«Si la sociedad no participa activamente en el cambio, se quedará atrás»

Mª Victoria Seco (Junta de Castilla y León), Susana García Dacal, (SACYL), Javier Alfonso Rodríguez, (UEMC), Carlos Hernández, (Lenovo Data Center Group) y Juan Luis Escudero (Microsoft)./Gabriel Villamil
Mª Victoria Seco (Junta de Castilla y León), Susana García Dacal, (SACYL), Javier Alfonso Rodríguez, (UEMC), Carlos Hernández, (Lenovo Data Center Group) y Juan Luis Escudero (Microsoft). / Gabriel Villamil

Más de 130 directivos y profesionales de la región se dan cita en la IV edición del Encuentro Tecnológico Castilla y León 4.0, en el que participan ponentes de primer nivel

Laura Negro
LAURA NEGROVALLADOLID

Más de 130 directivos y profesionales procedentes de distintos puntos de la región, están reunidos esta mañana en el Pabellón de Cristal del Museo de la Ciencia de Valladolid para asistir a la IV edición de ENTIC, el Encuentro Tecnológico Castilla y León 4.0, organizado por IECISA y El Norte de Castilla. Una cita en la que intervienen expertos en tecnologías de la información, innovación y empleo, tanto del sector público como del privado y que cuenta con la presencia de numerosos representantes del ámbito político.

Noticias relacionadas

La bienvenida ha corrido a cargo de Juan Carlos Suárez-Quiñones, consejero de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León, y de José Aracil, director de Gobierno y Servicios Públicos de IECISA. La primera mesa redonda que ha dado cuerda a este encuentro ha llevado por título 'El paso de la sociedad digital a la sociedad cognitiva'. Ha estado integrada por Mª Victoria Seco (Junta de Castilla y León), Susana García Dacal, (SACYL), Javier Alfonso Rodríguez, (UEMC), Carlos Hernández, (Lenovo Data Center Group) y Juan Luis Escudero (Microsoft). Todos ellos han analizado y respondido a las preguntas del público y de Carlos Aganzo, director de Relaciones Institucionales de El Norte de Castilla y Subdirector de la Fundación Vocento, quien ha moderado la mesa.

La primera en intervenir ha sido Mª Victoria Seco, Directora General de Telecomunicaciones de la Junta de Castilla y León. Ha arrancado exponiendo que lo más importante de la transformación digital ha sido «el cambio de mentalidad que ha habido por parte de los ciudadanos, de la administración y de las empresas». Explicó la definición de «ciudadano digital» y ha expuesto que los principales retos a los que se enfrenta la administración regional son la despoblación y la dispersión geográfica. Ha hablado de tres proyectos en los que la Junta está trabajando principalmente, que son las Escuelas Conectadas para meter la fibra óptica en todos los colegios; Castilla y León Digital que consiste en poner centros de formación dirigidos a personas mayores. Y por último habló del proyecto de transformación digital a Pueblo Rural Inteligente, por medio del cual se ha creado una plataforma para regular servicios públicos como el de la gestión del agua, de los residuos y la iluminación. «Es un proyecto en el que participan las 9 diputaciones provinciales. Se encuentra en una primera fase y se espera tener los primeros resultados en tres años», dijo.

Susana García Dacal, Directora General de Infraestructuras y Tecnologías de la Información de SACYL en su intervención ha puesto sobre la mesa los recursos con los que cuenta la comunidad de Castilla y León y su gran volumen de actividad. Habló de las infraestructuras, de los procedimientos y mecanismos de seguridad que hay que aplicar en un entorno tan complejo como el de la sanidad. «Según el último barómetro sanitario, el índice de satisfacción de nuestros ciudadanos alcanzaba el 7,07, lo que da muestra el valor y la calidad de los servicios prestados», dijo. Planteó como retos el envejecimiento de la población, el aumento de las enfermedades crónicas, el coste de los tratamientos y el desarrollo de las nuevas tecnologías médicas. «Las TIC son herramientas catalizadoras que deben ayudarnos a prestar los servicios de forma más eficiente y sostenible. Deben facilitar el trabajo de los profesionales y mejorar la práctica clínica de cara a los ciudadanos. Gracias a las TIC, los pacientes se han situado como agentes activos en la sanidad», se pronunció. Habló también de los proyectos de SACYL en los que las TIC cobran especial importancia. Comenzó hablando de los proyectos de interoperabilidad de la historia clínica y de la receta electrónica. «este último ha permitido reducir mucho las consultas vinculadas a la dispensación de recetas». Ha hablado de cifras «mareantes», ya que en la última semana se firmaron 240.000 prescripciones y se llevaron a cabo 677.000 dispensaciones en las farmacias. Otros ejemplos que García Dacal puso sobre la mesa fue la Carpeta del Paciente que permite a cualquier ciudadano con tarjeta sanitaria de la región, acceder a su información, citas, pruebas, partes de baja, imágenes radiológicas y la hoja de medicación; también informó de la plataforma sociosanitaria «que persigue mejorar la calidad de vida del paciente y mejorar los sistemas sanitarios que dan soporte a la ciudadanía». Parte de su intervención se centró en el proyecto europeo de big data Harmony, coordinado desde el Instituto de Investigación Biomédica de Salamanca. «Es un proyecto revolucionario y disruptivo, que agrupa datos clínicos y genómicos de pacientes de Europa para mejorar la eficacia y acortar el camino en la lucha contra los cánceres hematológicos y que con un presupuesto de 40 millones de euros».

