Santander ficha a un banquero de UBS para tomar las riendas del banco

El designado consejero delegado del Santander, Andrea Orcel, junto a Ana Botín y José Antonio Álvarez/R. C.
El designado consejero delegado del Santander, Andrea Orcel, junto a Ana Botín y José Antonio Álvarez / R. C.

Andrea Orcel será el nuevo consejero delegado, mientras que José Antonio Álvarez asume la vicepresidencia ejecutiva de la corporación y la presidencia del negocio en España

José María Camarero
JOSÉ MARÍA CAMAREROMadrid

La cúpula del Banco Santander tendrá un nuevo organigrama a partir del próximo año, con un reparto de funciones en el que el protagonismo estará en manos de Andrea Orcel. La presidenta del grupo, Ana Botín, ha optado por realizar un fichaje externo para asignar este puesto, el segundo por detrás del suyo en términos ejecutivos, a un banquero de inversión que hasta ahora estaba ligado a la firma UBS desde el año 2012.

La entidad recuerda que Andrea Orcel, de origen italiano, ha trabajado «estrechamente» con el banco durante las dos últimas décadas en las grandes operaciones corporativas que ha desarrollado la entidad tanto de la mano de Emilio Botín como con su hija Ana Botín. Por eso, la presidenta considera que conoce el negocio de forma suficiente para asumir el cargo de consejero.

Desde 1992 había desarrollado su carrera en Merril Lynch; después pasó por Bank of America. «La experiencia internacional de Andrea Orcel y su conocimiento estratégico del negocio de banca comercial fortalecen al equipo del banco y nos ayudarán a continuar ejecutando nuestra estrategia, cuyo objetivo es ser el mejor banco comercial», según la president.

Este movimiento ha provocado que el hasta ahora consejero delegado, José Antonio Álvarez, pase a ser designado vicepresidente ejecutivo de la corporación. Así, compartirá la vicepresidencia con quien también ocupaba ese cargo hasta ahora, Bruce Carnegie-Brown, aunque Álvarez «será el único con funciones ejecutivas».

Los cambios llegan como consecuencia de la salida de Rodrigo Echenique como vicepresidente ejecutivo del Santander, cargo al que accedió en febrero de 2015. Echenique tenía previsto abandonar este cargo a partir del 1 de enero.

Integración del Popular

Álvarez también asumirá la presidencia del negocio de Santander en España, cargo que también ocupaba Echenique hasta ahora junto a la presidencia del Popular, tras ser adquirido en junio del año pasado tras su resolución. Con su nombramiento, se encargará de completar la integración de esa entidad y «desempeñará importantes funciones estratégicas dentro de su posición como miembro de la comisión ejecutiva y vicepresidente del consejo», ha indicado la presidenta del grupo, Ana Botín.

Los cambios, que se materializarán una vez comience el próximo ejercicio, implicarán que el consejo del Santander esté formado por 15 miembros, de los cuales ocho son independientes. En ese órgano, Andrea Orcel ocupará la plaza que dejará vacante Juan Miguel Villar Mir cuando finalice su mandato. El Santander ya prepara su próximo plan estratégico, que será presentado a principios de 2019, con el objetivo de ser el mejor banco comercial en los países en los que opera.

El Santander afronta la renovación de su cúpula en plena preparación de su próximo plan estratégico, que será presentado a principios de 2019. Lo hará con el objetivo de ser el mejor banco comercial en todos los países en los que opera; con un foto en vinculación de clientes; y centrado en construir una plataforma digital e integrada de todo el grupo. En los tres últimos años, el banco ha doblado el número de clientes hasta 30 millones y ha mejorado un 132% su dividendo en efectivo por acción.

 

Fotos

Vídeos