ATA avisa del bajo crecimiento de la cifra de autónomos extranjeros en la región

La presidenta regional de ATA y vicepresidenta nacional de la asociación, Soraya Mayo, con el responsable del área de autónomos inmigrantes, Guillemo Guerrero, ayer, en Ávila. /
La presidenta regional de ATA y vicepresidenta nacional de la asociación, Soraya Mayo, con el responsable del área de autónomos inmigrantes, Guillemo Guerrero, ayer, en Ávila.

Soraya Mayo resalta en la presentación de los datos de 2014 que solamente la mitad de los trabajadores por cuenta propia que piden financiación terminan obteniéndola a pesar de que en el 80% de los casos las cantidades solicitadas no llegan a los 30.000 euros

JULIO G. CALZADA

A lo largo de 2014, el número de trabajadores autónomos extranjeros dados de alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) aumentó en 17.398 emprendedores, lo que se traduce en un crecimiento del 7,8%, hasta situar la cifra total de autónomos extranjeros en 241.377 personas. En Castilla y León, el crecimiento fue menor, el 3,4%, es decir, 193 cotizantes foráneos más se inscribieron en el RETA. En Ávila el crecimiento que registra el colectivo es del 4%, superior a la media autonómica, pero inferior a la nacional.

El crecimiento del colectivo autónomo extranjero en Castilla y León ha sido cuatro veces superior al registrado en el conjunto del RETA en la región, donde el número de emprendedores aumentó en 2014 un 0,8%. De esta manera, los autónomos extranjeros representaron el 11,6% del total de nuevas altas en Castilla y León: de los 1.652 nuevos trabajadores por cuenta propia que sumó el RETA en 2014, un total de 193 fueron de autónomos de fuera de nuestras fronteras. «A pesar de que este crecimiento es inferior al registrado de media en España, donde los autónomos extranjeros representaron en 23% de las nuevas altas, cabe destacar que el colectivo en la región únicamente representa el 2,9% de los trabajadores por cuenta propia, siendo en este caso el 11,6% del total de las nuevas altas un dato positivo a destacar», ha señalado Guillermo Guerrero, responsable del área de autónomos inmigrantes de la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA) durante la presentación de los resultados en Ávila, acto en el que estuvo acompañado por la presidenta de esta organización en Castilla y León y vicepresidenta de ATA en España, Soraya Mayo.

El informe elaborado por el área de inmigración de ATA pone de manifiesto como Zamora ha sido la única provincia castellano y leonesa que cerró 2014 con menos autónomos que con los que inició el ejercicio. Concretamente con 17 trabajadores por cuenta propia menos, lo que supuso un descenso del 4,8%, de los 356 con lo que contaba en diciembre de 2013 a los 339 en diciembre de 2014.

En Ávila el crecimiento registrado fue del 4%, superior a la media autonómica (3,4%), pero superada por León (5,2%, lo que se tradujo en 50 autónomos extranjeros más), Burgos y Valladolid, ambas con un aumento del 4,8% y 52 y 50 nuevos negocios regentados por un emprendedor extranjero, respectivamente y Palencia, que suma 15 nuevos autónomos foráneos de 346 a 358 y cerro 2014 con un aumento del 4,4%.

Los menores crecimientos fueron los que se registraron en Segovia, provincia que se mantuvo a lo largo del año y únicamente cuenta al cierre de 2014 con 3 autónomos extranjeros más que al iniciarlo, un crecimiento del 0,6%, Salamanca (2,1%, 16 autónomos más) y Soria, con un crecimiento acumulado del 3,2%, es decir, 10 nuevos cotizantes a la Seguridad Social de fuera de nuestras fronteras.

El 2,9% del total

En Castilla y León el colectivo de autónomos extranjeros únicamente representa al 2,9% del total de inscritos en el RETA, inferior al 7,7% que suponen, de media, en España. Es decir, de los 202.677 autónomos que hay en Castilla y León, 5.911 no tienen la nacionalidad española.

Este porcentaje varía dependiendo de la provincia. Así, en Salamanca, los extranjeros representan al finalizar 2014 el 9,2% del total de trabajadores por cuenta propia (778 de los 8.474). Por encima de la media se sitúan Burgos (3,9% del total) y Segovia, donde los emprendedores extranjeros son el 3,7%. Valladolid mantiene el mismo porcentaje que el conjunto de la comunidad, un 2,9% del mismo.

