El Gobierno francés reclama a Renault que nombre ya a un sustituto de Ghosn

El presidente galo, Emmanuel Macron, con Carlos Ghosn en una imagen de noviembre de 2018. /E. L. / Reuters
El presidente galo, Emmanuel Macron, con Carlos Ghosn en una imagen de noviembre de 2018. / E. L. / Reuters

El rechazo de la justicia japonesa a ponerle en libertad bajo fianza obliga al fabricante a relevar a su todavía presidente

El Norte
EL NORTEValladolid

Renault ultima el relevo de Carlos Ghosn de su cargo de presidente, después de que el Gobierno francés haya solicitado al grupo automovilístico que convoque a su junta directiva el próximo 20 de enero para nombrar un sustituto definitivo para el ejecutivo, que está encarcelado en Japón por un supuesto caso de evasión fiscal y malas prácticas y sin visos de salir en libertad bajo fianza.

Más información

Representantes del Estado francés, que es el primer accionista de Renault, se encuentran en Tokio para tratar con la dirección de Nissan la sucesión de Carlos Ghosn al frente de la alianza que mantienen, los dos grupos junto con Mitsubishi, según publicó el diario 'Le Figaro'.

El Ejecutivo galo había apoyado hasta ahora la decisión de Renault de mantener a Ghosn en el cargo hasta que el directivo sea juzgado en Japón por declarar unos ingresos menores de los que realmente percibió al frente del fabricante de automóviles nipón. Sin embargo, después de dos meses de la detención de Ghosn (el pasado 19 de noviembre), el Estado francés, que posee el 15% del capital de la multinacional y dos asientos en la junta directiva, pretende acelerar el proceso de cambio en la cúpula del fabricante, según fuentes citadas por Reuters.

Hasta ahora el grupo Renault, que nombró a Thierry Bolloré como consejero delegado interino, no ha encontrado ninguna irregularidad en una auditoría preliminar de Ghosn y asegura que sus ingresos como presidente y director general de la firma gala y las condiciones bajo las cuales se aprobaron cumplen la legalidad y el código de gobierno corporativo de las sociedades cotizadas. Tampoco ha detectado ningún tipo de fraude en el sistema de remuneración de sus consejeros durante los años 2017 y 2018, pese a lo cual la empresa continuará revisando las remuneraciones de los años anteriores. De hecho, los ejercicios analizados no abarcan los años en los que Ghosn habría cometido presuntamente el fraude en Nissan.

Según fuentes cercanas al caso, Jean-Dominique Senard, que está a punto de abandonar el cargo de consejero delegado del fabricante de neumáticos Michelin, reemplazará a Ghosn como presidente de Renault, aunque el Estado francés y sus asesores también están considerando la continuidad de Bolloré. Otros nombres que se encuentran en las quinielas de candidatos a presidir Renault son Didier Leroy (Toyota) o Philippe Guillemot (Elior).

La alianza invierte en una plataforma en la nube digital

Alliance Ventures, el fondo de capital de riesgo corporativo de la alianza Renault-Nissan-Mitsubishi, ha anunciado una inversión en Tekion, la plataforma en la nube digital de próxima generación para el sector minorista de la automoción. La alianza automovilística franco nipona cree que los grupos de automoción con los servicios al cliente más avanzados y conectados disfrutarán de importantes ventajas competitivas y por eso justifica su inversión en la firma con sede en Silicon Valley, en California. «Tekion es una compañía que está aprovechando las tecnologías más avanzadas para brindar experiencias y soluciones digitales para el sector minorista de automoción», señaló el director de Alianzas e Innovación Global de la alianza, François Dossa.

Ghosn, a quien el Tribunal de Distrito de Tokio ha negado la libertad bajo fianza, ha sido acusado formalmente de un agravante de violación de confianza por transferir temporalmente pérdidas de inversiones personales a Nissan en 2008, así como de comunicar a los supervisores nipones unos ingresos menores de los que realmente percibió. En concreto, está acusado de publicar una compensación económica por su responsabilidad al frente de Nissan de menos de la mitad de los 88 millones de dólares (77 millones de euros) que recibió durante cinco años desde 2010.

Además, la Fiscalía nipona también acusa a Ghosn, a Nissan y al exdirectivo Greg Kelly de no haber declarado parte de las compensaciones recibidas por el máximo responsable de la empresa entre 2015 y 2018. Ghosn se declaró inocente ante la Justicia japonesa en su primera aparición pública desde que fue arrestado, hace ya casi dos meses. «He sido acusado y detenido injustamente con acusaciones sin fundamento», aseguró.

Reconducir las relaciones

En la delegación del Estado francés desplazada a Tokio para preparar la sucesión de Ghosn figuran el director general de la Agencia de Participaciones del Estado, Martin Vial, y Emmanuel Moulin, director del gabinete del ministro de Economía, Bruno Le Maire. Su viaje a Tokio cobra especial sentido después de que la justicia japonesa rechazara la demanda de liberación de Ghosn.

Esa negativa, que augura que deberá seguir entre rejas al menos varias semanas más, hace más necesario su reemplazo al frente de Renault, que hasta ahora ha evitado deponerlo del puesto de presidente (como hizo desde el principio Nissan) apelando a la presunción de inocencia.

Le Maire volvió a repetir el lunes que con las informaciones que les han llegado no hay elementos que justifiquen una petición de dimisión de Ghosn, pero que habría que abordar su sustitución en caso de que esté impedido de ejercer sus funciones de forma duradera. Esta cuestión había generado una tensión entre Renault y Nissan que la delegación francesa pretende aligerar.

 

Fotos

Vídeos