El coste de las nuevas hipotecas vuelve a su nivel más bajo del último año

Sede del Banco de España. /R. C.
Sede del Banco de España. / R. C.

El tipo medio cae al 1,9% por el desplome del euríbor hasta mínimos históricos, justo cuando más se comercializan los créditos fijos

José María Camarero
JOSÉ MARÍA CAMAREROMadrid

Cuando todo el sector bancario y la mayor parte de los consumidores se estaban fijando en las hipotecas a tipo fijo son las variables las que siguen dando más de una alegría a quienes se acercan a las oficinas para contratar un préstamo para adquirir una vivienda. El tipo de interés medio que las entidades aplican a los créditos que autorizan cerraba el mes de julio en el 1,98%, según la última estadística provisional del Banco de España.

Este dato no solo supone volver a romper el suelo del 2%, una línea que había sido infranqueable durante los últimos meses. Además, con esta referencia, el interés medio de los nuevos préstamos desciende hasta un nivel que no se veía desde el verano de 2018, cuando se situaba en el 1,96%. Los bancos han ido reduciendo el coste inicial de las hipotecas desde el pasado mes de mayo, cuando se encontraba en el 2,16%. Era justo el mes previo a que se pusiera en marcha la reforma de la Ley de Crédito Inmobiliario, cuy entrada en vigor se produjo a mediados de junio.

En los dos meses posteriores, la caída de los intereses se ha acelerado hasta el 2,07% en junio y el 1,98% con el que cerró julio. Este descenso ha discurrido en paralelo a la caída que también ha mostrado el euríbor, el principal índice de referencia para las hipotecas de tipo variable. Es decir, que los niveles cada vez más negativos que resultan del indicador interbancario son los que están provocando la reducción de los costes de intereses de las nuevas hipotecas. En el primer cuatrimestre, el euríbor se mantenía estable en torno al -0,11%. Sin embargo, en mayo ya cayó al -0,13%, para cerrar junio en el -0,19% y descender al -0,28% de julio. Aunque los datos de las hipotecas vendidas en agosto aún no se encuentran disponibles, previsiblemente arrojarán otra caída de sus intereses, ya que el interbancario ha cerrado ese mes en el nivel histórico del -0,35%. Y en las tres jornadas hábiles de septiembre ya se aproxima al -0,40%.

¿Hipoteca a tipo fijo o a tipo variable?:

El descenso del euríbor se produce como consecuencia de las palabras del presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, anticipando que la institución podría prolongar su actual política de tipos bajos durante el tiempo que sea necesario más allá de 2019, cuando inicialmente estaba previsto comenzar a incrementar el precio oficial del dinero en la zona euro.

La caída de los tipos de las nuevas hipotecas que los compradores visualizan en estas semanas llega en un contexto en el que hasta un 44% de los créditos para vivienda se firman precisamente a tipos fijos, esto es, con un coste más elevado, a cambio de contar con la tranquilidad de que la cuota de la hipoteca no va a cambiar durante los años de vida de la misma. Sin embargo, las diferencias entre esta modalidad y las variables es cada vez mayor. Hasta junio, según el último dato disponible del INE, el interés medio al que se firmaban las fijas era del 3%, lo que suponía una caída del 1,3% frente al mes anterior; el de las variables se situaba en el 2,29% con un descenso superior al 6%.

Al contrario de lo que ocurre con los intereses de las hipotecas, la banca está aumentando los tipos de los préstamos de consumo, uno de los pilares en los que las entidades están asentando su rentabilidad. En julio, ese tipo medio fue del 7,27%, frente al 7% de junio. En el caso de las tarjetas de crédito, ese interés se encuentra en el 19,78%, prácticamente el mismo nivel que el mes previo.