Castilla y León produce dos tercios de su energía eléctrica con fuentes renovables

Molinos eólicos en La Veleta, Monasterio de Rodillo, Burgos./Pedro Armestre/AFP
Molinos eólicos en La Veleta, Monasterio de Rodillo, Burgos. / Pedro Armestre/AFP

Aunque la producción total cayó el 20% en 2017, sobre todo por la sequía, la región 'exportó' al resto de España 10.500 GWh

Ángel Blanco Escalona
ÁNGEL BLANCO ESCALONA

En un año que desde el punto de vista energético fue atípico y que para la comunidad autónoma resultó complicado por partida triple, Castilla y León logró mantenerse como la cuarta región de España que más electricidad generó (bajó un puesto); la segunda con mayor saldo excedentario (perdió el liderazgo);y la primera en producción de energías renovables (se mantuvo al frente por enésimo año consecutivo). La generación eléctrica de las instalaciones ubicadas en la comunidad ascendió en 2017 a 25.360 GWh, lo que supone el 20,74% menos que un año antes y el 9,66%del total nacional. Desde el punto de vista de la demanda, el incremento registrado en Castilla y León, del 0,6%, se quedó en la mitad de crecimiento del conjunto del país, del 1,1%.

El balance anual difundido esta semana por Red Eléctrica (REE), transportista y operador del sistema eléctrico español, traslada a números con reparto autonómico una realidad por todos conocida. Por un lado, la muy negativa climatología consecuencia de la sequía provocó un notable descenso de la producción hidráulica;por otro, el via crucis del carbón en su doble vertiente (extractiva y de producción térmica) mermó la aportación de las centrales;y, por último, el punto final definitivo del Gobierno a Santa María de Garoña dejó a Castilla y León un año más y ya para siempre sin contribución nuclear entre sus fuentes energéticas.

Con tantos factores en contra, el poderío autonómico desde el punto de vista de las energías renovables – tanto eólica como hidráulica, menos en fotovoltaica–, resultó determinante para sostener los números de Castilla y León dentro del panorama eléctrico del país.

A tope

De hecho, desde el punto de vista de la generación, la comunidad autónoma cumple con holgura el 'objetivo vinculante' establecido por los gobiernos de la Unión Europea de alcanzar una cuota del 32% en energías renovables para 2030. No obstante, hay que tener en cuenta que ese porcentaje deberá cumplirse incluyendo toda la energía y todos los ámbitos, es decir también el transporte, donde entran en juego los carburantes.

El 64,2% de la producción energética de Castilla y León fue renovable el año pasado (16.285 GWh) y un año antes, con un mejor rendimiento de los pantanos y también sin contribución nuclear, la cuota fue incluso mejor, del 73,7%.

El acuerdo europeo, como ya publicó El Norte, crea un fondo de transición para las cuencas mineras para ayudar a amortiguar la pérdida de empleos ante el fin del carbón y para ayudar a las regiones a sumarse al impulso de las renovables.

Por otro lado, además de la meta del 32% y de la cláusula de revisión al alza, la nueva directiva de energías renovables reconoce el derecho al autoconsumo y derechos como generar, almacenar y vender el exceso de energía eléctrica, instalar y operar sistemas de almacenaje y recibir remuneraciones por el excedente vertido a la red. El texto pactado también contempla que no se podrán aplicar cargos al autoconsumo, como el famoso 'impuesto al sol' en España, aunque esta prohibición solo se extenderá hasta diciembre de 2026.

Entre los aspectos más relevantes de la generación eléctrica por autonomías que destaca REE están que Cataluña fue la comunidad que más energía generó durante 2017, un total de 44.852 GWh, valor que representa el 17,1 % de la producción nacional. La mayor parte de esta generación es de origen no renovable, el 83,6%, en concreto el 54% de instalaciones nucleares y el 17,6% de ciclos combinados.

En sentido contrario, el mayor descenso de producción tuvo lugar en Castilla y León, con una caída del 20,7% con respecto al año anterior. Este descenso se explica sobre todo por la reducción del 63,1% de su producción hidráulica, que representa el 16,3% de la generación de la comunidad. También, aunque en mucha menor medida, en la bajada del 2,2% de la producción térmica.

Algo más de la mitad

A pesar del descenso de generación, Castilla y León sigue registrando la mayor producción de energía hidráulica y eólica de España, lo que la sitúa un año más como la región con mayor generación renovable, el 19,3% del total renovable nacional. Asimismo, es la comunidad con mayor cuota de renovables en su 'mix' de generación, el 64,1% en 2017.

Mientras en 2016 Castilla y León produjo 11.570 GWh hidráulicos por 10.940 eólicos, el año pasado los saltos de agua solo aportaron 4.138, frente a los 10.989 GWH de los molinos de viento, que, eso sí, solo supusieron el 0,45% más.

El año pasado, ocho comunidades generaron más energía eléctrica de la que consumieron, entre las que destacó Extremadura, donde la energía generada fue cuatro veces superior a su demanda. Le siguen Castilla-La Mancha, Castilla y León y La Rioja que produjeron casi el doble de la cantidad que necesitaron para satisfacer su demanda. En detalle, Castilla y León generó 25.360 GWh, de los que 748 se fueron en bombeos. Como el consumo interno fue de 14.110 GWH, los 10.502 restantes fueron transportados a otras regiones, en especial a Madrid.

La demanda regional, así pues, ascendió al 55,6% de lo producido, frente al 44%de un año antes.

Entre las comunidades autónomas con mayor dependencia energética, se sitúa en primer lugar Madrid, que generó solo el 4,3% de su demanda. Con bastante menor dependencia le siguen País Vasco y Cantabria, que generan respectivamente el 34,9% y 44,7%, de su demanda.

En relación con la potencia instalada, las variaciones más significativas en 2017 se dieron en Castilla y León con una reducción del 3,3% debido al debido al cierre definitivo de la central de Santa María de Garoña de 455 MW;y en Canarias, donde se hubo un incremento del 2% con motivo del aumento de 55 MW de potencia eólica.

Por otro lado, Murcia fue la comunidad que mayor incremento de generación experimentó en 2017, hasta el 64,3% superior a la del 2016.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos