Las ventas de Mercadona se incrementaron un 6% en 2017

Juan Roig, presidente de Mercadona./Manuel Bruque (Efe)
Juan Roig, presidente de Mercadona. / Manuel Bruque (Efe)

La cadena valenciana ganó 322 millones, la mitad de 2016 pese a haber invertido más de 1.000 millones en su gran apuesta hacia el futuro

LUCÍA PALACIOSValencia

«Mercadona va muy bien... y va a ir mucho mejor». Son palabras del presidente de la mayor cadena de supermercados española, Juan Roig, durante la rueda de prensa de presentación de los resultados de 2017, que un año más han dado señales de apuntar a lo más alto.

Tal y como anunciaron el año pasado, el beneficio se ha reducido por la importante inversión que han empezado a hacer para los próximos años. Sin embargo, han superado con creces los objetivos marcados y las ganancias han caído a la mitad y no a una tercera parte, como había pronosticado el propio Roig hace ahora un año. Así, el beneficio neto de Mercadona en 2017 fue de 322 millones, 122 millones más que lo previsto, aunque supone una caída del 49% respecto a 2016, cuando ganaron 636 millones. Sin embargo, esta reducción de beneficios se debe a una inversión de 1.008 millones que realizaron el pasado año, la mayor parte dedicada a remodelar todas sus tiendas para hacerlas más modernas y eficientes, de cara a sembrar el «Mercadona del futuro», como le gusta repetir a su presidente.

Que Mercadona sigue creciendo de forma imparable se pone de manifiesto en una cifra que es tremendamente reveladora: el número de tickets se incrementaron cada día en cada una de sus tiendas una media de 75 por día. Así, la cadena valenciana consiguió facturar el año pasado 22.915 millones de euros, lo que supone un incremento del 6%. No es de extrañar, por tanto, que uno de cada cuatro euros que los hogares españoles dedicaron a la alimentación fueron a parar a las arcas de Mercadona, que reforzó el año pasado su liderazgo al incrementar su cuota de mercado al 24,1%, el triple que sus dos grandes rivales: Carrefour y Dia.

Hacia la tienda '10'

Pese a estos datos, Roig no se da por satisfecho: «Estamos mejorando pero vamos a mejorar más», ha asegurado en la presentación, en la que ha desgranado cuáles son sus planes de futuro. Y eso pasa por tener unas tiendas totalmente actualizadas y por ofrecer unos productos Hacendado «de 10», en palabras de Roig, y para ello en 2017 incorporaron 240 nuevas soluciones y mejoraron 105 productos.

El otro gran reto es virar hacia una ‘tienda 8’, tal y como han calificado a los nuevos establecimientos. ¿Por qué 8 y no 10? «Tenemos que ser modestos», ha reconocido Roig, que ha admitido que para llegar al 10 les faltaría introducir comida recién hecha, algo que demandan mucho los clientes, poder comer dentro de la propia tienda, vender bebidas frías o incluso tener wifi.

«No teníamos la empresa actualizada y teníamos que hacerlo», ha explicado el presidente, que se ha mostrado orgulloso de haberse puesto manos a la obra pese a que eso signifique menos beneficios. «Nos habíamos quedado obsoletos en nuestro tipo de tienda», ha admitido Roig, que ha puntualizado que el objetivo son tiendas con mejoras energéticas, diseños más modernos, mejor accesibilidad, mayor comodidad e incorporación de frescos. Y por eso se encuentran inmersos en un plan de modernización de la empresa que se extenderá hasta 2023. En la actualidad hay 157 tiendas actualizadas, más otras 25 en las que han incorporado productos frescos globales. Para este año reformarán 250 tiendas más de forma completa y a otras 200 le añadirán productos frescos. En 2019 acometerán la modernización de 400 establecimientos y en 2020 otros 300. En 2020 por tanto habrá 1.100 tiendas eficientes y 500 con frescos globales, que se reformarán totalmente en 2020-2023.

8.500 millones de inversión

Para ello, el próximo año Mercadona volverá a realizar una inversión histórica, de más de 1.500 millones, destinada también a la apertura de 27 supermercados. Todo este ambicioso plan de remodelación supondrá una inversión superior a 8.500 millones en los próximos seis años, sin endeudamiento y con recursos propios. «Vamos a transformar Mercadona», ha dicho con orgullo Roig, quien también se mostró plenamente satisfecho de haber creado el año pasado 5.000 nuevos empleos, con lo que la plantilla se eleva a 84.000 personas, todas ellas con contrato fijo.

La nueva web, casi a punto

«Yo me cambié de chaqueta y hoy creemos que se puede hacer Mercadona on line», ha defendido de nuevo Juan Roig, refiriéndose a que en más de una ocasión descartó apostar por el negocio digital porque no le veía la rentabilidad. Pero ya el año pasado, tras admitir que la web de Mercadona es «una mierda», anunció que estaban trabajando para cambiarla porque ya sí estaba convencido de que podían ganar dinero con ello. Un año después, el presidente de la empresa valenciana ha avanzado que la nueva web de Mercadona estará lista para el segundo semestre de este año, aunque en estos inicios solo estará operativa para Valencia capital, con la intención de desembarcar en 2020 en otras grandes ciudades.

La web, que contará también con una app, tendrá al 99% el mismo surtido que una tienda, pero no servirán desde una tienda física, sino que lo harán desde lo que han denominado ‘La Colmena’, un almacén en el centro de Valencia, desde donde los distribuirán a través de unos vehículos que les han fabricado específicamente con tres temperaturas.

«Sabemos a dónde vamos, estamos seguros de que vamos a tener éxito, pero no sabemos cómo hay que hacerlo, qué cosas hay que servir...», ha explicado con modestia Roig, que se ha mostrado convencido de que «lo sabremos cuando ‘El jefe’ (el cliente) lo pruebe».

 

Fotos

Vídeos