La supresión del tercer turno de Renault en Valladolid y en Palencia afectará a 1.200 trabajadores

Factoría de Renault en Valladolid /EL NORTE
Factoría de Renault en Valladolid / EL NORTE

La empresa ha convocado una reunión del comité intercentros con los sindicatos que representan a los trabajadores para negociar con ellos

Julio G. Calzada
JULIO G. CALZADAValladolid

Renault prepara el fin del turno de noche en sus dos factorías de fabricación de automóviles en España, la de Carrocería y Montaje de Valladolid y la de Montaje de Palencia. La empresa ha convocado una reunión del comité intercentros con los sindicatos que representan a los trabajadores para negociar con ellos el fin de la actividad en el turno de noche en la fábrica palentina, así como de las actividades asociadas que se desarrollan en las plantas vallisoletanas, además de la conclusión del mismo turno en la planta de la capital vallisoletana.

La medida afectará a los contratos de cerca de 1.200 trabajadores que ahora prestan servicio en estos horarios en ambas fábricas, según han informado fuentes sindicales.

El fin de las actividades en los turnos de noche afectará a cerca de 700 empleados en la fábrica de Villamuriel de Cerrato, en Palencia, mientras que en Valladolid la cifra de afectados será inferior, en torno al medio millar de trabajadores, según explicaron las fuentes consultadas, que lamentaron esta situación.

Montaje de 5.000 unidades

Estas fuentes indicaron que la empresa había adelantado que se encuentra en una situación de «producción estabilizada» al haberse completado las demandas de los primeros años de fabricación de los dos nuevos modelos que salen de la línea de producción palentina, el Mégane IV y el todoterreno Kadjar. De esta forma, la fabricación regresará a las cadencias habituales de dos turnos, con un montante semanal cercano a las 5.000 unidades frente a las casi 7.000 que se ensamblan en la actualidad con tres turnos y una producción de 24 horas al día de lunes a viernes.

Sin embargo, para las fuentes sindicales, esta situación supone «un momento triste, ya que supone pérdida de puestos de trabajo», manifestaron. «Esperamos que se trate de una situación recuperable dado que en el III Plan Industrial de Renault para España se prepara un nuevo modelo que llegará el año próximo y con él, confiamos en que se recuperen también las cifras de empleo», añadieron desde los sindicatos que representan a la plantilla.

 

Fotos

Vídeos