El tipo efectivo que pagaron las empresas en 2018 fue del 20,3%

Una de las oficinas de la Agencia Tributaria./Efe
Una de las oficinas de la Agencia Tributaria. / Efe

Casi el 76% de las empresas en España ingresan menos de 300.000 euros, mientras que solo un 0,5% declaran por más de 30 millones de euros

Edurne Martínez
EDURNE MARTÍNEZMadrid

Las empresas pagaron de media el 20,3% en impuestos sobre su base imponible el año pasado (el tipo nominal general es el 25%), según los últimos datos del Impuesto de Sociedades publicados ayer por la Agencia Tributaria. Se trata del tipo efectivo que las compañías pagaron en España en la declaración de 2018 pero en referencia a sus resultados de 2017.

Desde la Agencia Tributaria aclaran que hay que tener en cuenta que en esta estadística se exponen los resultados de sociedades individuales. Esto significa que no hay datos sobre grupos consolidados, por lo que no queda reflejado los impuestos que pagan las grandes empresas en otros países donde operan. De esta forma, se trata de una magnitud tributaria «condicionada» por este requisito.

Debido a que los Presupuestos Generales para 2019 no se pudieron aprobar en el Congreso, quedó pendiente la reforma del Impuesto de Sociedades que proponía una subida del tipo efectivo que pagan las grandes empresas hasta el 15%. Al igual que la ministra de Hacienda ha declarado en numerosas ocasiones, el presidente de los Técnicos de Hacienda (Gestha), Carlos Cruzado, explicó a este periódico que es fundamental reformar este impuesto «obsoleto», que tiene en cuenta dónde tributan las grandes compañías cuando la mayoría son ya digitales y no tienen una sede física como ocurría anteriormente.

Lo que sí muestra la estadística es que el tejido empresarial español está compuesto en su mayor parte por micropymes, ya que el 75,7% de las compañías (1,21 millones) lo hicieron por unos ingresos de hasta 300.000 euros (un 0,9% menos que el año anterior), mientras que solo un 0,52% declararon ingresos superiores a 30 millones el año pasado respecto al ejercicio de 2017, según los datos de la AEAT. Entre las pequeñas,el 30% declaró unos ingresos inferiores a los 6.000 euros anuales, un 18,7% entre 6.000 y 60.000 euros, un 15,2% entre 60.000 y 150.000 euros y un 11% entre 150.000 y 300.000 euros.