CGT convoca el sábado la primera jornada de huelga en Renault

Concentración de representantes de CGT a la salida del turno de mañana de la factoría de Palencia. /EL NORTE
Concentración de representantes de CGT a la salida del turno de mañana de la factoría de Palencia. / EL NORTE

El sindicato protesta contra la decisión de eliminar los turnos de noche sin recurrir primero a otras medidas de flexibilidad laboral

EL NORTEValladolid

El sindicato Confederación General del Trabajo (CGT) ha convocado la primera de las jornadas de huelga en la factoría de Renault para la mañana del sábado, 7 de julio próximo, según anunció ayer esta organización sindical contraria a la línea mayoritaria de la representación laboral en la multinacional francesa.

Los representantes de CGT en la firma se concentraron ayer a las puertas de la factoría de Palencia para recordar la convocatoria de paro para los sábados en el turno de mañana de 6:00 horas hasta las 14:00 horas porque la empresa aplica bolsa de horas para este trabajo, al igual que convoca este mismo para para los domingos por la noche.

Desde el sindicato han recordado que la empresa ha previsto la desaparición de los turnos de trabajo de noche en las factorías de Carrocería y Montaje de Valladolid y también en la planta de Montaje de Palencia, lo que supone el fin de la actividad laboral para 800 empleados en la factoría palentina a los que se añaden otros 600 en la vallisoletana. «El argumento es que la previsión de fabricación disminuirá entre el 8% y el 11% a lo largo de este año» indica la organización sindical que precisa que a los 1.400 empleos que se suprimen en Renault se suman otros puestos de trabajo en las empresas auxiliares de esta multinacional.

«La Dirección de la Empresa se ha negado a devolvernos los Tiempos Suplementarios Personales Dependientes del Trabajo. recuerda Unai Hernández, portavoz del sindicato, quien afirma que «con esta devolución no sería necesario aplicar la medida que pretende».

CGT critica también que la empresa ni siquiera ha agotado las medidas de flexibilidad firmadas en el convenio colectivo vigente y resalta que la bajada de producción prevista no se corresponde con el recorte en la plantilla, que supondrá eliminar el 30% en Palencia a partir de finales de este mes y el 20% en Valladolid desde agosto. «Si afirma que tiene que reducir la producción no es justo que aplique la bolsa de trabajo para los fines de semana, pretendiendo de esta forma producir los mismos vehículos con 1.400 personas menos», razona Hernández.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos