Los hogares de Castilla y León disparan el gasto en restaurantes y lo recortan en el ultramarinos

Clientes degustan manjares en un establecimiento de hostelería./EL NORTE
Clientes degustan manjares en un establecimiento de hostelería. / EL NORTE

El consumo anual por unidad familiar fue de 26.814 euros en 2017, con un incremento del 2,8% pero aún por debajo del nivel de 2008

Ángel Blanco Escalona
ÁNGEL BLANCO ESCALONAVALLADOLID

Los hogares castellanos y leoneses se agarran con optimismo a la recuperación y han decidido darse una alegría. Ya sea porque confían en que todo va a ir a mejor, o porque piensan que si las cosas se tuercen nadie podrá quitarles lo bailado, lo cierto es que han dinamizado su nivel de consumo. No han tirado la casa por la ventana, pero algunas de sus decisiones de gasto sí son significativas. Un ejemplo: el año pasado gastaron el 2,8% más que el anterior, un incremento que no iguala el 3,5% del conjunto de España; pero mientras optaron por ahorrar en alimentación (-0,4%), lo dieron todo a la hora de salir a restaurantes y hoteles (+11,5%) y consumir bebidas alcohólicas (+10,5%).

Si toda la riqueza que se genera en Castilla y León en un año la produjese una máquina con tres palancas, dos de ellas se activarían con lo que consumen los hogares. Sobre todo en la vivienda con todos sus desembolsos asociados (que se lleva tres de cada diez euros de gasto), después en alimentación (un euro y medio), a continuación en el transporte en todas sus vertientes (un euro veinte) y, en cuarto lugar, en restaurantes y hoteles (un euro).

Entre 2009 y 2013, los hogares castellanos y leoneses cerraron el monedero y cada año gastaban menos o, como mucho, igual que el anterior. En 2014 el consumo empezó a animarse con timidez y después con algo más de alegría, sobre todo porque las comparaciones se hacían con mínimos. En 2016, cuando en España el gasto de los hogares ya crecía a un ritmo anual del 2,6%, en Castilla y León lo hizo el 0,1%. Y llegamos al año pasado, en el que el gasto total de los hogares de la comunidad registró un crecimiento del 2,8%.

Esto se traduce, primero, en que el consumo por unidad familiar de Castilla y León ascendió a 26.814 euros en 2017, una cantidad que está 2.314 euros por debajo de la media nacional. También supone que la cifra sigue por debajo de los niveles de antes de la crisis. En 2008, los hogares castellanos y leoneses llegaron a gastar una media de 28.911 euros, el 7,8% más que el dato difundido ayer por el INE en su Encuesta de Presupuestos Familiares.

La vivienda y sus consumos

El gasto medio por persona en términos corrientes fue de 11.555 euros, con crecimiento anual del 3,3%. La media nacional fue de 11.726 euros, lo que representa un aumento del 3,7% sobre el año anterior. Los hogares castellanos y leoneses concentraron el 5,09% del gasto total realizado en España el pasado año.

El gasto medio por hogar de la región se mantuvo todavía a la baja en Alimentos y bebidas no alcohólicas (-1,4%), en Vestido y calzado (-2,2%), Vivienda, agua, gas, electricidad y otros combustibles (-0,2%), Muebles, artículos del hogar y artículos para el mantenimiento corriente el hogar (-6,5%), y otros bienes y servicios (-0,8%). En España, solo descendió en Alimentos y bebidas no alcohólicas (–0,4%).

Los grupos en los que el gasto medio por hogar creció de forma más significativa en la comunidad autónoma fueron Transporte, que registró una tasa anual del 18,9% debido al aumento del gasto en adquisición de vehículos y utilización de vehículos personales. También Restaurantes y hoteles, cuyo gasto se incrementó un 11,5% respecto a 2016. Este comportamiento se debió al incremento del presupuesto que dedicaron los hogares tanto a restauración y comedores, como a servicios de alojamiento.

Mientras la evolución media de España en Bebidas alcohólicas y tabaco fue del 0,0%, en Castilla y León el gasto en este apartado aumentó el 10,4%. También hubo un diferencia notable en Enseñanza, capítulo que en Castilla y León registró un aumento del gasto del 7,3%, frente al 3,8% en España. Comunicaciones tuvo una tasa de crecimiento del 5,4% tanto en la comunidad como en el país, debido a la subida de todos sus componentes.

Por lo que respecta a la distribución del gasto medio de los hogares, la mayor parte se repartió en tres grandes grupos: Vivienda, agua, electricidad, gas y otros combustibles, con un gasto medio de 8.172 euros, lo que supuso el 30,5% del presupuesto total del hogar. Alimentos y bebidas no alcohólicas, al que dedicaron 4.131 euros, el 15,4% del total y por encima de los 4.108 euros, o 14,1% del presupuesto que dio como resultado el conjunto del país.

Dentro del Transporte, con un gasto medio de 3.233 euros, el 12,1% del total, destacó la importancia de los gastos en carburantes y lubricantes, automóviles y mantenimiento y reparación de vehículos.

Autónomos, asalariados y pensionistas

Las comunidades con mayor gasto por persona fueron el País Vasco, Madrid y Navarra, que presentan registros hasta el 50%mayores que los de las autonomías con menor gasto, Extremadura, Canarias y Castilla-La Mancha. El gasto medio por habitante en el País Vasco fue 20,9 puntos mayor que la media nacional, mientras que el de Extremadura se colocó con 21,1 puntos por debajo.

Los hogares que más alegría infundieron a su nivel de gasto el año pasado fueron los cántabros (8,7%), los murcianos (7,1%) y los andaluces (6,1%). Siguieron por el contrario apretándose el cinturón los de Asturias (-1,5%), Extremadura (-0,5%) y Castilla-La Mancha (-0,4%).

La encuesta del INE permite conocer que un hogar cuya fuente de ingresos es el trabajo por cuenta propia y las rentas de la propiedad y del capital tuvo un gasto de 33.525 euros en la comunidad. Es superior en un 8% a los 31.059 euros que gastaron los hogares cuyos sustentadores tienen trabajo por cuenta ajena. También, claro (en un 59%), a los 21.037 euros de los hogares que tuvieron pensiones, subsidios y otras prestaciones e ingresos regulares.

Otras desagregaciones de la encuesta del INE permiten conocer que la media de gasto por hogar en la región (26.814 euros) varía en función de las personas que compongan la unidad familiar. También deja atisbar cómo están las cosas en Castilla y León. Los hogares de dos miembros gastan de media 25.792 euros, cantidad muy parecida a la media general. Los de tres miembros gastan un 32,4% más, es decir 34.169 euros. En los dos de cuatro y más miembros el consumo escala hasta los 36.764 euros.

 

Fotos

Vídeos