Nick Kyrgios, coleccionista de multas

Kyrgios se prepara para su partido ante Gasquet. /
Kyrgios se prepara para su partido ante Gasquet.

El talento australiano cayó ante Gasquet y recibió una sanción de 2.000 dólares (1.830 euros)

ANTONIO LLINARESmadrid

Nick Kyrgios, aquel gigantón australiano que fue verdugo de Rafa Nadal la pasada edición de Wimbledon en octavos de final, se despidió una ronda antes este año tras caer en cuatro sets ante Richard Gasquet. El partido dejó consecuencias que pueden pasar factura a jugador oceánico, fue multado con 2.000 dólares (1.830 euros) por el torneo londinense.

El australiano, durante la disputa de un juego al servicio de su rival, comenzó a dejarse ir, a restar con desgana y a dejar pasar los saques del francés sin moverse. Esta falta de actitud está muy castigada en los torneos de 'grand slam', pero aún queda más fea en un torneo tan prestigioso y mágico como Wimbledon. Se trata de la quinta sanción de Kyrgios en lo que va de torneo. El primer castigo se produjo por infringir el código de conducta al negarse a jugar tras una discusión con uno de los jueces de línea. El segundo fue por soltar improperios a uno de los asistentes. El tercero fue un 'warning' (advertencia) por malos modales y el que hasta el lunes era el último por lanzar su raqueta a la grada. La dirección de Wimbledon confirmó también una multa de 3.000 dólares (2.740 euros) a Richard Gasquet por «dañar las raquetas u otro tipo de equipamiento».

No es la primera vez que le toca pagar a Kyrgios, pues en lo que llevamos de temporada es el jugador con más sanciones del circuito ATP y tan solo tiene 20 años. También en un 'grand slam', en el Abierto de Australia de este año, fue obligado a pagar 5.000 euros por maltrato de raquetas e insultos. Su compatriota, el también joven talento Bernard Tomic es, como Kyrgios, un jugador propenso a ser amonestado, acumulando entre los dos más multas que el resto de jugadores australianos juntos.

Nick Bollettieri, el que fuera entrenador de grandes figuras como Andre Agassi, Jim Courier o Martina Hingis, ya afeó la actitud del joven tenista, recordando en público que «tiene que trabajar la cabeza». Resulta curioso cómo ha cambiado la cultura tenística de un país como Australia, con grandes campeones y leyendas desde Rod Laver a Lleyton Hewitt. Kyrgios y Tomic son también grandes jugadores con un gran talento, pero deberán aprender a controlarse en una pista de cara al futuro. Y es que realmente fue un triste espectáculo, que provocó que los aficionados abucheasen al australiano en un sitio tan señorial como All England Tennis Club.