Rugby

El Vrac se hace con la Copa del Rey

La defensa del Quesos frena con un placaje al ala del SiolverStorm. /R. Gómez
La defensa del Quesos frena con un placaje al ala del SiolverStorm. / R. Gómez

El fulgurante inicio de los de Merino acabó siendo decisivo en un partido en el que los colegiales cometieron demasiados errores

Eloy de la Pisa
ELOY DE LA PISAValladolid

El Vrac Quesos Entrepinares recuperó la corona de la Copa del Rey. Y lo hizo porque supo cometer menos errores que el SilverStorm, supo aprovechar mejor la parte en la que tuvo el viento a favor y, sobre todo, porque compensó su aparente dejadez en determinados momentos con un elegante juego de ataque que no supo compensar su rival.

16 El Salvador

Wozniak, Smith, Salaga, Sánchez, Walker, Foulds, Nuñez, Wainwright, RAmos, Katz, Díaz, Carter, Rust, Kacilala, Junior. También jugaron: Dani Marrón, Altés, Ramos, de la Rosa

20 Vrac

Blanco, Barnes, A. Blanco, Stöhr, Sacha, Basso, Gavidi, Thompson, Eaton, Carrió, De la Lastra, Griffiths, Álvar, Guillo, Bell.b También jugaron Peisi, Allen, Pablo

Anotaciones
0-7. Min. 2: ensayo de Quique Mateu transformado por Griffiths. 0-10. min. 9: Golpe pasado por Griffiths.0-13. Min. 15: Golpe pasado por Griffiths. 5-13. Min. 18: ensayo de Sánchez que no pasa Katz. 10-13. Min. 26: ensayo de Junior sin transformar. 13-13. Min. 48: Golpe pasado por Katz. 13-20. Min. 52: Ensayo de Gavidi que pasa Griffiths. 16-20. Min. 55: Golpe pasado por Katz.
Árbitro:
Íñigo Atorrasagasti

Para el SilverStorm fue difícil entrar en el partido. Sobre todo cuando un error en el primer balón acaba con ensayo rival y transformación. 7-0 y el partido sin empezar como quien dice. Mal comienzo, pardiez, pensarían los blanquinegros. Y para más inri, arrancar la final con ventaja solo podía reforzar la siempre sólida defensa de los queseros. Y más cuando siete minutos después los visitantes -en la final de copa siempre es el club más veterano el local-, sumaban tres puntos más. La delantera quesera era irresoluble para los chamizos, siempre superados en esa faceta del juego. Tanto por el rival como porque el fuerte aire levantino jugaba en contra de ellos. O porque el Quesos sabía sacarle el jugo necesario a esa ventaja climatológica.

Galerías de fotos

Para colmo de males, desde el punto de vista de El Salvador, no había más que errores en la defensa. Y eso lo penalizaba con alegría el cuadro del VRAC. Hasta que un error, ahora de los azulones, permitió al Salvador ensayar y regresar al partido. A la mitad del primer tiempo ya se habían visto tres ensayos, juego a la mano de quilates y defensas rocosas, y variedad táctica. El Salvador compensaba con relativa rapidez la fulgurante salida del rival y cumplida la media hora había partido nuevo. Copa en estado puro.

Tras los intercambios de ensayos llegó la calma y las defensas tomaron el control del partido. Los 20 primeros minutos frenéticos pasaban factura y ambas escuadras la pagaron mediante un cheque de oxígeno y comedimiento. El descanso y el cambio de campo, en la segunda mitad el aire iba a soplar a favor del SilverStorm, anunciaba un partido nuevo.

Y tan nuevo. Para empezar Griffiths fallaba un golpe a 22 de palos y Katz aprovechaba la primera que tenía para empatar el partido. Algo había cambiado. Estaba claro que el partido lo iba a ganar el que menos errores cometiera. Y el primero de la nueva fase lo cometió Salaga, que se comió una amago de Gavidi y permitió de nuevo la ventaja para los queseros con el ensayo y la transformación.

Compensar parcialmente la nueva ventaja dio alas al Salvador. Y empezó a apretar, y con ello poniendo en apuros a la línea de tres cuartos quesera, que se encontraba con problemas para frenar a los centros rivales. El Quesos apretó los dientes y salvó un par de situaciones apuradas. Pero la dinámica estaba del lado albinegro, que tenía el oval y acogotaba a los queseros, que por momentos parecían noqueados. Pero supieron reponerse y frenar las ínfulas chamizas para llevarse la Copa y tomarse la revancha de 2016.

 

Fotos

Vídeos