En el caso de Ávila, el peso del emprendimiento extranjero es del 2,4% (347 afiliados extranjeros de los 14.444 autónomos), inferior a la media en el conjunto de Castilla y León (2,9%). Palencia tiene idéntico registro al de Ávila (2,4% del total) y en León los trabajadores foráneos representan el 2,6% del total de cotizantes al RETA.

Las provincias de Soria (1,2%) y Zamora (1,9%) por el contrario, son donde el colectivo de autónomos extranjeros, a cierre de 2014, tienen menos peso.

Los más emprendedores

El informe de ATA muestra la evolución del colectivo en el conjunto de Castilla y León en función de su nacionalidad. Rumanos y chinos han sido los que se han mostrado más emprendedores en la región el año pasado, con 80 nuevos autónomos procedentes de Rumanía, lo que supone un aumento a lo largo de 2014 del 9,2% y 53 de China (5,8%). Ambas nacionalidades concentran a dos cada tres (el 68,9%) de los nuevo emprendedores extranjeros en Castilla y León.

En el otro extremo, cabe señalar que la portuguesa y la colombiana han sido las únicas nacionalidades en las que el número de autónomos ha descendido a lo largo del ejercicio : hay cuatro portugueses menos cotizando al RETA en la comunidad , lo que representa un descenso del 0,7% y en el caso de los colombianos han pasado de los 170 a los 160 emprendedores, una bajada del 5,9%. El resto de nacionalidades vio crecer el número de emprendedores, registrando importantes crecimientos Bulgaria (46), Marruecos (16), Italia (12), Brasil (8).

El peso de la Unión Europea

Cabe destacar que en Castilla y León hay un porcentaje similar entre los emprendedores extranjeros procedentes de la Unión Europea (50%) y de países no comunitarios (50%). En el conjunto de España, el porcentaje de autónomos no comunitarios es ligeramente superior, concretamente el 52,1%, frente al 47,9% de los que proceden de algún país de la UE.

En Ávila hay una mayor proporción de emprendedores procedentes de países extracomunitarios, el 57%, es decir 197 de los 347 extranjeros que cotizan frente al 43% que provienen de algún país comunitario. Salamanca se sitúa como la provincia donde el porcentaje de autónomos extracomunitarios es más elevado, el 59%. En el extremo opuesto se sitúa Segovia, donde los autónomos de fuera de la UE representan el 35%.

El empuje del comercio

El informe elaborado desde el departamento de inmigración de ATA analiza la evolución del colectivo en función del sexto y del sector de actividad.

Así, aunque se puede decir que tanto varones como mujeres han registrado a lo largo de 2014 un crecimiento similar en Castilla y León, los varones se han mostrado más emprendedores, con un aumento del 3,4 frente al 3,2% de las mujeres. De los 193 nuevos emprendedores extranjeros, 117 son varones, el 60,9% del total, y 76 mujeres, el 39,1%.

Transporte, hostelería, información y comunicación y actividades artísticas y de entretenimiento han sido los sectores que han perdido extranjeros en 2014 en Castilla y León: transporte ve descender el número de extranjeros el 12,6%, concretamente 31; hostelería pierde 32 emprendedores (2,7% de bajada), información y comunicación pierde 7 , el 7,2% menos y tres las actividades artísticas y de entretenimiento, pasando de 50 a 47 los foráneos dados de alta en este sector y registrando un descenso interanual acumulado del 6,7%.

El resto sectores suma emprendedores en 2014. El comercio lideró dicho crecimiento con 104 inscripcione. Registran aumentos sectores como construcción, con 46 (4,5%) nuevos trabajadores por cuenta propia, educación, industria y actividades administrativas, que también sumaron más de 20 nuevos autónomos, concretamente 26 en educación, 21 en industria y 20 en actividades administrativas.

«A pesar de que el colectivo autónomo extranjero ha registrado en Castilla y León un crecimiento cuatro veces superior al del total del Régimen Especial de Trabajadores Autónomos, un +3,4% frente al +0,8% del total de autónomos, el crecimiento ha sido de los más bajos de España. Por ello, es necesario que en Castilla y León se desarrollen políticas de integración de la población inmigrante que favorezcan la implementación de nuevos negocios, que dinamicen la economía y favorezcan el crecimiento económico en esta región», ha apuntado Guillermo Guerrero.

 

Fotos

Vídeos