Renault amplía en Palencia para ganar capacidad de producción

Aspecto de los trabajos de ampliación del taller de Embutición de Renault en Villamuriel de Cerrato (Palencia) /ANTONIO QUINTERO
Aspecto de los trabajos de ampliación del taller de Embutición de Renault en Villamuriel de Cerrato (Palencia) / ANTONIO QUINTERO

La planta palentina que convierte 300 toneladas de chapa en vehículos cada día aumenta su taller de embutición

Julio G. Calzada
JULIO G. CALZADAValladolid

La multinacional automovilística Renault fabrica en sus plantas de Valladolid y Villamuriel de Cerrato (Palencia) al ritmo de un vehículo cada 59 segundos durante la jornada laboral, una cadencia que requiere que todo funcione a la perfección: suministros, trabajadores, robot, autómatas, logística de carga y descarga... Para asegurar que, como dice la canción:‘el ritmo no pare’, la empresa primera empleadora de Castilla y León amplía sus naves de embutición de la factoría palentina, donde hubo algunos problemas de suministro a la cadena cuando en 2016 y 2017 se trabajó al máximo de capacidad de las instalaciones, con cadencias de hasta 8.000 vehículos por semana y con un récord histórico en 2016, cuando se ensamblaron 320.000 unidades de Mégane y Kadjar.

La ampliación, visible desde el exterior, aumentará el área de almacenaje de la zona de embutición y permitirá, según las fuentes laborales consultadas mejorar la capacidad de respuesta de esta parte de la factoría para con el resto. Villamuriel de Cerrato convierte cada día 300 toneladas de bobinas de chapa en piezas de la carrocería de los automóviles que fabrica. El taller de embutición, en donde se lleva a cabo la transformación de la chapa de acero en el armazón del vehículo compuesto por la base rodante, el bloque delantero, las puertas o los lados de caja cuenta con un elevado nivel de automatización, calculado en el 90%. De manera que las operaciones se realizan con el trabajo que desarrollan 25 robot manipuladores y 18 autómatas programables. Se trata de las naves de mayor altura del complejo industrial de Renault en Palencia, que ocupa un total de 335.000 metros cuadrados construidos.

Este taller dispone en la actualidad de cuatro líneas de prensa y una línea de corte y con la nueva ampliación, señalaron fuentes cercanas a la compañía, podrá contar con una línea de trabajo más lo que incrementa en el 25% su capacidad de producción de chapa.

Aspecto desde la autovía de Palencia de la nueva ampliación de Renault.
Aspecto desde la autovía de Palencia de la nueva ampliación de Renault. / ANTONIO QUINTERO

La obra de ampliación se observa con claridad dado que embutición cuenta con las naves de mayor altura de todo el conjunto, que alcanan los 20 metros y en su interior además se excava una línea de sótano.

El nuevo edifico, destinado a almacén de útiles, contará con una superficie de mil metros cuadrados de planta más cuatrocientos metros cuadrados de entreplanta y se prepara para soportar una carga de hasta ocho toneladas de peso por metro cuadrado. «Se trata de la parte más alta, ya que en ella se deben manejar los útiles de embutición, con grandes pesos, lo que exige condiciones de trabajo de mucha seguridad, al tiempo que instalaciones bien adecuadas al manejo de grandes grúas y grupos de autómatas que deben estar muy bien situados y anclados», explicaron las fuentes.

Desde la representación de los trabajadores se saludó «que la empresa cumpla con las condiciones para la planta de Palencia recogidas en el IIIPlan Industrial de Renault para España» indicaron. Este acuerdo compromete a la compañía a mantener en estas instalaciones el ritmo de fabricación del año 2015. «Con estas mejoras y ampliaciones será más fácil que se consigan y que se superen esos límites», agregaron desde los sindicatos.

 

Fotos

Vídeos