La economía de Castilla y León se embala en primavera

La consejera de Economía y Hacienda, Pilar del Olmo./EL NORTE
La consejera de Economía y Hacienda, Pilar del Olmo. / EL NORTE

El abultado crecimiento del sector agrario y la aceleración de la industria disparan el incremento del Producto Interior Bruto al 3,4% en el segundo trimestre

Ángel Blanco Escalona
ÁNGEL BLANCO ESCALONA

Mientras la economía española registra los niveles de crecimiento más moderados de los últimos tres años y cuando todos los analistas pronosticaban que Castilla y León sería una de las comunidades con un resultado más débil este año, la Contabilidad Regional correspondiente al segundo trimestre de 2018 iluminó el primer día laborable de septiembre con el mejor dato en dos años. El PIB autonómico creció el 1,2% en comparación trimestral y el 3,4% en la variación interanual. Este último porcentaje es cinco décimas superior al registrado por Castilla y León en el trimestre anterior y siete décimas mayor que el publicado por INE para España hace unos días.

A la hora de explicar esta evolución, la consejera de Economía y Hacienda se ha referido al sobresaliente comportamiento del sector agrario y a la notable aportación de la industria. El primero creció el 12,4% más que hace un año, con una producción de cultivos a plena potencia, y no así tanto la ganadera. La industria, que hace doce meses decrecía dos décimas y en el primer trimestre de este año avanzaba solo cuatro en positivo, en el segundo creció el 3,1%. Fue gracias a que la energía dejó de restar tanto como venía haciéndolo debido a la mejora de la producción hidráulica; y sobre todo al acelerón de las manufacturas, que del 0,9% pasan a incrementarse el 3,5%. Las actividades de los servicios también suben ligeramente, del 3,2% al 3,3%.

Desde el punto de vista de la demanda, la totalidad del crecimiento del Producto Interior Bruto regional es atribuible a la demanda interna, que venía de incrementarse el 2,6% e intensifica su progresión al 3,4%. El sector exterior pasa de contribuir con tres décimas al crecimiento a hacerlo en cero puntos porcentuales.

Y dentro de la demanda interna, el consumo de los hogares se acelera dos décimas, hasta el 3%; el de las administraciones públicas mucho más, ya que del -0,1% pasa al 2,8%; y la inversión de las empresas se queda más o menos igual, en un también importante 4,5%.

Del primero al segundo trimeste, la econ0mía de Castilla y León creó 28.053 puestor de trabajo a tiempo completo y en el último año, 12.820. La variación anual es positiva en agricultura (5,9%) y construcción (4%); muy positiva en la industria (14,5%); pero negativa en el sector servicios (-2%).

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos