La biotecnológica vallisoletana Amadix busca inversores para luchar contra el cáncer

Un trabajador, en un laboratorio de la firma./El Norte
Un trabajador, en un laboratorio de la firma. / El Norte

La compañía, especializada en el desarrollo de detección precoz de distintos tumores, quiere ampliar su capital en 2,5 millones

Elisa Campillo
ELISA CAMPILLOValladolid

Para desarrollar proyectos de gran envergadura, que impliquen la utilización de sistemas de alta precisión y trabajadores cualificados, hace falta dinero. Por ello, la empresa vallisoletana de biotecnología Amadix, con ocho años de historia y especializada en el desarrollo de sistemas de detección precoz de distintos tipos de cáncer, organiza una ronda de inversión con el objetivo de ampliar capital y acelerar el desarrollo de sus proyectos.

La compañía, participada en su estructura accionarial por diferentes sociedades de capital riesgo, celebrará este miércoles un foro que, bajo el nombre de 'Inversión en innovación en Ciencias de la Salud', servirá para reunir a alrededor de un centenar de inversores de Castilla y León –empresarios e inversores privados– que estén sensibilizados a la patología y busquen proyectos para invertir. El acto incluirá la intervención de un médico referente en el cribado de cáncer de colon en Europa, el doctor Antoni Castells, y una mesa redonda sobre inversión en innovación con diferentes fondos de capital riesgo e inversores privados. El evento, además, contará con el respaldo de la Junta de Castilla y León, ya que será inaugurado por la consejera de Economía y Hacienda, Pilar del Olmo, y clausurado por el consejero de Sanidad, Antonio María Sáez Aguado.

No es la primera vez que Amadix organiza un acto de este tipo. Ya en diciembre de 2016 la compañía cerró una ronda de inversión por importe de 1,6 millones de euros, entre los que se encontraban inversores asociados a Alentia Capital Alternativo, entidad sin ánimo de lucro promovida por Empresa Familiar de Castilla y León.

En el evento del miércoles, la compañía se pone el objetivo de alcanzar una inversión conjunta de 2,5 millones de euros. «En estos proyectos, y más en nuestro caso que todavía no estamos comercializando, necesitamos el apoyo de la inversión privada para investigar, que es lo que hacemos en Amadix», explica la CEO de la compañía, Rocío Arroyo, que recuerda que la empresa obtuvo hace poco una ayuda de 2, 8 millones de euros de la Unión Europea, dentro del programa Horizonte 2020.

La CEO de Amadix, Rocío Arroyo.
La CEO de Amadix, Rocío Arroyo. / El Norte

El producto que quiere desarrollar Amadix con esta nueva entrada de inversores es Colofast, un test de alta precisión para detectar en la sangre tanto el cáncer de colon como las lesiones premalignas (pólipos) que aparecen varios meses antes que un tumor. Si se detectan a tiempo, estos pólipos pueden eliminarse para evitar así que aparezca el tumor. Amadix, en cualquier caso, trabaja también en el desarrollo de sistemas para detección en la sangre de otras enfermedades como el cáncer de páncreas y el cáncer de pulmón. Todos estos proyectos están en fase de precomercialización. En el caso del Colofast la compañía estima llevarlo al mercado a principios de 2019 y los otros, en unos tres o cuatro años.

Y es precisamente el carácter social y de apoyo a la investigación lo que, según explica Rocío Arroyo, hace que los inversores «se interesen más por proyectos de este tupo». «Al final, la detección temprana salva vidas, y ahí es donde está el atractivo de la inversión. El cáncer es algo que por desgracia todos tenemos cerca, de una u otra manera», añade. De hecho, en Amadix estiman que el impacto es elevado si se tiene en cuenta que «en Castilla y León son 613.000 las personas que deberían citarse cada año para detectar un cáncer antes de que aparezca».

Este carácter de servicio a la sociedad también lo encuentra Amadix en sus colaboradores internacionales: «Muchas veces lo que les motiva a ayudarnos no es tanto a la compensación económica que les podemos dar, sino la propia actividad que hacemos. Es un elemento más motivador porque les gusta ser parte del proyecto», comenta Arroyo.

Creación de empleo

En sus ocho años de vida, Amadix ha pasado de tres a nueve trabajadores y, con la entrada de nuevos inversores, tiene la previsión de crecer e incrementar la plantilla, no solo en Valladolid sino también en Estados Unidos (en la actualidad cuentan con un trabajador en el país norteamericano y con otro de origen chino). «Queremos seguir aumentando el equipo, atraer talento a Castilla y León con investigadores especializados en el diagnóstico de cáncer y con un nivel muy alto de inglés. La mayor parte de nuestro trabajo se hace en este idioma y trabajamos con investigadores de más de 20 países», explica Rocío Arroyo, que añade que «la previsión es crecer en el corto plazo en cuanto empecemos a comercializar el primer producto».

 

Fotos

Vídeos