«Las personas equilibradas llevan a familias sólidas y empresas productivas»

La economista Nuria Chinchilla, en el Foro Económico de El Norte, presentado por el subdirector del periódico, Ignacio Foces. /
La economista Nuria Chinchilla, en el Foro Económico de El Norte, presentado por el subdirector del periódico, Ignacio Foces.

La profesora Nuria Chinchilla aboga por aplicar valores éticos para favorecer un liderazgo empresarial responsable y también por jornadas laborales más racionales

JAVIER GARCÍA ESCUDERO

La economista Nuria Chinchilla, profesora del IESE Business School y doctora en Ciencias Económicas y Empresariales por la Universidad de Navarra, ha aprovechado el Foro Económico de El Norte de Castilla celebrado este jueves en Valladolid para ofrecer un manual de instrucciones a los directivos de las empresas para que tiendan a lograr un 'liderazgo empresarial responsable para una sociedad sostenible', tal y como ha titulado la conferencia que ha ofrecido en el hotel Vincci Frontaura, en una cita con el mundo de la empresa que ha vuelto a estar patrocinada por la Junta de Castilla y León, Banco Sabadell, Gullón, Corporación Llorente y Collosa.

Nuria Chinchilla, directora del centro de investigación I-WIL IESE y titular de la cátedra Mujer y Liderezgo, ha tratado también de dar respuestas a la compleja situación de conciliar la vida profesional con la familiar y con la personal, una materia sobre la que ha investigado profusamente y que ha recogido también en un libro titulado 'Dueños de nuestro destino', del que es autora junto a Maruja Moragas.

Horarios más racionales y flexibles

Nuria Chinchilla se ha basado permanentemente en la necesidad de aplicar valores éticos a las actuaciones personales y colectivas para lograr de esta manera fámilias sólidas, empresas más productivas y en definitiva una sociedad más sana. La profesora se ha inclinado por una 'cultura enriquecedora' que favorezca en la sociedad los principios de la Ilustración de igualdad, libertad y fraternidad, fente a una 'cultura contaminadora' que conduce a una sociedad desvinculada, en donde no hay nada que perdure, con empresas mecanizadas, familias débiles, personas descentradas y empleados escasamente comprometidos con sus empresas.

Impulsora de un neofeminismo sobre la aportación específica al mundo de la empresa y el trabajo y de los estilos femeninos de dirección, la profesora Chinchilla ha abogado también por la necesidad de establecer horarios de trabajo más racionales y flexibles, empezando por adelantar una hora el huso horario español, para poder conciliar mejor el trabajo con la vida familiar. También se ha inclinado por jornadas laborales más racionales y flexibles, incluso en aquellos sectores menos favorecedores, como las industrias con turnos o la hostelería. «Siempre se puede organizar mejor el trabajo», ha señalado.

 

Fotos

Vídeos