La siguiente intervención ha sido la de Javier Alfonso Rodríguez, Vicerrector de Innovación y Empleo de la UEMC, quien quiso diferenciar los diferentes tipos de innovación existentes en la actualidad. «Estamos en un momento en el que tenemos que asumir que hay nuevas tecnologías y nuevas oportunidades, pero también nuevas incógnitas y nuevos peligros relacionados con la información», advirtió. Según Rodríguez son tres los factores que caracterizan la situación actual, la aceleración del cambio, la hiperconectividad y la reflexibilidad. «La aceleración del cambio se debe a la multiplicación explosiva de la información en el sistema hiperconectado y reflexivo que es nuestra sociedad de la información global», dijo. «Si la sociedad no participa activamente en el cambio, se queda atrás», argumentó. Sobre el paso a una sociedad cognitiva dijo que «no nos vale con copiar lo que hacen otros, hay que adaptar las nuevas tecnologías a nuestras necesidades, a nuestra cultura empresarial y a nuestro tipo de negocio. El acceso y el uso digital no conducen necesariamente al desarrollo o mejora de la competencia digital avanzada. Hay que incrementar la capacidad de comprender los medios, de buscar información, de ser críticos con la información que recibimos y de hacer un uso seguro de las TICs». Advirtió también del peligro que supone que la regulación va todavía muy por detrás de los avances tecnológicos.

Por su parte, Carlos Hernández, Responsable Sector Público de Lenovo Data Center Group, que ha participado en anteriores encuentros, ha presentado la transformación digital «como un camino, no un destino en si mismo». Lanzó varias preguntas a la audiencia que él mismo respondió. Presentó la Inteligencia Artificial como «la capacidad de extraer los datos y de tener la capacidad de analizarlos». «Tenemos que pasar de tener una actitud determinista a tener una actitud predeterminista. Tenemos un volumen de datos ingente. Actualmente los móviles tienen un millón de veces más de potencia que todos los ordenadores que ha tenido la NASA desde 1969», expuso. Para Hernández, la tendencia va por la recopilación de datos y por enseñar a las máquinas a analizarlos. «Necesitamos grandes potencias de cálculo para el análisis de los datos, eso requiere de potentes canales de comunicación e infraestructuras». El de Lenovo expuso que la compañía, que invierte 1,2 billones en inteligencia artificial, cuenta con un amplísimo portfolio de productos como grupo de empresas, para satisfacer esas necesidades y explicó cómo están trabajando el ámbito de las grandes universidades con proyectos en diferentes dirigidos a diferentes sectores.

Juan Luis Escudero, Enterprise Channel Manager de Microsoft, ha aportado la visión de la compañía sobre la Inteligencia Artificial, que ya está catalogada como la cuarta revolución industrial. «Estamos capturando y guardando datos de forma masiva. La inteligencia artificial sale de los laboratorios de las universidades y tiene aplicación mediante el tratamiento masivo de datos», dijo. Puso varios ejemplos de proyectos en los que está trabajando Microsoft para amplificar la inteligencia humana aplicando la inteligencia artificial. «La IA puede contribuir en el razonamiento, extrayendo conclusiones a partir de los datos; mejora el entendimiento al interpretar el significado de los datos, incluyendo texto, voz e imagen y por último interactuando con las personas de forma virtual», dijo y puso como ejemplo tres importantes empresas como UBS, UBER y UPS que ya aplican la inteligencia Artificial en sus procesos.

Ha hablado también de la flexible plataforma Azure de Microsoft y de su amplia cartera de herramientas de productividad de Inteligencia artificial. Expuso los muchos servicios cognitivos que la multinacional ofrece. Las tres áreas que tienen mayor aplicación en el campo de la IA son, según Escudero, «los agentes digitales, las apps inteligentes y los procesos de negocio». Puso de nuevo ejemplos de empresas como HP, Telefónica y la ciudad de Los Ángeles que utilizan chatboots en sus procesos. «La IA en las apps va a permitir mejorar la colaboración, mejorar el conocimiento y garantizar la seguridad y privacidad», ha asegurado.

Acto seguido se ha dado paso a un turno de preguntas, que ha generado un interesante debate entre los ponentes sobre los retos y oportunidades.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos