Lidl cerrará 2016 con 800 empleos más en España

Imagen de un establecimiento de la compañía Lidl./
Imagen de un establecimiento de la compañía Lidl.

La distribuidora alemana planifica crear más de 800 nuevos puestos de trabajo para este año e invertirá 7 millones de euros en formación

EUROPA PRESSmadrid

La empresa Lidl calcula cerrar 2016 con alrededor 12.300 empleados, 800 más que los actuales. La directora de Recursos Humanos en España, Amalia Santallusia, ha destacado su objetivo de posicionarse como "el mejor empleador de referencia del sector" a través de la formación y su convenio colectivo, algo que cree que será una realidad entre 2019 y 2020. Lidl invertirá este año 350 millones de euros, un 33% más que en 2015 y un récord de inversión anual en España, para la apertura de 40 nuevos establecimientos y la renovación de las tiendas existentes.

El director general financiero de Lidl en España, Ferrán Figueras, ha señalado que esta apuesta por el empleo responde a las expectativas de crecimiento del grupo por su nueva estrategia para este año, que seguirá la línea de 2015, pero con "un fuerte esfuerzo en inversión". "Queremos seguir siendo el supermercado más barato y vamos a seguir siendo agresivos con nuestra política de precios", ha asegurado Figueras en un comunicado.

También destinará parte de la inversión, 70 millones de euros, a la creación en septiembre de una nueva plataforma logística en Alcalá de Henares, que será "la más grande, la más sostenible y la más avanzada del grupo en España", con 70.000 metros cuadrados, capacidad para 50.000 palés y 275 nuevos empleos, así como a una nueva plataforma logística en el Circuito de Cheste, en Valencia, de 122.000 metros cuadrados y que entrará en funcionamiento en 2019.

El balance de 2015, positivo

En el ejercicio 2014-2015, Lidl obtuvo un beneficio de 74 millones de euros netos que casi triplicaron el resultado con el año anterior. Aunque para el ejercicio 2015-2016 los resultados aún no están disponibles, el director general financiero adelanta que "serán algo mejores que los del año anterior".

En el pasado ejercicio, la compañía creó 1.200 empleos, el triple de lo planificado incialmente y un 10% más que en 2014. Además, invirtió 262 millones, la mayor inversión hecha hasta entonces y un 30 por ciento más que el año anterior. También se produjo la apertura de 30 nuevos establecimientos, aunque muchos se destinaron a sustituir y mejorar a otros locales ya existentes en los mismos municipios, que procedieron a cerrarse.

Por otro lado, el número de clientes aumentó un 8,5% respecto al año anterior, y Lidl obtuvo el sexto puesto en el ránking de distribución en España con una cuota del 3,6 por ciento sobre el total del mercado. Según estima la compañía, este año se situará en el 4,1 por ciento y ocupará el quinto lugar.