Renault mantiene el fin de turno de noche y CGT convoca huelga para los sábados y domingos

Los representantes de CGT charlan con la prensa al término de una reunión con la dirección de Renault. /A. MINGUEZA
Los representantes de CGT charlan con la prensa al término de una reunión con la dirección de Renault. / A. MINGUEZA

Las conversaciones entre empresa y sindicatos por la decisión de la compañía de no renovar 1.400 contratos eventuales acaban sin acuerdo para graduar la medida

Julio G. Calzada
JULIO G. CALZADAValladolid

Las dos jornadas de negociación entre la empresa y los sindicatos que representan a la plantilla de Renault en España han acabado como empezaron, sin cambios en las posiciones de cada una de las partes. La multinacional automovilística anunció el 24 de mayo último su intención de cerrar los turnos de noche en las factorías de fabricación de vehículos de Valladolid y de Palencia, una medida que supondrá la no renovación de un total de 1.400 contratos eventuales, 800 en el caso de Palencia y 600 más en la planta vallisoletana y en las líneas de esta factoría que trabajaban para suministrar productos a las líneas de la fábrica palentina. La dirección ha anunciado a los sindicatos en la reunión mantenida hoy 7 de junio que mantiene su decisión de dar por finalizada la fabricación de unidades en la línea de Palencia a partir del 23 de julio próximo, mientras que en Valladolid el fin del trabajo nocturno llegará un poco más tarde, el 13 de agosto, con el inicio del periodo vacacional.

«Teniendo en cuenta todas las informaciones y debates llevados a cabo durante el período de consultas con la representación de los trabajadores, se confirma que no se procederá a la renovación de los turnos complementarios de Valladolid y Palencia con el objetivo de ajustar la producción a las necesidades de los diferentes mercados. No hay que olvidar que desde Valladolid y Palencia se envían vehículos a los cinco continentes y que la evolución de los diferentes mercados en el futuro es la que dictamina el tipo de organización a implantar.

Los dos sindicatos mayoritarios, Unión General de Trabajadores y Comisiones Obreras han lamentado esta decisión y han asegurado que vigilarán si se llevan a cabo horas extras, al tiempo que se han interesado por cómo se llevará a cabo el traslado y el acomodo de los trabajadores fijos del turno de noche en los otros dos que continuarán con la producción, los de mañana y tarde. Estas dos formaciones, junto con el Sindicato de Cuadros y Profesionales (SCP) firmaron el acuerdo social que permitió la puesta en marcha del III Plan Industrial de Renault para España. El mayor sindicato de los que no firmaron este pacto, la Confederación General de Trabajadores, anunció por su parte a la salida de la reunión con la empresa la inminente convocatoria de una huelga en las factorías españolas del grupo para que no se trabajen ni los sábados ni los domingos previstos y acordados con la firma. De hecho, según fuentes laborales, en Valladolid está previsto que se trabajen todos los sábados del mes de junio.

El minoritario Trabajadores Unidos, ha expresado por su parte que «esta empresa funciona matemáticamente igual cada tres o cuatro años. Se inventa un expediente de regulación o la eliminación de un turno, después aprovecha para pedir unos cuantos millones de euros, que pagamos entre todos, mientras de paso proponen un convenio o lo que ahora llaman 'Plan Industrial' en el que nos quitan muchos derechos.

La pérdida de puestos de trabajo en Renault afecta también a la industria auxiliar, compañías como Faurecia han anunciado ya el fin del periodo de contratación de una parte de sus trabajadores eventuales como consecuencia de una disminución prevista en los pedidos que llevará a cabo la marca del rombo.

 

Fotos

Vídeos