólares, tras encadenar toda la semana pasada de caídas.