Kuhn deja de ser promesa en El Espinar

Kuhn sonríe mientras se prepara para recoger su torneo./Pedro Luis Merino
Kuhn sonríe mientras se prepara para recoger su torneo. / Pedro Luis Merino

El tenista español confirma su alto nivel de tenis al vencer en la final al ruso Pavel Tokov

QUIQUE YUSTESegovia

Algo más de una hora y media necesitó Nicola Kuhn para vencer en dos sets al ruso Pavel Kotov. El jugador español (nacido en Austria, de padre alemán y madre rusa) llegó a El Espinar como uno de los favoritos a hacerse con el triunfo final en el torneo espinariego y como una de los jugadores más prometedores del tenis español. A sus 19 años, inscribe su nombre en el palmarés de un torneo cuyo trofeo tienen en sus vitrinas jugadores de la talla de Rafael Nadal, Juan Martín del Potro, Fernando Verdasco o Pablo Carreño. Y desde ayer, también un Nicola Kuhn que con su segundo título challenger –el primero sobre pista dura– deja de ser una promesa para convertirse en realidad.

El español demostró frente a Pavel Kotov un gran estado de forma con un alto nivel de tenis que ha ido a más con el paso de la semana. Al igual que hiciera en las semifinales frente al sueco Markus Eriksson, mostró su agresividad al rival desde el primer punto del partido, con una buena y potente derecha seguida de una subida a la red para conseguir el punto. Fue el primero de muchos al resto, en parte gracias a la inseguridad del tenista ruso. Kotov entró frío al partido y lo aprovechó Kuhn para disponer de tres bolas de 'break' en el primer juego del partido. Consiguió salvarlas el número diez del cuadro espinariego, pero no pudo con la cuarta opción de la que dispuso Kuhn para romper su saque. Desde la red, el español confirmó la rotura y se puso 1-0 en el marcador.

Trató de devolverle el 'break' inmediatamente el jugador ruso, pero Kuhn se mostró intratable con su servicio. 2-0 y de nuevo la presión para Kolov. En su segundo servicio del partido de nuevo se encontró con un rival ambicioso que no se conformó con tener un 'break' de ventaja. Desaprovechó Kuhn la primera de las bolas de ruptura que dispuso en el tercer juego, pero no la segunda. 3-0 para el español y el primer set encarrilado, más aún cuando con solvencia ganó su saque en el siguiente juego. 4-0.

Al tercer servicio de Kolov llegaría su primer juego del partido, aunque no sin sufrimiento. De nuevo Kuhn dispuso de una bola de break, salvada por el ruso con un saque directo. Finalmente consiguió poner el 4-1 en el marcador, aunque el 23% de puntos ganados con su segundo saque era una estadística demoledora para sus intereses. Además, el número cinco del cuadro espinariego no aflojaba con su saque y se ponía a tan solo un juego (5-1) de llevarse la primera manga.

A pesar de lo abultado del marcador, Kolov, tratando de engancharse al partido de cara al segundo set, ofreció resistencia en los compases finales de la primera manga logrando sacar su servicio adelante (5-2). No obstante, las ocho dobles faltas cometidas hasta el momento eran una losa que debía subsanar si quería tener opciones de remontar frente a un Kuhn que cerró el primer set con un saque directo tras 38 minutos.

Reacción

Con Kolov algo más entonado la segunda manga se inició más igualada. Kuhn seguía mostrando un gran nivel de tenis desde el fondo de la pista, aunque en esta ocasión no logró el 'break' para iniciar el set. Tuvo que esperar hasta el segundo servicio del ruso para volver a quebrar la ya de por si delicada confianza de su rival –quien lanzó en varias ocasiones su raqueta contra el suelo de El Espinar– y conseguir el break. Junto a dos juegos ganados en blanco al servicio, Kuhn se puso con un 3-1 que parecía allanar aún más su camino hacia la victoria final.

Sin embargo, y tras mantener con sufrimiento su saque, logró romper por primera vez el servicio al español en el sexto juego del segundo set, aprovechando los cada vez más errores no forzados que cometía Kuhn. No obstante, Kuhn respondió con un nuevo break (3-4) que parecía definitivo, pero no lo fue. Entró el partido en una fase de imprecisiones constantes, con Kolov logrando la igualdad en el marcador y quedándose a tan solo dos puntos de hacerse con el segundo set (0-30 con 5-4 a favor). Pero el español, a pesar de bajar su nivel de tenis, logró forzar un 'tie-break' en el que de nuevo Kolov golpeó primero, pero Kuhn reaccionó con rapidez con cinco puntos consecutivos (del 3-1 al 3-6) que le dieron tres bolas de partido. No lo hizo a la primera, pero si a la segunda con una derecha fácil desde la mitad de la pista, a la que se tiró al suelo para festejar su victoria en El Espinar.