La Junta propone a la oposición un plan de reindustrialización basado en la competitividad

La consejera Pilar del Olmo y Carlos Martín Tobalina, en la Comisión de Reindustrialización. /
La consejera Pilar del Olmo y Carlos Martín Tobalina, en la Comisión de Reindustrialización.

La iniciativa del Gobierno autónomico llega a las Cortes de la mano de la consejera Pilar del Olmo con un documento de doscientas páginas «abierto al debate» y en el que no se han señalado todavía partidas presupeustarias

EL NORTEvalladolid

La consejera de Economía y Hacienda, Pilar del Olmo, y los representantes de los grupos parlamentarios emprendieron ayer la negociación del Pacto Industrial de Castilla y León que auguran «larg y abierto a modificaciones constantes» y además, «participativo», en palabras de la consejera.

La de ayer ha sido la primera reunión de este foro de debate surgido del acuerdo firmado en julio del pasado año, entre el presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, y los portavoces parlamentarios del PP, Carlos Fernández Carriedo; del PSOE, Luis Tudanca; de Podemos, Pablo Fernández; y de Ciudadanos, Luis Fuentes, aunque al encuentro se ha incorporado también el portavoz del Grupo Mixto, José Sarrión (IU-Equo).

Del Olmo ha entregado a los grupos un borrador de doscientas páginas, con las intenciones de la Junta de Castilla y León y aportaciones de la Mesa del Diálogo Social -sindicatos y patronal-, que incluye «medidas transversales para toda la industria», ha dicho y que detecta «sectores primordiales».

La consejera ha reconocido que el objetivo es que el peso de la industria manufacturera en la economía de Castilla y León pase del 16,5% actual al 2% en el año 2020, para lo que ha incidido en la necesidad de mejorar los factores de competitividad en la industria de la comunidad. Del Olmo ha constatado que «el clima es bueno» para buscar el consenso, ya que ha reconocido que se trata de un objetivo común de todos los participantes en la reunión, a quienes ha dado un «plazo prudente para estudiar el documento»..

No obstante, la consejera ha reconocido que «será un proceso largo» porque se pretende que sea «muy participativo y abierto» a las aportaciones de los agentes involucrados en el sector industrial y que puedan contribuir al impulso de este proyecto.

La representante del Ejecutivo autonómico ha indicado, sin embargo, que muchas de las líneas que se incluirán en el acuerdo ya se aplican, como las iniciativas para aumentar el tamaño de las pequeñas empresas, las acciones de internacionalización o la financiación, con la puesta en marcha de la Lanzadera Financiera. «No es que estemos parados», ha puntualizado.

El portavoz de Economía del Grupo Socialista, Javier Izquierdo, ha demandado que el acuerdo incluya medidas de «reequilibrio» industrial entre las realidades actuales de las provincias de la comunidad, con Burgos, Valladolid y León «a mucha distancia» ha indicado, del desarrollo industrial del resto de territorios. En palabras de Izquierdo, estos desequilibrios están relacionados con las dificultades para fijar población y propiciar una economía en crecimiento en las provincias donde menos industrias hay.

Por esta razón, ha reclamado a la Junta de Castilla y León un «compromiso de financiación» y que no haya únicamente fondos provenientes de la Unión Europea o del Estado, que se trasladen a líneas presupuestarias.EFE

Izquierdo ha recordado que la reindustrialización fue uno de los pilares del programa con el que concurrió a las elecciones el PSOE el pasado año, entre los que ha destacado los casos de las comarcas mineras afectadas por la inactividad y el futuro del norte de Burgos ante un hipotético cierre de la central nuclear de Garoña.

El portavoz de Podemos, Pablo Fernández, ha reclamado a la Junta de Castilla y León «hechos y no palabras» en torno a la industria, por lo que espera que los propósitos planteados por el Ejecutivo se plasmen posteriormente en los presupuestos del próximo ejercicio.

«Las palabras del PP se las lleva el viento», ha avisado Fernández, convencido de que habrá discrepancias y la principal puede ser la falta de financiación.

En el caso del portavoz de Ciudadanos, Luis Fuentes, ha manifestado que lo planteado en el borrador de la Junta son unas líneas maestras a las que ahora corresponde a los grupos parlamentarios plantear aportaciones para tener «el más amplio acuerdo».

Fuentes ha restado importancia que el documento no se acompañe de financiación específica, ya que confía en que esto se materialice en una fase posterior, tras el acuerdo de lo que se pretende hacer, y para lograr que todos los intervinientes se sientan orgullosos del documento consensuado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos