La palentina Sociograph Neuromarketing abre sede en México

Elena Martín, co fundadora y directora de Sociograph Neuromárketing, muestra el detector de emociones. /
Elena Martín, co fundadora y directora de Sociograph Neuromárketing, muestra el detector de emociones.

Las oficinas instaladas en la capital mexicana serán la base para la expansión de la compañía castellano y leonesa por Estados Unidos y por América Latina

JULIO G. CALZADA

La empresa palentina Sociograph Neuromarketing ha abierto sede en México, en concreto, en la capital del país, México D.F., desde donde prevé que se dirija el equipo que prestará los servicios tanto en el país azteca, como en Estados Unidos y en América Latina hasta la apertura de nuevas oficinas.

«Después de meses de trabajo, de planes estratégicos y de reuniones ya estamos prestando nuestros servicios en América», anunciaron ayer fuentes de la compañía. «Ya hemos cerrado algunas cuentas, pero como no podía ser de otra manera, estamos con agenda al límite de reuniones y citas con grandes empresas interesadas en el análisis neurocientífico de su comunicación a todos los niveles», añadieron las fuentes.

«Nuestra tecnología ya ha cruzado el charco y amenaza con seguir creciendo. A nosotros no nos queda otra cosa que agradecer a todos nuestros clientes, los que lo han sido, los que son y los que lo serán por el apoyo y la confianza depositada en nuestra empresa», indicaron desde Sociograph Neuromarketing.

Sociograph es una consultora que realiza estudios de neurociencia mediante el uso de tecnología propia única en el mundo, capaz de medir el nivel de atención y emoción que crea un estímulo ante un grupo de personas.

La innovadora herramienta, llamada Sociograph, que también da nombre a la compañía, nace de una patente de la Universidad de Salamanca y sus resultados están avalados por la comunidad científica. A diferencia de otro tipo de técnicas, Sociograph aporta un enfoque cuantitativo, ya que gracias a trabajar con grupos discrimina las reacciones subjetivas de cada individuo para saber qué está provocando el estímulo por sí mismo y de forma cuantitativa. «Se trata de una técnica muy poco intrusiva y que no necesita ningún tipo de calibración. Además, al poder trabajar con grandes grupos de personas (hasta 128 individuos) la representatividad estadística en nuestros estudios no supone un inconveniente», precisan desde esta compañía que el 10 de abril último recibió el galardón a la Mejor iniciativa de Negocio Digital en la sexta edición de los Premios Buscando El Norte Digital.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos