«El dato nos hace más fuertes, pero también más vulnerables»

Javier Coréala, Ángel Miguel Vega , Modesto Mezquita , Alfredo García , Manuel Vidal. / Gabriel Villamil

Más de 130 directivos y profesionales de la región, se dieron cita en la IV edición del Encuentro Tecnológico de Castilla y León 4.0, en el que participaron ponentes de primer nivel

Laura Negro
LAURA NEGRO

La segunda de las mesas redondas de las que ha constado la IV edición de ENTIC, el Encuentro Tecnológico Castilla y León 4.0, organizado por IECISA y El Norte de Castilla celebradas tuvo como principal línea de debate los datos como comburente en el siglo XXI. Llevaba por título 'La Economía del dato: La nueva materia prima' y en ella intervinieron Ángel Miguel Vega (Junta de Castilla y León), Modesto Mezquita (Agencia de Innovación y Desarrollo Económico del Ayuntamiento de Valladolid), Alfredo García, (NetApp) y Manuel Vidal (Oracle). Todos ellos compartieron consejos para que las empresas mantengan una buena estrategia que les sirva para aprovechar, gestionar y asegurar sus datos.

Más sobre la jornada

Los ponentes fueron moderados por Javier Corella, Director de Marketing y Comunicación de IECISA, quien situó el dato como «el gran capital de las empresas». Manuel Vidal, Business Development Director de Oracle fue el primero en intervenir explicando que «los datos «requieren en muchos casos de un cambio en la infraestructura tecnológica para su óptima gestión». Según dijo, «para trabajar con un dato no debe haber rivalidad dentro de los diferentes procesos de negocio dentro de la compañía. El dato no es fungible, se puede utilizar tantas veces como se quiera, y es más, se enriquece cuanto más se use». Afirmó que el dato es un bien experiencial ya que «tiene un valor distinto en función de lo que tú sepas hacer con él».

¿Qué se está haciendo con los datos en el mundo de la educación? Fue la pregunta que el moderador lanzó al aire y que recogió Ángel Miguel Vega, Director General de Política Educativa Escolar de la Junta de Castilla y León. Explicó que en el ámbito educativo, la materia prima «son los alumnos, pero también los datos». Expuso cómo la Consejería de Educación en el año 2011, puso en marcha el proyecto Stilus, que culminará en el 2020 y que permitirá el uso de datos y su aplicación en el ámbito de la educación. Habló de aprendizaje 4.0, en el que «el centro siempre es el alumno». «En educación no hay que adaptarse al cambio, sino liderarlo y formar alumnos digitalmente». Para Vega, Stilus está al servicio del alumnado y está orientado al aprendizaje 4.0, adaptado a la medida de cada alumno. En este sentido expuso la importancia de la conectividad del territorio, haciendo alusión al proyecto Escuelas Conectadas, ya mencionado en la primera mesa redonda. «El proyecto Stilus tiene diferentes finalidades. Es un proyecto que ha necesitado de una reorganización interna. «Todos los usuarios, profesores, alumnos y familias tienen una identidad digital. Mediante bases de datos, aplicaciones y una estructura modular, permitirá mejorar la comunicación entre las familias y los centros, abriendo un mundo de posibilidades y mejorando la secretaría virtual», dijo. Concluyó su exposición argumentando que «el dato nos hace más fuertes, pero también más vulnerables. No hay que confundir los medios con los fines».

De la educación, el moderador quiso dirigir el debate hacia cómo los datos se utilizan en las ciudades inteligentes y qué resultados se están obteniendo. Modesto Mezquita, Coordinador de Innovación de Agencia de Innovación y Desarrollo Económico del Ayuntamiento de Valladolid tomó la palabra para exponer que «en el ámbito de las ciudades, la administración es una gran productora de datos, la mayor parte de ellos, generados por la propia dinámica de los servicios municipales», dijo. Habló del Ayuntamiento de Valladolid y cómo está volcado por ofrecer una total transparencia, «algo que es extrapolable a todos los ayuntamientos». «Se abren nuevos canales de participación para la ciudadanía. Cada vez se hacen mayores gestiones a través de la sede electrónica y eso aumenta el volumen de datos». Los ayuntamientos debemos ser los primeros en aprovechar la analítica de esos datos para mejorar los servicios a la ciudadanía», dijo. Informó de algunos proyectos importantes a nivel europero en los que el Ayuntamiento está trabajando y en los que el dato es uno de los ejes principales. Proyectos como RemoUrban, que trata de fomentar movilidad eléctrica y el uso de datos y para el que el ayuntamiento ha destinado 400.000 euros en dos convocatorias.

Mezquita habló también de la cesión de datos, siempre desde un punto de vista de la protección de los datos, «somos muy escrupulosos en ese sentido«, dijo. Lo que nos preocupa a la administración local es como procesar, geolocalizar y explotar los datos, pero siempre con el equilibrio de la transparencia y la seguridad de los datos. La economía del dato en el ámbito local cobra especial importancia y la administración debe de estar preparada«, argumentó.

El moderador quiso dirigir la conversación hacia el sector empresarial. Aquí, Alfredo García, Account Manager Sector Público de NetApp, explicó que la explotación de los datos en el mundo de las empresas es vital. «El cliente debe de tener capacidad de gestionar los datos independientemente de donde esté«, de ahí la importancia de crear fuertes infraestructuras.

En el debate que se generó, intervino también Manuel Vidal (Oracle), indicando que «además de una Ayuntamiento, hay muchas compañías recogiendo datos dentro de una ciudad». Puso como ejemplo a Facebook, «que de predecir la rentabilidad de cada tipo de negocio de una ciudad y de predecir el PIB de un a ciudad por las interacciones. En esa línea, en su opinión, dijo que «la Unión Europea vamos muy por detrás de Estados Unidos en lo que a gestión de datos se refiere. «Tenemos que regular menos y correr más. No esperemos a que la Unión Europea acote el terreno del juego, porque si no… siempre iremos 10 años por detrás».

Manuel Vidal planteó un panorama desolador en lo que a privacidad de datos se refiere. «Los grandes operadores a nivel mundial intervienen sobre nuestros datos sin nuestro consentimiento y según les apetece», dijo. Explicó que un buen porcentaje de la ciudadanía no sabe qué datos de ellos se están utilizando, ni cómo se utilizan, ni para qué. «Las grandes compañía hacen lo que quieren con nuestros datos. Son capaces de hacer una radiografía exacta de lo que hacemos en cada momento. Hay toda una industria generada en torno a nuestros datos». «El stock de datos supone un enorme capital para nuestras empresas que pueden ayudarnos a vender y a encontrar nuevos potenciales clientes» añadió.

Alfredo García (NetApp), intervino para hablar de tecnologías emergentes y de cómo permiten utilizar la inteligencia artificial y de manejar cantidades ingentes de datos, para ello puso como ejemplo la tecnología 'Flash' y cómo se ha visto desbancada por otras nuevas tecnologías. Destacó la necesidad de acercarse a los centros productores y a la vez al cliente.

Al finalizar la mesa redonda, llegó el turno de palabra de Álvaro Gallego, socio en Wannabot, quien de forma muy amena se adentró en la revolución de los ChatsBots en una conferencia sobre Inteligencia Artificial. Comenzó hablando de las muchas aplicaciones de los chatbot, como puede ser ayudar en los procesos de ventas para autónomos y empresas y también en el ahorro de costes. «Un chatbot es un interfaz que facilita la conversación entre humanos y máquinas», empezó. «Son herramientas que pueden tener o no Inteligencia Artificial y que ayudan a aumentar la productividad, de empresas y de la administración». Explicó la altísima productividad de estos interfaces y habló de su casi inexistente curva de aprendizaje. «En los años 90 nos entrenaron para el uso del ratón con herramientas como el buscaminas. Con los chatbot esto no ocurre, la curva de aprendizaje es mínima», dijo. «Muchas empresas han desarrollado aplicaciones y ven en los chatbots una amenaza para las apps», expuso. Habló también de la dificultad para encontrar perfiles y talentos especializados en estos interfaces.

Los encargados de clausurar la jornada fueron Juan Carlos Prieto, Director de IECISA en Castilla y León y de Carlos Aganzo, Director de Relaciones Institucionales de El Norte de Castilla y Subdirector de la Fundación Vocento.

Prieto de forma muy escueta destacó la calidad de los ponentes y sus intervenciones. Adelantó que el éxito de la jornada les ha animado a celebrar una V edición de ENTIC CyL. Un evento que se organiza con «mucho gusto y mucho esfuerzo». Presentó el departamento de Informática El Corte Inglés como una gran consultora tecnológica, «de las más importantes del sector» y explicó que «estamos metidos en esta revolución digital que nos afecta a todos. Tenemos una gran carga de trabajo. Es un tsunami y tenemos que estar preparados para ello. Hemos incorporado mucho talento para poder seguir creciendo en propuestas. Nuestro objetivo es acompañar a las administraciones públicas y empresas en su camino de la transformación digital. Buscamos la compañía, el compromiso y la continuidad», aseguró. Continuó hablando de que se están centrando en inteligencia artificial, realidad aumentada, industria 4.0 y, blockchaim y chatbots. Finalizó su intervención alabando la calidad de las ponencias y agradeció la colaboración de El Norte de Castilla, el Museo de la Ciencia y de los patrocinadores del evento Lenovo, Microsoft, NetApp y Oracle.

Por su parte Carlos Aganzo remató la jornada haciendo una brillante síntesis de la jornada, y aseguró que la única manera de hacer frente al «tsunami digital», es «con talento y trabajo». Como resumen dijo que hay que perseguir el triple objetivo de aumentar las ventas para las empresas, reducción de costes para las instituciones y satisfacción del usuario con una mejora de la calidad.

Un cóctel de clausura y la proyección del corto 'Hola, Tierra!', en el Planetario del Museo de la Ciencia pusieron fin a esta jornada tecnológica organizada por IECISA y El Norte de Castilla.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos