El PIB de Castilla y León creció el 2,9% en el primer trimestre

La consejera de Economía y Hacienda, Pilar del Olmo, este miércoles./R. Cacho-Ical
La consejera de Economía y Hacienda, Pilar del Olmo, este miércoles. / R. Cacho-Ical

La recuperación del sector primario y la mejora del sector exterior, entre las principales razones de un crecimiento que deja una caída del empleo del 0,4%

E. C.Valladolid

El Producto Interior Bruto de Castilla y León (PIB) avanzó a un ritmo del 2,9% en el primer trimestre de 2018 con respecto a un año antes. Es una décima más que el crecimiento que la economía regional había experimentado en el trimestre anterior. De hecho, en relación a ese periodo octubre-diciembre de 2017, el PIB regional ha avanzado el 0,9% en el primer trimestre del año actual.

Así lo ha estima el último informe de Contabilidad Regional Trimestral, elaborado por el servicio de estadística de la Junta de Castilla y León y que ha sido presentado este miércoles por la consejera de Economía y Hacienda, Pilar del Olmo.

El crecimiento se debe en gran medida a la recuperación del sector primario, cuyo Valor Añadido Bruto ha pasado de caer a un ritmo del 6,1% hace un año a avanzar al 12,2% en el primer trimestre de 2018 gracias a un notable aumento de la producción agrícola, a pesar de la desaceleración experimentada por la ganadería.

En el primer trimestre del año, solo la producción energética anotó un comportamiento negativo (-4,3%) en relación al mismo periodo del año pasado. Por su parte, la industria (0,4%), la construcción (2,9) y el sector servicios (3,2%), a pesar de mantener una tendencia al alza, sufieron en el primer trimestre del año una desaceleración con respecto al timrestre anterior.

Por otro lado, en el primer trimestre del año se produjo una desaceleración de la demanda interna al crecimiento del PIB (2,6% frente al 3,8% del año pasado), especialmente marcado por una caída del consumo de las Administraciones Públicas, pero se compensó con una aportación positiva del saldo exterior (0,3%), que el año pasado se encontraba a la baja.

Por último, el empleo reflejó un descenso interanual del 0,4% en los tres primeros meses del año, con una caída menor de la contratación en el sector primario, un fuerte impulso de la industria, una desaceleración del crecimiento en la construcción, y un descenso en el sector servicios.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos