Rugby

El VRAC y El Salvador pugnan por el liderato liguero

Momento del partido./Gabriel Villamil
Momento del partido. / Gabriel Villamil

El derbi vallisoletano se presenta clave para la primera plaza de la liga regular

EL NORTEValladolid

El derbi vallisoletano de rugby ya está aquí. Tiene premio en esta ocasión, además de la preponderancia local hasta el próximo duelo de máxima rivalidad, ya que el ganador habrá dado un paso importante en pos de la primera plaza de la liga regular. Se trata de un simulacro de la final de Copa de Rey que se celebrará dentro de dos meses en Valencia. No parece que estos dos duelos vayan a ser los únicos entre el VRAC Quesos Entrepinares y el SilverStorm El Salvador. Si se cumple el guion, los dos equipos tienen mucha papeletas para volver a verse las caras en la final liguera allá por el último fin de semana de mayo.

Solo un punto separa a los dos equipos. El VRAC, que jugar en esta ocasión como local, recibe al Chami, que marcha segundo a tan escasa diferencia del eterno rival. Y es que la igualdad entre los dos equipos parece más clara que en termporadas anteriores. En el duelo de la primera vuelta, el Quesos Entrepinares se impuso por un solo punto. Luego, los albinegros fueron recortando diferencias merced a los bonus ofensivos obtenidos hasta el punto que les separa hasta este derbi. Los queseros, por su parte, no conocen la derrota en esta campaña, en la que incluso se han permitido lograr su primera Copa Ibérica en tierras lusas.

Más información

La diferencia con respecto a otros años es el mayor fondo de armario de los chamizos. Esta campaña, El Salvador ha aumentado el número de efectivos con fichajes de nivel para permitir tutear a los pupilos de Diego Merino, algo que en estas últimas temporadas le ha costado mucho. El Quesos, por su parte, ha mantenido el bloque de la última temporada y lo ha reforzado con efectivos en función de las necesidades del plantel. Mucho potencial en ambos bandos.

Las fases estáticas parecen ser el caballo de batalla de ambos equipos. El que las domine tendrá mucho terreno avanzado hacia el triunfo. Junto a ese poderío en delantera, las dos escuadras cuentan con tres cuartos potentes y rápidos para aprovechar el juego a la mano. El duelo, como suele ser habitual, no apunta a que vaya a ser de primer nivel. El aspecto emocional y que los dos equipos se conozcan a la perfección suele imponerse sobre el césped. Eso sí, la emoción y la intensidad están aseguradas. La primera plaza de la clasificación espera al ganador del derbi más igualado de los últimos tiempos. Que gane el mejor.

 

Fotos

Vídeos