El SilverStorm acaba con la hegemonía del Quesos en la Supercopa

Los jugadores del SiverStorm celebran la Supercopa. /A. Mingueza
Los jugadores del SiverStorm celebran la Supercopa. / A. Mingueza

Los chamizos cometieron menos errores en una primera parte espléndida y una segunda plagada de errores

Miguel Ángel Pindado
MIGUEL ÁNGEL PINDADO

Comenzó el SilverStorm como un tiro. Su primer ataque, de tres minutos jugando a la mano, fijando a la defensa del Quesos, dio como resultado el primer ensayo de Nuu Junior, que además

transformó Rust en el primer ensayo. Era todo un compendio de intenciones del conjunto de Juan Carlos Pérez, que estaba dispuesto a repetir el éxito de la primera jornada en el derbi. Reaccionó el Quesos mostrando también su buen juego de ataque y forzando el primer golpe de castigo, que Gtriffiths prefirió enviar a palos para colocar el 3-7 y acercarse en el marcador. Pero era el SilverStorm El Salvador el que tenía las ideas más claras y sobre todo el que cometía menos errores. El Quesos se defendía con potencia, pero sin duda el ataque chamizo era mucho más sólido y forzaba a que el oval se mantuviese casi siempre en el campo quesero y rozando la línea de 22. La buena dirección de Pelayo Ramos a la hora de mover el oval, las fijaciones de Olajuwon y las penetraciones de Rust ponían en evidencia a la defensa quesera.

22 VRAC Quesos Entrepinares

Peysi, Miejimolle, Alberto Blanco, Stohr, Albertario, Basso, Gavidi, Paila, Eaton, Álvaro Ferrández, Castiglioni, Griffiths, Gimeno, Mateu y Wessel-Bell. También jugaron Brnes, Paco Blanco, Vélez, Calzón, Graham, De la Lastra, Ortiz y Pablo Gil.

24 SilverStorm El Salvador

Wozniack, Smith, Alvarado, Vïctor Sánchez, Walker Fitton, Foulds, Wainwright, Olajuwon, Pelayo Ramos, Rust, Tafili, Carter, Nuu Junior, Gonzalo Herreros, Tom Pearce. También jugaron: Del Hoyo, Manu Serrano, Jurado, Harmatiuk, Ecuaga, Juan Ramos, Nacho Escobar y Alberto Díaz.

Marcador:
0-7. Min. 3: Ensayo de Nuu Junior y transformación de Rust. 3-7. Min. 7: Golpe de castigo que pasa Griffiths. 3-10. Min. 10: Golpe que pasa Rust. 3-17. Min. 29: Rust ensaya y transforma. 10-17. Min. Alvar Gimeno ensaya y Griffiths pasa. 15-17. Min. 35: Eaton ensaya. 15-24. Min 38: Tafili ensaya y Rust transforma. 22-24. Min. 70: Gavidi ensaya y Ferrández transforma.
Árbitro:
Alfonso Mirat, con Montoya en el VAR. Amarilla a Guido Albertario (min. 44).
Incidencias:
Se guardó un minuto de silencio por Guillermo de Miguel Martín, jugador del SilverStorm EL Salvador Sub-16, fallecido en un trágico accidente. Sus compañeros de equipo junto con los jugadores del VRAC y el SilverStorm formaron en el terreno de juego durante el minuto de silencio.

Salvo unos minutos tras encajar el primer ensayo, el oval tuvo como dueño a El Salvador, lo que forzaba al Quesos a defenderse y cometer errores, además, las escasas ocasiones en la que los queseros atacaban, los propios errores provocaban peligrosos contragolpes. En uno de ellos, los de Juan Carlos Pérez llevaron el balón desde su línea de 22 a la línea de 22 quesera y desde ahí montaron un nuevo ataque que concluyó con un espléndido ensayo de Rust, tras magnífico pase de Pelayo (3-17). Era la media hora de juego, y la superioridad del Chami era evidente. Pero por algo el VRAC tiene seis títulos de la Supercopa en su haber. En apenas cinco minutos, el Quesos Entrepinares logró dos ensayos gracias a la espectacularidad de un Eaton sembrado en esos minutos, aprovechando la indecisión de la defensa chamiza. Así, en tres minutos el Quesos lograba reducir las diferencias a un 15-17 que parecía iba a cerrar el primer tiempo.

Pero en un partido de tanta igualdad y máxima rivalidad, cualquier error se paga especialmente caro. Una patada bloqueada a Eaton dejó el oval en manos de Tafili, que entró como una exhalación pegado a la banda en una carrera de 40 metros que pilló completamente desconectada a la defensa quesera. Así, un 15-24 despedía los primeros 40 minutos con un marcador especialmente atractivo para el espectador.

A. Mingueza

Comenzó la segunda parte con muchos nervios por parte de ambos conjuntos y errores casi infantiles en ambos bandos. Y uno de ellos fue el enésimo fuera de juego de Albertario, que fue sancionado con tarjeta amarilla y dejó al Quesos en inferioridad. No supo aprovecharlo el Chami, que dispuso de un par de ocasiones en la línea de 22, pero que fueron infructuosas por propias violaciones del reglamento. Aguantó el Quesos el hecho de jugar con 14 pero habían pasado ya veinte minutos y apenas había conseguido llegar al campo rival. Diego Merino cambió su primera línea buscando mayor efectividad y potencia para intentar romper el dominio chamizo y recuperar el balón. El partido había entrado en una fase en la que ninguno de los quería encajar puntos más que buscar la línea de marca rival. El juego se desarrollaba en el centro del campo, con un desgaste de ambas delanteras. Un placaje alto de Pelayo Ramos obligó al colegiado Mirat a mostrarle la roja dejando al Chami en inferioridad y sin su medio melé, que además estaba haciendo un excelente trabajo de dirección de su equipo. Tampoco supo aprovecharlo el Quesos, que desperdició un par de golpe de castigo con un poco inspirado Griffiths de cara a palos. Así, el marcador se mantenía inalterable con los nueve puntos de ventaja para los chamizos. La lesión momentánea de Nuu Junior dejó al Chami con trece hombres y, a pesar de los errores, el Quesos lo aprovechó para que Gavidi anotara un ensayo que esta vez Ferrández transformó en el 22-24 a falta de ocho minutos para el final. La emoción subió al máximo en los últimos 10 minutos. Ahí el Chami fue mucho más efectivo queun Quesos demasiado ansioso por anotar y que cometió errores infantiles cuando tuvo la posesión. Los de Juan Carlos mantuvieron el tipo en inferioridad, metieron al Quesos en su línea de 22 mientras el tiempo transcurría a su favor. Y en los últimos minutos, los fallos garrafales por parte de ambos conjuntos pusieron la tensión por las nubes pero ya el marcador no se movió y el SilverStorm logró el título de la Supercopa de España.