La rusa Samsonova gana la cuarta edición feminina en El Espinar

Samsonova golpea la pelota con su derecha en la pista central de El Espinar. /Pedro L. Merino
Samsonova golpea la pelota con su derecha en la pista central de El Espinar. / Pedro L. Merino

Adrián Menéndez se mide este domingo al francés Humbert en la final masculina tras superar a Arnaboldi en semifinales

L. J. G. Segovia

Ludmilla Samsonova ha levantado este sabado el tercer título de su carrera con una abrumadora victoria ante la turca Basak Eraydin, la tercera cabeza de serie del torneo que llegaba con el cartel de favorita. La rusa, de 19 años, con una gran fuerza y envergadura, borró de la pista central de El Espinar a su rival y la 335 del ranking mundial se llevó el trofeo en la cuarta edición del ITF femenino en un choque que dominó de principio a fin: 6-2 y 6-0 en 55 minutos. La turca, la 285 del ranking, deja El Espinar como subcampeona en individuales y dobles tras decepcionar en un encuentro que se planteaba más disputado.

Samsonova dictó el partido desde el inicio pese a sus errores no forzados iniciales. Eraydin mantuvo con solvencia su primer saque pero perdió 11 de los siguientes 12 juegos. La séptima cabeza de serie, que superó a la vigente campeona, Paula Badosa, en cuartos tras el abandono de la española por una indisposición cuando ya había perdido el primer set, mandó con sus ganadores ante una rival demasiado tímida en el juego de fondo que no terminó de carburar. Eraydin salvó cuatro bolas de set y defendió su saque en el juego más largo del partido, pero acabó entregando la primera manga. Arrancar el segundo set con un break en contra y entregar nuevamente el servicio, esta vez en blanco, le pusieron la puntilla.

El dominio italiano en el cuadro masculino del Villa de El Espinar terminó en semifinales. Adrián Menéndez y el francés Ugo Humbert jugarán este domingo a partir de las 12:30 (en directo por Televisión Castilla y León) la final del Challenger tras deshacerse el sábado en la penúltima ronda de Andrea Arnaboldi y Luca Vanni, respectivamente, en encuentros igualados que no necesitaron finalmente de un tercer set. El marbellí, que perdió la final de 2014 ante el también francés Adrian Mannarino, buscará desquitarse y mantener el título en manos españolas tras la victoria de Jaume Munar en la edición del año pasado.

Menéndez, segundo cabeza de serie, exhibió paciencia y capacidad resolutiva en un partido muy tenso ante el cuarto favorito. Arnaboldi aprovechó los escasos errores del español, muy sólido de fondo, y su buen saque llevó el primer parcial al tie-break. Se impuso Menéndez, pero en la segunda manga se vio a contracorriente. El italiano logró el break en el quinto juego y elevó su rendimiento al servicio. Sacaría con 5-4 para forzar la tercera manga, pero entregó el juego a Menéndez, que dispuso poco después de bola de partido con 6-5 tras un punto notable. Arnaboldi salvó la papeleta con tres buenos primeros saques y en el desempate tomó una ventaja de 5-2 que parecía decisiva para forzar el tercer set. No fue así. Menéndez ganó los siguientes cinco puntos; con 5-5 se sacó un gran revés cruzado angulado junto al pasillo de dobles que le dio el punto de partido. No perdonó con el servicio y remachó con una bola a media pista. Al final, 7-6 y 7-6 en dos horas y tres minutos.

Por su parte, Humbert derrotó al campeón de 2016 y tercer favorito en un duelo de sacadores (7-6 y 6-4 en una hora y 44 minutos). No hubo muchas oportunidades al resto, pero el francés, séptimo cabeza de serie, fue quien más llamó a la puerta. Se llevó el primer parcial en el tie-break y sobrevivió la réplica de Vanni, más incisivo en el segundo. Materializó el break en el noveno juego y selló la victoria con su servicio.

Ambas disciplinas de dobles quedaron en manos españolas tras la victoria en la final masculina de Andrés Artunedo y David Pérez sobre el argentino Matías Descotte y el portugués Joao Monteiro. Los españoles perdieron una apretada primera manga en una errática muerte súbita pero se rehicieron en el segundo parcial, tomando distancia con un break que supieron mantener con solvencia para forzar el tie-break de desempate. Artunedo y Pérez llevaron la iniciativa en el juego decisivo e hicieron valer sin apuros su ventaja para imponerse por 6-7, 6-3 y 10-6.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos