El SilverStorm completa la final vallisoletana

Victoria del SilverStorm El Salvador frente al Alcobendas./A. MINGUEZA
Victoria del SilverStorm El Salvador frente al Alcobendas. / A. MINGUEZA

Los chamizos, con un Katz infalible, sufrieron para derrotar a un poderoso Alcobendas (18-12)

Miguel Ángel Pindado
MIGUEL ÁNGEL PINDADO

Habrá final vallisoletana en el estadio Zorrilla. El SilverStorm El Salvador se impuso con muchos apuros a un Alcobendas que no llegó de invitado a Pepe Rojo y durante la primera mitad plantó cara e incluso dominó por momentos a los hombres de Juan Carlos Pérez. Tras el descanso, cambiaron por completo las tornas y el buen juego chamizo acabó por imponer su ley para estar el próximo sábado, 26, a las 18:00, en la final de Zorrilla.

18 Silverstorm El Salvador

Wozniack, Marrón, Alvarado, González Altés, Walker Fitton, Foulds, Nuñez, Mamea, Juan Ramos, Sam Katz, Alberto Díaz, Nuu Junior, Rust, Kacilala, Graaff. También jugaron Smintj, Serrano, Sánchez, Carter, de la Llana y Alaga.

12 Alcobendas

Ángel, Anaya, Pomponio, Cabrera, Pingica, Ramiro, Newton, Nava, Munila, Linklater, Londoño, Imo, Matoto, Jaime Mata, Mateu. También jugaron Fertu, Dacosta, Rado, Diego García, Martín y Chelaru

Marcador
0-3. Min. 9: Golpe de Linklater. 3-3. Min. 11: Golpe de Katz. 6-3- Min. 16: Golpe de Katz. 6-6. Min. 20: Drop de Mateu. 6-9. Min. 36: Golpe de Linklater. 9-9. Min. 54: Drop de Katz. 12-9. Min 61: Drop de Katz. 12-12. Min. 70: Golpe de Linklater. 15-12. Min. 73: Golpe de Katz. 18-12. Min. 80: Golpe de Katz.
Árbitro
Montoya. Amonestó a Londoño (min. 26), Graaff (min. 40) y Jaime Nava (min. 40)
Incidencias
Poco más de mil espectadores en Pepe Rojo.

El encuentro comenzó con una melé en la que el Alcobendas ofreció sus intenciones dominando y ganando la acción. Estaba claro desde el primer minuto que esta semifinal no iba a tener nada que ver con la del sábado donde el Quesos arrolló al Independiente. La igualdad en todas las jugadas era la tónica, sin que el SilverStorm fuese capaz de mover el oval mientras que la delantera del Alcobendas se imponía a los chamizos. En esta situación, con muy poco juego abierto y sin continuidad, los errores se iban a pagar muy caros en forma de golpes de castigo. Así llegó la primera ventaja madrileña, con un volteo que Linklater convirtió en el 0-3. Afortunadamente, Katz respondió inmediatamente con otro golpe devolviendo la igualdad al marcador. En una de las escasas jugadas de continuidad, Nuu Junior posó el oval en la línea de marca, pero el colegiado Montoya, muy discutido, señaló un previo golpe que Katz convirtió en el 6-3. El juego comenzaba a hacerse cada vez más brusco, con acciones merecedoras de tarjeta y decisiones discutidas que fueron calentando el ambiente, pese a que Montoya intentó frenarlo con una amonestación a Londoño. Ninguno de los dos equipos lograba imponer su juego y en otra acción de Rust que enfilaba bajo palos de nuevo Montoya consideró falta previa. Pero así como el Chami se acercó en varias ocasiones a la línea de marca madrileña, el Alcobendas aprovechó un espectacular drop de más de cuarenta metros de Mateu dio ventaja a los madrileños.

Contenidos relacionados

Los últimos minutos de la primera mitad fueron un compendio de agresiones, placajes a destiempos, marrullerías y una tangana final con Graaff amonestado junto con Jaime Nava. Era el reflejo de la tensión y en cierto modo la incapacidad del SilverStorm de imponer su juego en esos primeros cuarenta minutos.

La filipica de Juan Carlos Pérez en el descanso surtió efecto ya que el Chami salió al césped de Pepe Rojo con las ideas mucho más claras, jugando a la mano, dando continuidad a sus jugadas, evitando los parones y llevando el juego al campo madrileño. El Alcobendas se vio acorralado en su propio terreno de juego, incapaz de molestar o siquiera la posibilidad de hacer daño al SilverStorm. El ensayo rondó en varias ocasiones la línea de marca madrileña. El Chami buscaba la touche en la 22 madrileña para formar el maul, pero Alcobendas rehusaba a entrar a defenderlo para evitar el poderío del Chami en esta acción. Ante la insistencia del Chami, Katz apostó por el drop y en dos ocasiones casi consecutivas acertó a llevar el balón entre los palos y poner por delante al Chami (12-9). El dominio del juego era total por parte del Chami pero en una de las escasas acciones del Alcobendas, aprovechó un golpe desde el centro del campo para que Linklater devolviese la igualdad al marcador. Sin duda demasiado premio para tan poco esfuerzo ofensivo ya que se había dedicado a defender durante toda la segunda mitad. Quedaban diez minutos para el final del partido y todo volvía a estar como al principio, salvo por la superioridad del Chami.

Se merecía mejor premio el conjunto local y lo obtuvo otra vez de las botas del infalible Katz, conun nuevo golpe de castigo que, a falta de seis minutos ponía el marcador en un 15-12.

Puso el Alcobendas un poco de pimienta en los minutos finales, con el oval en su poder, pero la defensa del Chami les impidió pasar del centro del campo y forzando los errores madrileños hasta que un último golpe de castigo convertido por Katz daba por finalizado el encuentro y clasificaba al Chami para la final esperada contra el Quesos el próximo domingo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos