Rugby

Tres partidos que deciden la primera plaza liguera

Una imagen del último derbi entre el Quesos y el Chami. /G. Villamil
Una imagen del último derbi entre el Quesos y el Chami. / G. Villamil

El VRAC, líder, suma un punto más que El Salvador, que tiene un calendario mucho más asequible que su rival

V. BORDAValladolid

Valladolid acabará con toda seguridad primero en la fase regular de la Liga Heineken de rugby. Restan tres jornadas y solo queda resolver cuál de los dos conjuntos vallisoletanos acaba por delante en una clasificación en la solo un punto separa a ambos. Quedan 15 en juego y puede pasar de todo. El VRACsuma 78 puntos, uno más que el eterno rival, fruto de 16 victorias, un empate y dos derrotas. El Salvador tiene 77, que vienen de 15 victorias, dos empates y dos derrotas. Los azulones suman 12 bonus ofensivos en 19 jornadas, el mismo número que los albinegros, aunque estos últimos añaden un bonus defensivo.

La última jornada ha supuesto un pequeño terremoto en la clasificación con los pinchazos del Quesos y del tercer clasificado, el Sanitas Alcobendas. Los hombres de Diego Merino, contra todo pronóstico, se vieron sorprendidos por un colista que cuajó un excelente partido y tuteó a un desorientado quince vallisoletano que cerca estuvo de caer. Los madrileños, por su parte, cayeron en su visita a Hernani por un ajustado 15-14. Esta derrota de los hombres de Tiki Inchausti los deja a nueve puntos de los queseros y a ocho de los chamizos. Con 15 puntos por disputarse aún, resulta imposible recortar tanto. La primera plaza es cosas de los dos equipos de Valladolid.

Los queseros, para acabar primeros la liga regular, deben sumar, siempre cuando el SilverStorm haga pleno de puntos y sume los 15 que hay en juego, al menos catorce. Eso supone tres victorias, dos de ellas con bonus ofensivo. Sumaría catorce puntos. Si el Chami consigue los quince, supondría un empate a 92 puntos. Quedaría primero el Quesos por el average particular. Ganó el segundo derbi liguero por 20-0 y el Chami se impuso en el primero por 26-17.

La teoría dice que el VRAC depende de sí mismo para ser de nuevo ganador de la fase regular. Pero el calendario no es nada benigno con el actual líder de la Liga Heineken. Visita el próximo domingo Las Terrazas, el feudo del Alcobendas. Quiza el equipo madrileño esté más pensado en la final de la Copa del Rey del 27 de abril y eso beneficie a los intereses azulones. O quizá el equipo de Tiki Inchausti quiera mandar un mensaje de fortaleza ante la posibilidad de que los dos conjuntos se puedan cruzar en una hipotética semifinal.

Exigente última jornada

Después vendrá la visita a Pepe Rojo de un Aldro Energía Independiente que ha ido perdiendo fuelle con el paso de la competición, pero que, en otro mal día de los hombres de Merino, puede pintarle la cara a cualquiera. Sobre el papel es el partido más cómodo para los intereses del equipo azulón.

Para acabar la liga regular, otro hueso en el camino del VRAC: el Ampo Ordizia. Los vascos son cuartos en la clasificación, a 21 puntos del líder. Pero Altamira siempre es un campo complicado. Un buen equipo, una afición que empuja,... Una última jornada de máxima exigencia que obligará a las huestes vallisoletanas a mostrar su mejor cara.

Es verdad que el VRAC debe recuperar a jugadores básicos como Eaton, Dyer o Matoto, que no jugaron frente a Bizkaia Gernika. Va a necesitar de su mejor versión para defender con éxito la primera plaza. Puede hacerlo. Hay que recordar que al final de la segunda jornada era colista al encadenar dos derrotas. Pero, como Ave Fénix, resucitó hasta la primera plaza a base de trabajo y resultados.

En el otro equipo vallisoletano, El Salvador, después de tumbar al Barça a domicilio con una demostración de poderío, las cosas parecen menos complicadas. Este año, el fondo de armario del SilverStorm es la envidia de la categoría. Se trata de un plantel confeccionado para ganar títulos. El calendario en las tres jornadas que restan de competición regular le sonríe de manera clara y rotunda. Recibe al Complutense Cisneros, que no es rival de cuidado de hace unas campañas; viaja a Villajoyosa, donde puede dar la puntilla a La Vila, y acaba en Pepe Rojo frente a Hernani, otro de los equipos que pelea por salvar la categoría. Si se compara con los compromisos del vecino, parece muy factible que pueda conseguir los quince puntos que quedan en juego.

Pase lo que pase de aquí al segundo fin de semana de abril, todo apunta a que los dos equipos lograrán la clasificación directa para semifinales. Eso sí, queda por decidir el equipo que lo hará como primero y cuál como segundo. Estas tres jornadas resolverán la incógnita. El empate quesero ante Gernika ha abierto un puerta que hace unas jornadas parecía cerrada.