La Junta pagará unos cuatro millones por deducciones familiares del IRPF de 2014

Consejería de Hacienda. /Ana Salvador
Consejería de Hacienda. / Ana Salvador

Ha recibido ya 2.544 solicitudes de contribuyentes que no aplicaron esta desgravación por no alcanzar la cuota mínima

El Norte
EL NORTEValladolid

La Consejería de Economía y Hacienda ha recibido ya 2.544 solicitudes de devolución de deducciones familiares autonómicas del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) correspondiente al ejercicio de 2014 en el primer mes de la campaña extraordinaria iniciada el 2 de julio y que finalizará el próximo 1 de octubre. Esta es la cuarta ocasión en la que la Junta habilita un periodo especial para que los contribuyentes de Castilla y León que en años anteriores no se aplicaron estas desgravaciones por no haber generado una renta suficiente puedan ahora disfrutar de estos beneficios fiscales autonómicos. La Consejería de Hacienda estima que tendrá que hacer frente a la devolución de unos cuatro millones de euros en la campaña de este año.

El Gobierno de la comunidad autónoma estableció en el año 2011 una excepción dentro de la normativa reguladora del Impuesto sobre la Renta para permitir a los contribuyentes que no alcanzaban la cuota mínima exigible aplicarse deducciones por determinados gastos familiares de este tributo establecidas por la comunidad. Esta modificación, que se estableció en coherencia con las políticas de apoyo a las familias y de dinamización demográfica previstas en la Agenda para la Población, ha permitido a miles de ciudadanos de la región acceder a estos beneficios generados en los ejercicios fiscales de 2011, 2012 y 2013.

Condiciones

Las bonificaciones autonómicas aplicables son seis: por familia numerosa, nacimiento o adopción de hijos, partos múltiples o adopciones simultáneas, gastos de adopción, cuidado de hijos menores y permiso de paternidad.

La horquilla de descuentos en la factura fiscal es amplia. A modo de ejemplo, cabe citar, por ejemplo, el ahorro de 710 euros establecido por el primer descendiente –que se eleva a 1.475 por el segundo y a 2.351 euros por el tercero– o la exención total en el pago de escuelas o guarderías con un límite de 1.320 euros. En todos los casos, su aplicación está condicionada a que el contribuyente no supere determinados techos de renta.

La Dirección General de Tributos y Financiación Autonómica, responsable de la coordinación de esta campaña extraordinaria de regularización, pretende facilitar al máximo las gestiones a los ciudadanos. Por ello, además de difundir su contenido con iniciativas informativas y de canalizar la tramitación a través del Portal Tributario para aquellos ciudadanos que optan por la vía telemática, presta apoyo para cumplimentar la instancia a los contribuyentes que eligen la presentación en registro físico, tanto en la sede de la Consejería de Economía y Hacienda, en Valladolid, como en los servicios territoriales.

Según recuerdan desde el Ejecutivo autonómico, en un comunicado recogido por Ical, la solicitud de devolución de deducciones familiares no aplicadas se realiza a través del modelo S08, sin que se requiera ninguna documentación adicional. Solo es preciso realizar un trámite previo con la Agencia Estatal de la Administración Tributaria (AEAT) en dos supuestos: en los casos en los que los ciudadanos no presentaron la autoliquidación del IRPF del ejercicio sobre el que pretenden desgravarse gastos familiares por no tener obligación de hacerlo –lo que requiere la realización de una declaración extemporánea– o si no se aplicaron bonificaciones porque su cuota tributaria era insuficiente –lo que les obliga a corregir la declaración.

Una vez verificado el cumplimiento de requisitos a partir de las solicitudes de abono de deducciones autonómicas sobre el IPRF de 2014, la Junta estima que retornarán cuatro millones de euros a los bolsillos de las familias. A esta cantidad hay que sumar los más de 12,4 millones de euros devueltos a 16.462 contribuyentes en las campañas extraordinarias correspondientes a las declaraciones del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas de 2011, 2012 y 2013. El próximo año las familias podrán aplicarse estas mismas deducciones sobre el IRPF de 2015.

 

Fotos

Vídeos